En directo
    España
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — El Gobierno de España vació por completo el campamento de migrantes ubicado en el puerto de Arguineguín, al sur de la isla de Gran Canaria, donde se hacinaron unas 2.600 personas llegadas en patera.

    "Desde la Delegación del Gobierno en Canarias informan que ya no queda ningún migrante en el Muelle de Arguineguín. Comienza a desmantelarse el campamento", informó el presidente de las Islas Canarias, Ángel Víctor Torres, en un comunicado difundido a través de las redes sociales en la noche del 29 de noviembre.

    ​El campamento de Arguineguín se instaló de urgencia el pasado mes de agosto para atender a los migrantes que eran rescatados en las costas españolas del archipiélago de Canarias, y llegó a acoger a 2.600 personas pese a contar con unas 500 plazas.

    El aumento de la presión en la ruta que une las costas de África Occidental con Canarias generó en las últimas semanas una situación de colapso en las islas, y especialmente en este puerto, donde el hacinamiento de personas era "insostenible", manifestó Torres.

    El presidente de las islas celebró el desmantelamiento del campamento, donde se practicaban las primeras atenciones y pruebas de COVID-19 a los recién llegados a territorio español, aunque aseguró que queda "mucho por hacer".

    Torres consideró "importantísimo" que las personas que "se juegan la vida" en la travesía a España por el Atlántico reciban un "trato humano digno" al entrar en el país, pero recordó la necesidad de hacer "control en origen, luchar contra las mafias, agilizar tránsitos y repatriaciones".

    Según datos del Ministerio del Interior, en lo que va de año las Islas Canarias recibieron la llegada de más de 18.000 migrantes por vía marítima, lo que supone un incremento de más del 1.000% respecto a las 1.500 personas que lo hicieron en 2019.

    El Gobierno de España trabaja desde hace días para habilitar nuevos campamentos con 7.000 plazas que permitan acoger a los migrantes hacinados en el puerto y a otros miles que permanecen alojados en complejos hoteleros.

    Tanto el Gobierno de Canarias, autoridades locales y grupos humanitarios llevaban semanas denunciando las condiciones en Arguineguín y pidiendo el traslado de estas personas.

    Ante esta situación, el presidente de las islas pidió a los ciudadanos evitar la "xenofobia" y recordó que "a nadie le gusta dejar atrás a la familia" y que los antepasados de los canarios también "se vieron obligados a dejarlo todo y a buscar otras orillas".

    Etiquetas:
    migrantes, campamento, Islas Canarias, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook