En directo
    Situación en Ucrania

    Un año después del cambio de gobierno en Ucrania crece la pobreza y la criminalidad

    © AP Photo / Efrem Lukatsky
    Europa
    URL corto
    0 0 0

    Desde el cambio de gobierno ocurrido en febrero del año pasado, Ucrania registra no solo una grave crisis social y económica sino también un aumento de la criminalidad.

    Según los sondeos, más de la mitad de los ucranianos temen una suspensión de pagos y una ulterior agravación de la situación.

    La encuesta de Research & Branding Group señala que el 89% de la población se siente afectada por la crisis económica y el 60% afirma que sus ingresos se han reducido.

    Mientras, la moneda ucraniana, la hryvna, se despreció tres veces pese a los intentos del Banco Central de parar la desvalorización limitando la compraventa de las divisas.

    Paralelamente, se ha acelerado, de un 0,5% en 2013 a 24,9%, la inflación.

    Según datos oficiales, los precios de los alimentos y las bebidas no alcohólicas crecieron un 25% en un año; en el caso de la fruta y los cereales el incremento se situó entre el 56% y el 77%.

    También aumentaron los servicios médicos (entre el 17% y el 30%), el transporte (42%), y las tarifas de agua, luz y gas (34,3%).

    Las autoridades congelaron los sueldos y las pensiones y recortaron varios programas sociales.

    Los impagos a los funcionarios, sobre todo en la regiones del este del país, alcanzaron 2.400 millones de hryvnas, o 96 millones de dólares.

    Actualmente, el salario medio en Ucrania es de 140 dólares y la Organización Internacional del Trabajo estima que el desempleo en Ucrania en los nueve primeros meses de 2014 se situó en el 9,3%.

    Según los expertos, los precios seguirán creciendo en 2015 y la inflación se mantendrá en un 25%.

    Además, de acuerdo con el programa de ayuda del FMI las autoridades deberán subir las tarifas de gas en un 280% y de calefacción, en un 66%.

    La situación es aún peor en el Este del país, en las provincias de Donetsk y Lugansk.

    Aunque Kiev no lo reconoce oficialmente, de hecho, se trata de una catástrofe humanitaria, producida por los interminables ataques artilleros, los cortes de luz, agua y calefacción que en algunas localidades duran semanas y las carencias de alimentos.

    La ONU calcula que en la zona de conflicto permanecen unas 5 millones de personas.

    Desde el comienzo del conflicto armado ha habido más de 5.600 muertes y 13.400 heridos.

    Ucrania afronta asimismo un aumento de la criminalidad.

    Según la Fiscalía General, en 2014 en país se cometieron más de un millón de delitos.

    La situación se agrava por el incremento del tráfico ilegal de armas.

    El ministro del Interior, Arsén Avákov, estima que el año pasado el número de crímenes a mano armada creció un 20%.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    El Ministerio de Desarrollo Económico ucraniano augura la caída del PIB en un 5,5% en 2015
    La crisis política y económica de Ucrania es la causa de la violencia en Donbás
    Crisis en Ucrania amenaza a la economía global
    Europa no puede enderezar la economía ucraniana sin la participación de Rusia, asegura experto