En directo
    España
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    Varias provincias de España vigilan sus ríos por riesgo de desbordamiento. Navarra y Castilla y León son las comunidades autónomas más afectadas. Pamplona y Segovia ya han padecido los efectos de la acumulación de precipitaciones y el deshielo.

    Las borrascas atlánticas Dora y Ernest dejaron temperaturas gélidas y fuertes rachas de viento en casi todo el país, especialmente en la cornisa cantábrica, durante los primeros días de diciembre. También provocaron intensas nevadas en buena parte del norte y centro peninsular. En algunos lugares, incluso, la cota de nieve osciló entre los 500 y los 1.000 metros. La acumulación de precipitaciones fue importante y desembocó en el corte de carreteras en Galicia, Asturias, Castilla y León o Navarra.

    A fecha de 11 de diciembre, Dora y Ernest ya quedaron en el recuerdo, pero Península Ibérica y Baleares siguen padeciendo los efectos de un tren de borrascas que atraviesa el territorio español. Al igual que con los anteriores frentes, el norte peninsular es el área más afectada. Las temperaturas son más suaves, pero la lluvia y la nieve han persistido. El sábado 12 se espera una mejoría generalizada del tiempo.

    Estas nuevas precipitaciones, unidas al deshielo de la nieve caída los últimos días, ponen en alerta a varias regiones españolas por peligro de desbordamiento de ríos. En Asturias, el Gobierno autonómico ha elevado el Plan Especial de Protección Civil ante Inundaciones del Principado (Planinpa) a fase de emergencia. Varios cauces están siendo vigilados al encontrarse en nivel de prealerta.

    En Navarra, el río Arga se ha desbordado. La Policía Municipal de Pamplona ha tenido que cortar varias calles de la ciudad. Además de la capital de la comunidad autónoma, las localidades de Irurtzun, Etxauri y Etxarren se encuentran en prealerta por la crecida de los ríos Arga, Arakil y Larraun.

    ​También en Navarra, los vecinos de las poblaciones cercanas al Ebro están pendientes de la evolución del cauce del río. Las administraciones prevén una crecida "ordinaria" para el segundo fin de semana de diciembre. Situación que preocupa a navarros, al igual que a habitantes de las poblaciones ribereñas de la Rioja y Aragón. Desde la Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (Asafre) temen que esta pueda ser "dañina", a causa de la "dejadez institucional" para realizar tareas de dragado y acondicionamiento del río.

    En Castilla y León, el río Eresma se ha desbordado a su paso por Segovia. Los agentes se han visto obligados a acordonar las zonas de La Alameda y San Marcos y a intervenir en la Real Casa de la Moneda, alcanzada por el agua. Los bomberos han tenido que achicarla de algunos espacios de este histórico edificio, sin que se hayan producido daños importantes.

    La situación mejorará en el país a lo largo del fin de semana. No obstante, podría ser que a partir del lunes 14 de diciembre el tiempo volviese a empeorar.

    Etiquetas:
    España, deshielo, inundación, río
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook