En directo
    España
    URL corto
    0 359
    Síguenos en

    Hernán Cortés, líder español que inició la conquista de México, falleció el 2 de diciembre de 1547 víctima de la disentería. Tenía 62 años.

    En su testamento, el conquistador dejó un testimonio sobre el proyecto de colonización que imaginó para la Nueva España. Entre las órdenes que dejó previo a su muerte, mencionó la culminación de la construcción del hospital de Nuestra Señora en la Ciudad de México, así como la edificación de un monasterio de monjas franciscanas, además de un colegio para estudiantes de teología, derecho canónico y civil.

    El historiador de la UNAM Rodolfo Aguirre Salvador comentó a Crónica que, lejos de la creencia popular, que describe a Cortés como un hombre ambicioso y mezquino, "él tenía la idea de que se fundara el reino de la Nueva España y que este reino fuera gobernado por los conquistadores y su descendencia, los llamados encomenderos, es decir, los españoles que tenían encargados varios pueblos de indios para cristianizarlos a cambio del tributo que recibían".

    Algunos testimonios afirman que el conquistador de México murió frustrado por no haber obtenido el reconocimiento que merecía por los servicios que prestó a la Corona española. A lo largo de su vida escribió muchas cartas al rey de España en donde insistía que, gracias a él y a sus soldados, Carlos V había ganado el territorio de la Nueva España, lo cual ameritaba una gran recompensa.

    Aunque ese pago consistió en otorgar a los conquistadores encomiendas perpetuas y hereditarias, la voluntad de Hernán Cortés —quien al momento de su muerte ostentaba el título de marqués de Oaxaca— no se cumplió en su totalidad.

    En primera instancia, el conquistador solicitó que sus restos fueran trasladados desde Castilleja de la Cuesta, donde falleció, a la villa de Coyoacán. En ese lugar permanecería dentro del monasterio de monjas franciscanas que ordenó construir, pero ese proyecto nunca se materializó debido a que los bienes y negocios de Cortés no alcanzaron para cumplir con ese plan.

    Aguirre Salvador apuntó que la idea de Cortés era que los indios fueran cristianizados por los frailes. A lo largo de su vida, el conquistador estuvo muy apegado a la orden de los franciscanos y por ello pidió a la Corona que la Iglesia católica en la Nueva España quedara en manos de los frailes.

    "Este proyecto nunca fue aceptado porque tenían el temor, en parte fundado, de que, si le seguían dando tanto poder a Cortés, él algún día podría declarar la independencia de la Nueva España y convertirse en rey. Esto nunca pasó y, hasta donde sabemos, Cortés nunca tuvo esas intenciones, aunque su hijo sí", señaló.

    Por otra parte, su orden para erigir un colegio de teología, derecho canónico y civil, apuntaba a que los hijos de los conquistadores y encomenderos recibieran una buena educación y que las personas doctas en la Nueva España contaran con un espacio para formarse.

    "Cortés tenía la idea de que las guerras de conquista no iban a ser eternas ni iba a haber tantos indios para seguirlos repartiendo y que les tributen. Entonces, él ya está previendo en ese testamento que los hijos de sus soldados, como no se van a dedicar a la guerra, se dediquen a ser letrados, hoy diríamos profesionales, y que tengan cargos públicos para que gobiernen a la Nueva España que comenzaba a formarse", aseveró Aguirre Salvador.

    La institución educativa que imaginó el conquistador español no logró realizarse debido a que la monarquía española fundó la Real Universidad de México en 1553, bajo principios educativos similares a los pensados por Cortés, pero a cargo del entonces príncipe Felipe II.

    Pese al fracaso de esos planes, algunas cuestiones familiares del testamento de Cortés sí se cumplieron. Por ejemplo, se realizaron un total de 5.000 misas a su nombre: 1.000 de ellas fueron para las ánimas del purgatorio, 2.000 para las personas que fallecieron al servicio de la Conquista, mientras que las restantes se hicieron en nombre de las personas que el conquistador ya no recordaba o de las cuales no había tenido noticias.

    Etiquetas:
    colonialismo, España, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook