En directo
    Europa
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha prometido seguir atendiendo a enfermos y ancianos, lo que tuvo que hacer durante los últimos 10 meses por la condena por fraude fiscal dictada por un tribunal de Milán.

    "El tiempo que pasé con los enfermos, los voluntarios, el personal sanitario y médico ha sido una experiencia conmovedora y una pausa de serenidad, por eso estoy decidido a seguir haciéndolo", declaró este viernes el político de 78 años, terminada la última jornada de su trabajo social en un centro de la fundación Sagrada Familia, en la localidad de Cesano Boscone, cerca de Milán.

    El ex primer ministro fue condenado el 9 de mayo de 2014 a trabajos sociales en una sustitución a los cuatro años de prisión que debía cumplir por el delito de fraude fiscal cometido en el grupo Mediaset de que fue propietario.

    De acuerdo con la ley de indulto, considerada la edad de 77 años de Berlusconi, la condena se redujo a 1 año y después se sustituyó por trabajo social. Como resultado, el político pasó menos de una semana en el hogar de ancianos en total.

    Pero el fin del trabajo social no significa el fin de la persecución judicial contra Berlusconi. Se espera que el 10 de marzo el Tribunal Supremo de Italia dicte el fallo definitivo sobre el escandaloso "caso Ruby", sobrenombre por el que se conoce a la marroquí Karima El Marough, quien al mantener relación con Berlusconi tenía 17 años.

    La fiscalía sigue investigando este asunto por posible "abuso de poder e incitación a la prostitución".

    Además:

    El Senado italiano expulsa a Berlusconi
    Un tribunal determina que Berlusconi tuvo sexo con una menor
    La Corte Suprema de Italia confirma la condena contra Berlusconi en el caso Mediaset
    Siete años de cárcel contra Berlusconi en el juicio del ‘caso Ruby’
    Etiquetas:
    Silvio Berlusconi, Cesano Boscone, Milán, Karima El Mahroug
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook