En directo
    España
    URL corto
    224
    Síguenos en

    BILBAO, ESPAÑA (Sputnik) — Iñaki Urdangarín, cuñado del rey Felipe VI, quien se encuentra en prisión por varios delitos de corrupción, pasará el resto de su condena de más de cinco años de prisión en un centro de inserción social y no volverá de este modo a la cárcel de Brieva (Ávila), donde está desde junio de 2018.

    Esta es la respuesta de Instituciones Penitenciarias a la petición de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva para que Urdangarín accediera al tercer grado o régimen abierto.

    Desde este estamento del Ministerio del Interior español se decidió mantenerle en segundo grado (régimen ordinario), pero aplicar el principio de flexibilidad del artículo 100.2 del reglamento penitenciario que permite las salidas para trabajar o hacer voluntariado, siempre que se regrese al centro a dormir.

    A partir de ahora, por tanto, dormirá en el Centro de Inserción Social de Alcalá de Henares (Madrid) y acudirá a un centro de ayuda a discapacitados a prestar voluntariado de lunes a viernes y no tres veces a la semana, como hasta ahora.

    También podrá acudir un fin de semana a casa.

    Se sometería de este modo Urdangarín a un programa pionero del Ministerio del Interior español para reeducar a unos 2.000 presos por delitos económicos.

    Urdangarín decidió ingresar en la prisión femenina de Brieva, en un módulo aparte, donde ha dedicado la mayor parte del tiempo a la lectura y el deporte.

    Es el marido de la Infanta Cristina, hermana de Felipe VI, y fue condenado por prevaricación, malversación, fraude, tráfico de influencias y dos delitos fiscales relacionados con la actividad del instituto sin ánimo de lucro Noos, del que fue fundador.

    Etiquetas:
    prisión, Felipe VI, cuñado, Iñaki Urdangarin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook