En directo
    España
    URL corto
    Por
    España, colapsada por el temporal de frío (51)
    0 92
    Síguenos en

    Unas 4.500 personas, entre ellos 1.800 niños, viven sin electricidad desde hace tres meses en la Cañada Real, el barrio más pobre de Madrid. La ola de frío extrema que vive España hace peligrar la vida de estos pobladores.

    Sin luz, sin calefacción y atrapados entre la nieve. Así han vivido los pobladores de la Cañada Real el mayor temporal que ha vivido España en los últimos 50 años, con nevadas históricas y con temperaturas que amenazan con llegar esta semana hasta los 10 grados bajo cero.

    "Llevamos tres meses sin luz. Ya antes la situación era insostenible porque estamos en medio de una pandemia sin luz, pero ahora, con la nevada y el frío, la situación es crítica. Estamos completamente aislados, las personas se están quedando sin comida, sin gas butano ni leña para poder calentarse. Hay familias que con el frío tampoco tienen ahora mismo ni agua porque se les congelan las tuberías. La situación es crítica".

    "Ya hay dos bebés hospitalizados por hipotermia, los niños se están enfermando. No entendemos qué más tiene que pasar para que nos devuelvan la luz", denuncia Yasmín, una española de 19 años, de origen marroquí, cuya familia se trasladó a este asentamiento en el año 2007 tras la crisis económica que vivió el país.

    La empresa española, Naturgy Energy Group, asegura que ellos nunca han cortado el suministro eléctrico ni han instalado limitadores de potencia en la Cañada Real. Sostienen que el suministro se ha visto interrumpido "a consecuencia de elevadas sobrecargas en la red que provocan la actuación automática de las protecciones de los propios equipos". Además, señalan que de toda la zona solo hay "cuatro clientes debidamente dados de alta en UFD" (la distribuidora eléctrica de Naturgy).

    "A Naturgy le pedimos que nos pongan contadores de luz para ver en qué casas se producen estas sobrecargas, que nos emitan facturas eléctricas para poder pagar la luz y que vengan técnicos de electricidad para ver dónde están esas supuestas sobrecargas. Si las compañías eléctricas no son suficientemente competentes para administrar luz eléctrica a miles de familias, entonces que la Comunidad de Madrid y la Delegación de Gobierno se coordinen y traigan generadores a la Cañada Real porque no puede ser que estén miles de familias sin luz eléctrica en estas condiciones. Ya son 100 días sin luz", insiste Yasmín.

    ​Desde la Comunidad de Madrid han asegurado que los cortes de luz se deben a las sobrecargas eléctricas que provocan mafias dedicadas a cultivar plantas ilícitas en este lugar.

    "Una cosa es criminalizar la pobreza, algo que nosotros no hacemos, y otra cosa es democratizar la delincuencia (…) Ahora han proliferado plantaciones masivas de marihuana que es lo que está provocando esos cortes del suministro, afectando así a muchas familias, pero si para ustedes Otegui es un hombre de paz, pues probablemente estos delincuentes serán ingenieros agrónomos que están haciendo algún tipo de estudio allí en la Cañada Real", respondió en diciembre la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, del Partido Popular, a una pregunta de una diputada de Podemos.

    ¿Soluciones a la vista?

    Desde la vicepresidencia segunda del Gobierno central han pedido a la Comunidad de Madrid que solicite con urgencia la actuación de la Unidad Militar de Emergencia (UME) para que se suministre electricidad a las familias del mayor barrio pobre de Europa, una petición que hasta el momento no se ha realizado.

    "En teoría, el Gobierno no puede intervenir, salvo que hubiera un decreto como el que se hizo con el estado de alarma, autorizado por el Parlamento, para que, de alguna manera, suspenda las competencias de la Comunidad de Madrid. Es que es grave, porque si Díaz Ayuso solicitara a la UME la actuación, que ahora mismo está interviniendo en Madrid por las nevadas, se podría ayudar. Si ahora mismo la Comunidad de Madrid le dice a la UME que ponga generadores en la Cañada, esta tarde o mañana, habría generadores eléctricos en la Cañada. Es una decisión política, ni siquiera es un problema técnico", explica el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, del partido Izquierda Unida.

    Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid, regido por el Partido Popular y Ciudadanos, ha propuesto realojar a los pobladores en una fábrica.

    "La supuesta solución que nos han dado es vergonzosa. En primer lugar, somos 4.500 personas y se ha habilitado un espacio en el que no caben ni 300 camas. Se nos olvida que estamos en medio de una pandemia, que tenemos ancianos, personas enfermas, bebés, niños. ¿Cómo pretenden que 4.500 personas entren en ese espacio tan diminuto? Es más vergonzoso aún que tengan camas vacías y que existan personas en Madrid durmiendo en las calles con este frío, y nosotros, que tenemos hogares y tenemos camas, no tengamos servicio eléctrico, que es lo que estamos pidiendo, no camas", reclama Yasmín.

    ​​Para el alcalde de Rivas-Vaciamadrid, la solución está en manos del Gobierno regional y de la empresa Naturgy, con quien se ha comunicado, sin obtener todavía una respuesta satisfactoria.

    "¿Cuál es la propuesta que hacemos nosotros como Ayuntamiento? Separemos el grano de la paja. Separemos a los posibles delincuentes de las familias. ¿Y qué le hemos dicho a Naturgy? Desconecte usted los que están consumiendo tanta luz para las posibles plantaciones de marihuana, desconecte usted de su torreta a esta gente, porque la torreta es de Naturgy. Si tú mañana te conectas a la luz de tu vecino, tu vecino llama a Naturgy y ella te desconecta de inmediato, no hace falta que venga un juez o la policía, y encima te denunciarían por fraude eléctrico. Pero en este caso no se ha hecho nada, por lo tanto, los delincuentes siguen creciendo", explica Del Cura.

    "Yo le he pasado a Naturgy hasta los puntos que tiene que desenganchar para que tenga luz el resto del sector. Ahora mismo podría haber 400 familias con luz si desengancharan dos o tres puntos donde tenemos serios indicios de que hay un consumo abusivo. Si, además, en esos sitios hubiera un problema con esas familias nosotros vamos a realojar y atender a esas familias, pero no puede ser que se queden todos sin luz porque unos pocos están haciendo un uso abusivo", insiste Del Cura.

    "Nuevas excusas"

    Ante esta propuesta del alcalde de Rivas-Vaciamadrid, la empresa Naturgy respondió y dijo que introdujeron una denuncia en el juzgado de Arganda del Rey para que se identifique a "los autores de esas conductas presuntamente delictivas" y que, una vez comprobadas estas acciones delictivas, se realizarán las desconexiones. Del Cura alerta que este procedimiento podría tardar meses, un tiempo que no podrían soportar los pobladores de la Cañada Real.

    "Cada vez que le buscamos una solución, Naturgy pone un nuevo problema. Escudarse en la droga para cortar el suministro a cientos de familias es algo que raya lo criminal", denuncia Del Cura. A su juicio, solo hay dos explicaciones posibles ante esta "nueva excusa" de Naturgy."Una, que no sea cierto que no hayan cortado el suministro y teman que se descubra que, si se desconectan los puntos sospechosos de actividades ilícitas, no vuelva la luz. Otra, que como Naturgy no está cobrando esa luz, estén utilizando todo esto para alargar la solución y así extorsionar a las administraciones con las familias como rehenes para hacer caja en el futuro. La única verdad de todo esto es que, si Naturgy quiere, las familias de la Cañada pueden recuperar la luz hoy mismo. Recordemos que estamos ante unas temperaturas mínimas históricas. No valen más excusas".

    Los pobladores de la Cañada alertan que, de no actuarse de inmediato podrían morir congelados. Por su parte, la Comunidad de Madrid y Naturgy entregaron 120 bombonas de butano y 100 estufas de gas a las familias de este asentamiento, un ofrecimiento que no fue bien recibido porque, según denuncian los vecinos, no soluciona el drama que viven.

    ​​"Yo pienso que se está especulando con la tierra de la Cañada Real y que quieren echarnos de aquí para poder venderlo", opina Yasmín.

    "Que no se nos olvide que esta es la mayor bolsa de pobreza y exclusión social de Europa pegado, a 12 kilómetros, de la Puerta del Sol, la única capital de Europa que tiene una bolsa de exclusión social como esta, siendo España la cuarta economía del euro. Es una absoluta vergüenza internacional".

    Yo estoy acreditando como administración, por escrito, formalmente, quién tiene la responsabilidad y a quién se le exigió, cómo y cuándo la restitución del servicio eléctrico. Quienes no lo hagan tendrán que dar muchas explicaciones si ocurre una desgracia", advierte Del Cura.

    ¿Aporofobia?

    Sobre la situación en la Cañada Real se ha pronunciado el Defensor del Pueblo, Amnistía Internacional, el Alto Comisionado de Derechos Humanos (Acnudh), Save The Children, entre otros. Todos instan a las autoridades a resolver de inmediato la crítica situación que viven estos seres humanos y evitar acusaciones que podrían ser calificadas de aporofobia (fobia a la pobreza).

    "Ayuso no ha venido en ningún momento a conocer a las familias de la Cañada. La invito a que venga para que vea que hay muchas más familias de las que ella piensa que son honradas, trabajadoras. Mi padre lleva más de 15 años cotizando, lo que pasa es que estamos en una situación muy vulnerable que nos obliga a vivir aquí. Pero no todos somos delincuentes, no todos estamos vinculados con la droga y, si somos delincuentes, que nos lleve ante un juzgado, pero lo que no puede hacer es dejar a miles de familias sin luz porque ella considere o crea que nosotros somos delincuentes", reclama Yasmín.

    "Por ser pobres no se nos está ayudando y se nos está dando la espalda. Si hubiera sucedido esto en cualquier otro barrio de Madrid ya se hubiera solucionado, pero como estamos en una situación tan vulnerable se piensan que están en el derecho de clasificarnos como desecho de la sociedad y dejarnos sin luz. Es inhumano", denuncia Yasmín.
    Tema:
    España, colapsada por el temporal de frío (51)
    Etiquetas:
    derechos humanos, electricidad, viviendas, pobreza, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook