En directo
    España
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — España registró en las últimas 24 horas un total de 23.700 contagios por coronavirus (el peor dato diario de los últimos dos meses) a los que se suman 352 nuevos fallecimientos.

    "En España hasta el momento se ha notificado un total de 1.958.844 casos confirmados del COVID-19 y 51.078 fallecidos", resume el informe de situación publicado este martes por el Ministerio de Sanidad.

    La incidencia acumulada del virus (los casos por cada 100.000 habitantes en 14 días) volvió a crecer durante la última jornada y se sitúa ya en 296 para el conjunto del país, afianzándose por encima del umbral de 250 que el Gobierno utiliza para declarar un "escenario de riesgo".

    La región con una mayor incidencia es Extremadura (638), seguida de Baleares (530), Madrid (407), Castilla-La Mancha (382) y Cataluña (373).

    El aumento de la transmisión del virus en las últimas jornadas se traduce a su vez en una mayor presión para el sistema de salud.

    Según los datos reportados este 5 de enero, el 11,3% de camas de hospital del país están ocupadas por pacientes de coronavirus, lo que supone un aumento de casi dos puntos respecto a la cifra de 9,4 con la que se cerró el año 2020.

    Las unidades de cuidados intensivos también registran un aumento de la presión, viéndose obligadas a dedicar el 23,1% de sus camas a pacientes graves del COVID-19, cuando al cierre del año ese porcentaje era casi dos puntos menores, del 21,2%.

    España está desde el 25 de octubre bajo un nuevo estado de alarma que permite a las regiones del país aplicar medidas restrictivas de la movilidad y la actividad social (toques de queda nocturno, cierres perimetrales o clausura de bares) en función de la situación en cada territorio.

    Ante el aumento de casos, territorios como Aragón, Valencia, Extremadura, La Rioja o Cataluña se lanzaron este 5 de enero a endurecer dichas medidas para intentar contener la expansión del virus.

    Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana se adelantará el inicio del toque de queda a las 22.00 y se ordenará el cierre de la hostelería desde las 17.00, mientras que Extremadura —la región con más incidencia de contagios— ordenó directamente el cierre de la actividad no esencial en todas sus localidades de más de 5.000 habitantes o con una incidencia superior a los 500 casos.

    En paralelo, el proceso de inmunización con la vacuna de Pfizer arrancó el día 27 en residencias de ancianos de todo el país, donde usuarios y personal recibieron ya las primeras dosis.

    Sin embargo, el reparto de las vacunas avanza de forma lenta, ya que en la primera semana de vacunación recibieron la dosis al menos 91.718 personas, una cifra muy alejada de las 350.000 unidades que el Ministerio de Sanidad puso a disposición de las regiones del país.

    Etiquetas:
    coronavirus, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook