En directo
    Europa
    URL corto
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)
    0 0 0
    Síguenos en

    En el segundo día de la reunión informal de titulares de Exteriores de la Unión Europea (UE) en Riga, los ministros abordaron el aumento de la misión de la OSCE en Ucrania y la prórroga de las sanciones contra Rusia.

    El ministro de Asuntos Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, declaró que los bandos en conflicto en Ucrania deben conceder pleno acceso a los observadores, es la primera exigencia de la UE y la OSCE.

    "La primera exigencia de la OSCE y la UE consiste en que los bandos en conflicto garanticen el libre acceso a los que efectúan el control", indicó.

    Por su parte, el canciller de Lituania, Linas Linkevicius, apuntó que el aumento del número de los observadores de la OSCE en Ucrania podría mejorar la situación pero sería insuficiente para superar la crisis.

    "Aumentar el número de los observadores es una medida que va en buena dirección pero no permitirá resolver los problemas presentes", aseguró.

    Subrayó que en ese caso la situación "mejoraría pero la medida no sería suficiente porque los principales problemas no están resueltos, incluido el libre acceso de los observadores a la frontera y las zonas de conflicto". 

    Señaló que la UE, además de las sanciones impuestas, podría también aislar políticamente a Rusia para aumentar la presión y ayudar a la resolución de la crisis en Ucrania.

    "Hay varias herramientas, el aislamiento político también podría aplicarse; no me refiero a cortar todos los canales pero esa señal podría ejercer una influencia positiva sobre la situación", destacó.

    Linkevicius indicó también que la prórroga automática de las sanciones contra Rusia, que expiran a finales de julio, de momento no figura en la agenda.

    Mientras, el ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, aseguró que Italia prioriza el aumento del número de los observadores de la OSCE en Ucrania y se opone a la prolongación de las sanciones antirrusas.

    "La postura de Italia consiste en que existen los frágiles acuerdos de Minsk y se necesario de cualquier modo reforzar el papel de la misión de control, es lo principal; la presión de las sanciones es útil pero de momento no debemos considerar su prórroga automática", dijo en el segundo día de la reunión informal de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) en Riga.

    Su homólogo de Luxemburgo, Jean Asselborn, indicó que las sanciones seguirán vigentes pero podrían aliviarse si hay avances en Ucrania.

    "Debemos intentar pensar que si nos movemos en buena dirección en el este de Ucrania, deberemos considerar retroceder en las sanciones", recalcó.

    A la vez, la ministra sueca de Exteriores, Margot Wallström, dijo que Suecia insta a prolongar las sanciones contra Rusia antes de los finales de 2015 y considera que esta decisión se tome en la cumbre de la UE que se celebrará el 19 y el 20 de marzo.

    "Nos pronunciamos por tomar antes esta decisión que debe incluirse en la agenda del Consejo de la UE", dijo.

    Subrayó que las autoridades suecas está a favor de prolongar las sanciones durante la cumbre de marzo.

    "Preferimos que la decisión se tome en este momento, es mejor hacerlo antes que después", dijo la ministra al agregar que lo más importante para los países europeos es "permanecer unidos".

    La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, subrayó que la situación en Ucrania está mejorando.

    "La situación en el este de Ucrania hoy en día es mejor que hace un mes; no es buena, no tenemos ilusiones, pero es mejor que el 12 de febrero (fecha cuando se firmaron los acuerdos de Minsk)", realzó.

    Recalcó que es necesario hacer todo lo posible para que las partes cumplan los compromisos adoptados.

    También realzó que la UE no permitirá que la involucren en una confrontación dentro de Europa o fuera de ella.

    "La UE hoy en día es muy realista en sus estimaciones sobre el desarrollo de los acontecimientos en Rusia; nunca caeremos en la trampa, no se puede obligarnos por la fuerza a participar en una confrontación", destacó.

    Por su parte, el ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, indicó que la UE no dejará sus esfuerzos para conseguir la implementación de los acuerdos.

    "Estamos agradecidos por el hecho de que la situación en Ucrania se estabilizó en parte, la violencia se redujo considerablemente al igual que las infracciones del alto el fuego; pero comparto la opinión de muchos que declaran que de momento estamos solo en el camino de la normalización", recalcó.

    Afirmó que la información de las fuentes europeas sobre la situación de Ucrania no coincide en todo con las declaraciones de la OTAN o EEUU.

    "Las declaraciones que hacen nuestras fuentes no coinciden en su totalidad con las de la OTAN y EEUU", indicó al finalizar la reunión informal de titulares de Exteriores de la UE en Riga en reacción a un artículo publicado por Der Spiegel donde se afirma que los estadounidenses "intentan obstruir los esfuerzos de mediar de los europeos encabezados por Merkel".

    Señaló a la vez que "no estamos interesados en que esta situación origine la incomprensión" y aseguró que tiene la intención de abordar el tema con su homólogo estadounidense, John Kerry.

    Anunció que los ministros de Exteriores de la UE que abordaron las sanciones contra Rusia difieren en cuanto a la necesidad de ampliarlas.

    Subrayó que Alemania estima que el futuro de las sanciones debe estar relacionado con el cumplimiento de los acuerdos de Minsk y recalcó que de momento es pronto hablar de su prórroga.

    El viernes, Mogherini señaló que la UE considera la posibilidad de aumentar el número de los observadores de la OSCE y está dispuesta a proporcionar a la misión más colaboradores.

    Entretanto, el secretario general de la OSCE, Lamberto Zannier, dijo que el Consejo Permanente de la entidad podría aprobar la semana próxima una prórroga del mandato de la Misión Especial de Observación en Ucrania.

    El conflicto armado en el este de Ucrania ha causado, según la ONU, más de 6.000 muertos y al menos 14.800 heridos en poco menos de un año, pero en los últimos días se está afianzando el armisticio pactado en Minsk el pasado 12 de febrero.

    A raíz de la crisis en Ucrania empeoraron las relaciones entre Moscú y Occidente.

    EEUU y la UE que acusan a Rusia de estar involucrada en el conflicto aprobaron varios paquetes de sanciones contra Moscú que afectan tanto a particulares como a empresas concretas y a sectores enteros de la economía rusa.

    En respuesta, Rusia embargó la importación de productos agrícolas procedentes de los países que le impusieron sanciones, incluida la Unión Europa.

    Tema:
    Sanciones de Occidente contra Rusia (745)

    Además:

    Situación en Donbás (primavera de 2015)
    EEUU y la UE no excluyen nuevas sanciones a Rusia si se infringen los acuerdos de Minsk II
    Ucrania aumenta de 184.000 a 250.000 el número de efectivos de sus Fuerzas Armadas
    La OSCE, dispuesta a dar acceso a su sistema de comunicación a los bandos de Donbás
    Etiquetas:
    sanciones, OSCE, UE, Jean Asselborn, Lamberto Zannier, Linas Linkevicius, Didier Reynders, Paolo Gentiloni, Ucrania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook