19:24 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Los líderes de Rusia, Alemania y Francia en la cumbre de MinskLos líderes de Francia, Rusia, Alemania y Ucrania en la cumbre de Minsk

    Moscú se compromete a ser garante de los recientes acuerdos de Minsk

    © Sputnik / Nikolai Lazarenko © AP Photo / BelTA, Andrei Stasevich
    1 / 2
    Europa
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Todos los acuerdos de la reciente cumbre cuatripartita de Minsk deben ser cumplidos, y Rusia está dispuesta a ofrecerse como garante de ese proceso, declaró el secretario de prensa del presidente ruso, Dmitri Peskov.

    "Rusia se presenta como garante, país que hace un llamado, aunque sin lugar a dudas, representa una parte a la que no le corresponde tomar medidas", explicó Peskov en entrevista a RIA Novosti.

    Este jueves, los líderes de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia discutieron durante un tiempo récord de cerca de 16 horas los puntos de un acuerdo para el arreglo de la crisis en Ucrania.

    Posteriormente avalaron las medidas elaboradas por el Grupo de Contacto Tripartito para asegurar el cumplimiento de los anteriores acuerdos de Minsk, en particular, un cese al fuego total e inmediato que deberá comenzar el 15 de febrero, y la retirada de armas pesadas a una distancia segura que comenzaría dos días después del armisticio para concluir en 14 días.

    En el transcurso del año Ucrania deberá llevar a cabo una reforma constitucional.

    Los acuerdos también prevén "el restablecimiento total de las relaciones socio-económicas" en Donbás incluyendo los pagos de las pensiones y otros.

    Garante, pero no participante

    Rusia ha declarado en múltiples ocasiones que no participa en el conflicto ucraniano, pese a la insistencia de Ucrania y Occidente. Sin embargo, expresó su disposición a colaborar con la solución pacífica del conflicto en Donbás mientras se garanticen los derechos y los intereses legítimos de los habitantes de esas regiones.

    "Rusia es un país invitado por ambas partes del conflicto; es un país que llamó a estas partes a firmar un paquete de medidas que garanticen el cumplimiento de los acuerdos de Minsk", señaló el secretario de prensa del presidente ruso.

    Sin embargo, el representante del Kremlin explicó que no corresponde a Rusia ejecutar estas medidas.

    "Físicamente no estamos en condiciones de hacerlo, porque Rusia no participa en este conflicto", indicó Peskov.

    En la víspera, la canciller de Alemania, Angela Merkel, declaró que la UE no excluye la implementación de nuevas sanciones respecto a Rusia si "surgen dificultades" con el cumplimiento de los nuevos acuerdos de Minsk.

    Varios miembros de la UE, que mantienen las sanciones puntuales contra Rusia, se sumaron a estas advertencias, pero pospusieron la implementación de nuevas.

    Inicialmente EEUU, la UE y otros países aplicaron sanciones contra Rusia tras la integración de Crimea.

    Luego, a medida de que el conflicto en Donbás se fue agudizando, se implementó un paquete de sanciones sectoriales.

    A modo de respuesta, Rusia limitó la importación de productos comestibles procedentes de dichos países.

    El plan debe ser cumplido

    El secretario de prensa del Kremlin expresó su esperanza de que todos los puntos del plan propuesto en Minsk se cumplan.

    "Todo lo que está escrito en el plan debe ser cumplido", señaló Peskov.

    La bolsa de Debáltsevo
    © REUTERS / Maxim Shemetov
    Todas las instrucciones correspondientes han sido dadas, explicó, al señalar que los líderes de Ucrania y Rusia ordenaron a sus expertos militares valorar la situación en Debáltsevo, para definir qué es lo que sucede allá en realidad.

    Anteriormente Putin informó que las autoridades ucranianas consideran crítica la situación de sus formaciones militares en Debáltsevo.

    A diferencia de los milicianos, los representantes ucranianos consideran que no existe ningún cerco en la regió.

    El presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, expresó el viernes sus dudas respecto al cumplimiento de los acuerdos.

    "No existe una seguridad firme de que las propuestas pacíficas firmadas en Minsk sean cumplidas", aseguró.

    Por su parte, el representante de la República Popular de Donetsk, Andrei Purguín, declaró que algunos puntos del acuerdo de Minsk no corresponden por completo a las expectativas de los milicianos, pero ambas partes hicieron concesiones con el objetivo de lograr un compromiso.

    Purguín señaló el carácter estricto y consecuente de los acuerdos y subrayó que "el incumplimiento de un punto descarta la posibilidad de conversar del siguiente".

    Con anterioridad los expertos señalaron que precisamente el presidente de Ucrania sería el que se vería ante dificultades a la hora de cumplir con dichos acuerdos, ya que necesitará el apoyo del Parlamento.

    "Cuando el presidente Poroshenko lleve este documento a Ucrania, le resultará muy difícil llevar a cabo los cambios en la constitución, lograr que los parlamentarios acepten las elecciones independientes en Donetsk y Lugansk y que los separatistas puedan formar milicias en esta región", declaró a RIA Novosti el subdirector del Instituto Kennan en Washington, William Pomeranz.

    "Son problemas muy complejos para el señor Poroshenko; si logra convencer al pueblo, a los parlamentarios, entonces tendrá tiempo para implementar las reformas políticas y económicas", declaró.

    Por su parte, el director del Centro de Coyunturas Políticas, Alexéi Chesnakov, califica de "victoria diplomática de la RPD y RPL" estos acuerdos complejos para Kiev.

    "El mayor logro de las conversaciones de ayer en Minsk consiste en que Rusia y los principales países de la UE obligaron a Ucrania a establecer un diálogo directo con la RPD y la RPL, cosa que Kiev evitó por todos los medios", declaró el politólogo.

    Los acuerdos del 12 de febrero fijan directamente la necesidad de que las autoridades de Ucrania lleven a cabo cambios en la Constitución, implemente una ley sobre las elecciones locales y sobre las fronteras, conjuntamente con los representantes de ambas repúblicas.

    Sávchenko a la espera del juicios

    El representante del Kremlin confirmó nuevamente la postura de Moscú respecto al destino de la piloto ucraniana Nadezhda Sávchenko, la cual se encuentra detenida en Rusia desde el pasado verano, acusada de complicidad en el asesinato de dos periodistas de VGTRK en Donbás.

    Con anterioridad el presidente de Ucrania Petró Poroshenko declaró que durante las conversaciones de Minsk las partes llegaron a un acuerdo sobre la pronta liberación de Sávchenko.

    "Como tal el tema de Sávchenko no se discutió, aunque sin lugar a dudas, la parte ucraniana la mencionó, a lo cual el presidente respondió con el argumento expresado en múltiples ocasiones de que en el caso concreto está sometida a procedimientos de instrucción, y su inocencia o culpabilidad será establecida por un órgano jurídico", declaró Peskov.

    En las elecciones parlamentarias de octubre en Ucrania, Sávchenko fue elegida como diputado de la Rada Suprema por el partido Batkivschina, así como miembro de la delegación de la Rada en la PACE.

    En Rusia le amenaza una larga condena.

    Sávchenko niega categóricamente su culpa y exige su retorno a la patria.

    Los Mistrales, en Francia

    Los líderes de Rusia, Francia, Ucrania y Alemania en la cumbre de Minsk
    © REUTERS / Valentyn Ogirenko
    Presidente de Rusia, Vladímir Putin y presidente de Francia, François Hollande en la cumbre de Minsk

    Los encuentros de los presidentes de Francia y Rusia en Minsk sacó a flote el problema que ensombrece las relaciones entre los dos países en el transcurso de los últimos meses, la entrega de los portahelicópteros Mistral.

    Los buques, pagados ya por Rusia, son rehenes de la política de París, que bajo una fuerte presión de EEUU vinculó su entrega al arreglo del conflicto en Ucrania.

    Tras la cumbre en Minsk el líder de Francia, François Hollande, declaró que las condiciones para la entrega del primer Mistral a Rusia todavía no se cumplen.

    Por su parte, Peskov señaló que el tema de la entrega de los Mistrales a Rusia no se discutió en la cumbre de Minsk y subrayó que la posición de Moscú no ha cambiado.

    "Nuestra posición ha sido expresada en múltiples ocasiones", expresó.

    El contrato de construcción y entrega de los dos portahelicópteros Mistral fue firmado por la compañía francesa DCNS y Rosoboronexport en 2011.

    Francia debía entregar el primer Mistral el año pasado, pero no cumplió con sus compromisos apelando a la situación en Ucrania.

    Rusia parte de la postura "o el barco, o el dinero", y en caso de que se incumplan estas condiciones, considera la posibilidad de presentar una demanda a los tribunales.

     

    Etiquetas:
    Mistral, República Popular de Lugansk (RPL), República Popular de Donetsk (RPD), Nadezhda Sávchenko, Petró Poroshenko, Andréi Purguín, Dmitri Peskov, Debáltsevo, Rusia, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik