En directo
    España
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — Los casos de niños infectados por el coronavirus en España crecieron durante la segunda ola del 1 al 12%, según un informe de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

    El estudio realizado por la SEPAR revela que a finales del mes de septiembre "ya se habían registrado 66.000 casos de niños infectados, lo que supone un 12% del total de casos reportados por el Ministerio de Sanidad".

    Estos datos son muy superiores a las cifras de los primeros meses de pandemia, en que los casos de niños afectados por el COVID-19 apenas representaban un 1% del total de contagios en toda España.

    A principios de la segunda ola, a finales de agosto, la proporción de niños infectados con el coronavirus ya era del 6%.

    Se trata de datos que concuerdan con la evolución epidemiológica de otros países, explica esta entidad científica, que cita el ejemplo de Estados Unidos, donde los casos de COVID-19 entre los niños se sitúan entre un 12 y un 15% del total.

    Uno de los motivos para el aumento de la prevalencia del virus detectada entre menores es la realización de más test diagnósticos entre toda la población frente a los primeros meses de pandemia, en que se centró el análisis de los pacientes más graves.

    Según la SEPAR, la mayoría de los casos detectados en niños son asintomáticos o con cuadros más leves que los de los adultos, tienen una buena evolución y solo un 1% requiere hospitalización.

    El estudio apunta a la existencia de síndromes inflamatorios graves entre la población infantil, pero asegura que esto sucede de forma infrecuente y habitualmente en los niños más mayores.

    "Al aumentar la realización de test diagnósticos, se están detectando muchos más casos en niños que son asintomáticos y que no se diagnosticaban en la primera ola, porque no se hacían tantos test", explicó en declaraciones difundidas por la SEPAR la doctora Cristina Calvo Rey, jefa del Servicio de Pediatría y Enfermedades Tropicales del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

    Además de presentar cuadros más leves que los adultos, la enfermedad COVID-10 entre menores suele tener una menor duración, presenta pocos síntomas y tiene una probabilidad inferior de contagiar a otras personas.

    Los síntomas más habituales entre el grupo de población más joven son febriles, catarrales o gastrointestinales, y el principal foco de contagio suele ser el ambiente familiar, no en los colegios.

    "Está claro que los niños no son hipercontagiadores y contagian menos, no como ocurre en el caso de la gripe, en que la infección a menudo la transmiten los niños. Se suelen contagiar en el ambiente familiar porque es el adulto infectado el que contagia al niño", precisó la doctora Calvo.

    La SEPAR sugiere que aquellos niños que pertenecen a grupos de riesgo, como los asmáticos o con patologías respiratorias crónicas, se vacunen contra la gripe para evitar una posible coinfección con el COVID-19 que agrave sus cuadros.

    Etiquetas:
    niños, COVID-19, España, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook