En directo
    Europa
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Las negociaciones en Irlanda del Norte se suspendieron la mañana de este viernes sin un acuerdo entre los cinco principales partidos de la provincia británica.

    La participación directa en el proceso de los primeros ministros de Reino Unido e Irlanda, David Cameron y Enda Kenny, que se trasladaron a Belfast el jueves, no ha dado el impulso suficiente para salvar las diferencias entre los líderes unionistas y republicanos.

    "Un acuerdo es todavía posible, pero se necesita más progreso", aceptó Cameron antes de regresar a Londres.

    "Se ha realizado un buen trabajo, pero no hemos llegado a un acuerdo político", señaló Kenny en una conferencia de prensa conjunta con su homólogo británico en el exterior del parlamento de Stormont, a las afueras de Belfast.

    El líder conservador de Reino Unido indicó que falta "trabajar seriamente para asegurar un plan presupuestario sostenible" en Irlanda del Norte.

    "No bastan palabras en un documento para obtener dinero del contribuyente", advirtió Cameron, visiblemente frustrado de dedicar "diez horas" a una negociación que ha resultado en fracaso.

    De acuerdo con el primer ministro, los partidos norirlandeses reclaman ayudas del fisco británico de 1.000 millones de libras (unos 1.200 millones de euros) que Londres no está dispuesto a comprometer sin recíprocas contrapartidas.

    La labor del autogobierno norirlandés está estancada desde hace meses en materia fiscal, con las arcas públicas al borde de la quiebra.

    En octubre, el Ejecutivo de Belfast pidió al Tesoro británico un préstamo excepcional de 100 millones de libras (unos 120 millones de euros) para hacer frente a sus pagos.

    Pero Londres condiciona su ayuda a la aplicación en la provincia de los recortes en Seguridad Social, que el gobierno liderado por los conservadores ha introducido como punto esencial en su política de austeridad.

    Sinn Fein se opone a los recortes sociales en esta región de Reino Unido con una dependencia en el sector público más acusada que en el resto del país.

    "La asistencia financiera está sobre la mesa si los partidos llegan a un acuerdo sostenible", aseguró Cameron esta mañana.

    Además de las diferencias en el capítulo presupuestario, unionistas y republicanos difieren respecto a los llamados ´legados de la violencia´, sobre identidad y culturas tradicionales, víctimas y reconciliación.

    Además:

    Cameron y su homólogo irlandés viajan a Belfast para evitar colapso de gobierno autonómico
    Irlanda pide la apertura de un caso de tortura contra Reino Unido
    Etiquetas:
    Enda Kenny, David Cameron, Belfast, Irlanda
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook