En directo
    España
    URL corto
    España de nuevo en estado de alarma (169)
    0 32
    Síguenos en

    El Belén Monumental de Huétor Tájar abre sus puertas al público. 100 metros cuadrados de instalación en los que el coronavirus hace acto de presencia. La mascarilla y la distancia social de seguridad es obligatoria para todas las figuras. Incluso, la pandemia ha cambiado sus costumbres.

    El coronavirus ha marcado el 2020 y, por supuesto, dictará el devenir de las fiestas de Navidad. Las celebraciones se ven afectadas por la pandemia. Tanto en lo referente al número de comensales en las tradicionales cenas como la hora de conclusión de estas. También se recomienda no viajar. Restricciones que podrían endurecerse en determinadas comunidades autónomas ante el ascenso en la curva de contagios.

    © Sputnik . Ruptly
    La Virgen María cose mascarillas en un belén español

    El virus ha llegado para robar la Navidad. Incluso, se ha colado en una de las costumbres más representativas de estas fechas: montar el belén. En la localidad granadina de Huétor Tájar, los Reyes Magos no traen oro, mirra e incienso al Niño Jesús, sino la vacuna contra el COVID-19. Mientras, la Virgen María cose mascarillas. Siguiendo su ejemplo, un equipo de costureras dejan los remiendos para fabricar tapabocas. Un complemento que lucen todas las figuras, que respetan con escrúpulo la distancia de seguridad. En el Belén Monumental de Huétor Tajar no se baja la guardia.

    "Este año especialmente hemos querido hacer un pequeño guiño a esta pandemia que nos tiene a todos tan preocupados", explica Mayka Gómez, responsable del Belén Monumental de Huétor Tájar.

    En una de las escenas representadas, un grupo de soldados romanos conversan alrededor de un bote de gel hidroalcohólico. Seguramente, alguno de los médicos colocados en el belén les habrá comentado que es importante desinfectarse las manos. 2020 es el primer año en el que se incluyen sanitarios en la obra. Según la responsable, se trata de "un pequeño homenaje" al trabajo que realizan desde el inicio de la pandemia.

    Y no solo las figuras respetan las medidas para combatir la pandemia. El Belén Monumental de Huétor Tájar abre sus puertas el 19 de diciembre, pero su aforo es limitado para garantizar la distancia social de seguridad. Se podrá visitar hasta el 10 de enero.

    La instalación cuenta con 500 figuras, 150 en movimiento, distribuidas en 100 metros cuadrados. En este espacio, se recrean casi un centenar de rincones y monumentos de España, entre ellos, la Catedral de Santiago de Compostela, los Jameos del Agua de Lanzarote o el Parc Güell de Barcelona. Estos hacen la función de decorado para las distintas escenas bíblicas que tienen lugar en el belén como la Anunciación, la Ofrenda de los Reyes Magos o la Matanza de los Inocentes.

    Para su construcción, se han necesitado más de 700 metros cuadrados de corcho, 400 metros de cable eléctrico, 150 kilos de pintura y 400 kilos de escayola. Además, se han empleado más de 2.000 horas de trabajo para su preparación. El resultado son sus cifras de récord. Más de 25.000 personas visitaron la instalación de la localidad granadina en 2019, lo que le convierte en uno de los belenes más concurridos de España.

    Es probable que en 2020 no se batan cifras de récord de años anteriores. Al final, el proceso de adaptación a la Navidad del coronavirus es para todos. Para los que cenan reunidos. Para los que salen en Nochevieja. Para el Belén Monumental de Huétor Tájar. Incluso, para la figura de la Virgen María.

    Tema:
    España de nuevo en estado de alarma (169)
    Etiquetas:
    mascarillas, rebrote de coronavirus en España, Granada, belén
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook