En directo
    España
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    Cientos de personas protestaron en Bourg-Saint-Maurice, en el sureste de Francia, por el cierre de las estaciones de esquí en el país galo. Temen que España y Suiza puedan quedarse con sus clientes.

    Operadores turísticos, entrenadores y directores de escuelas de esquí han sido los primeros en alzar la voz. Consideran que la decisión del Gobierno francés de cerrar las pistas de esquí durante la temporada decembrina, mientras que España y Suiza las mantendrán abiertas, podría provocar que sus clientes se vayan hacia estos dos países y se termine de arruinar la economía de quienes viven de la temporada de esquí.

    "Estamos todos muy amargados", confesó Benjamin Dubois, director técnico de la escuela de esquí de Val d'Isere ESF.

    © Sputnik . Ruptly
    Los franceses temen que los clientes de sus pistas de esquí se vayan a España

    "Estamos dispuestos a hacer sacrificios, pero no deben tomarnos por tontos. Estamos viendo que todos se van de vacaciones. En ese caso, que vengan a nuestras montañas porque van a estar seguros", agregó Dubois.

    "Hemos puesto todo en marcha para poder recibir a los turistas. Los representantes locales se reunieron con las autoridades para discutir el protocolo para la apertura de las estaciones de esquí. Estábamos todos listos. A nuestros representantes locales se les dijo que se esperaba una decisión y al final, nada", explicó Raphael, instructor de esquí.

    Para evitar la propagación del coronavirus, el Gobierno francés ordenó cerrar las pistas de esquí hasta el 20 de enero. A su vez, el primer ministro de ese país pidió a España y a Suiza cerrar estos espacios y sumarse a la decisión que también tomaron Alemania e Italia. Sin embargo, el mandatario español le habría indicado que la decisión de cerrar o mantener abiertas las estaciones de esquí depende de los gobiernos regionales.

    "Lo mejor será abrir los teleféricos en cuanto mejore la situación sanitaria. Obviamente, el objetivo no es crear un epicentro en nuestro valle, pero tenemos que pensar en todos esos trabajadores de las estaciones de esquí y su supervivencia económica", indicó Laure Auroux, instructora de esquí.

    Mientras tanto, el Gobierno francés intenta disuadir a sus ciudadanos de viajar y esquiar en montañas de países vecinos e insiste en la necesidad de acatar las recomendaciones sanitarias. Por esa razón, todos los que decidan viajar deberán guardar un período de cuarentena y hacerse una prueba de COVID-19.

    Etiquetas:
    turismo, esquí, España, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook