En directo
    España
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero, afirmó que la crisis migratoria en las Islas Canarias no es solo un reto de ámbito nacional, sino que su gestión es un desafío para el conjunto de la Unión Europea.

    "La política migratoria representa un reto no solo para España sino para el conjunto de Europa", dijo la portavoz gubernamental en una rueda de prensa, tras ser preguntada por la situación en el archipiélago canario.

    Según datos del Ministerio del Interior, en lo que va de año, Islas Canarias recibió más de 18.000 migrantes por vía marítima, lo que supone un incremento de más del 1.000% respecto a las 1.500 personas que lo hicieron en 2019.

    El aumento de la presión, en la ruta que une las costas de África Occidental con Canarias, generó en las últimas semanas una situación de colapso en el Puerto de Arguineguín, donde llegaron a estar hacinados unos 2.500 migrantes en un campamento improvisado para 500.

    El Gobierno de España levanta campamentos con 7.000 plazas para acoger a los migrantes hacinados en el puerto y a otros que fueron trasladados a complejos hoteleros.

    No obstante, el Gobierno insiste en rechazar el traslado de los migrantes a otros territorios del país, tal y como piden grupos humanitarios y las autoridades locales del archipiélago.

    De esta manera, las autoridades españolas mantienen la crisis migratoria encapsulada a 1.700 kilómetros de su territorio peninsular pese a las dificultades de gestión en las islas, algo que la ministra portavoz justificó este 24 de noviembre afirmando que se busca desincentivar el viaje a Europa.

    "Se trata de evitar que la llegada a Europa se produzca por esta vía", dijo María Jesús Montero, antes de apuntillar que la migración debe ser "regular, segura y ordenada".

    "La fórmula tiene que ser doble: por una parte evitar las concentraciones en esta comunidad autónoma pero por otra parte evitar que el fenómeno de la dispersión sea una excusa para que las mafias sigan utilizando ese itinerario", añadió.

    En las últimas fechas España cerró acuerdos con países como Senegal y Mauritania para reactivar los vuelos de repatriación de los migrantes que no tengan derecho de asilo, unas devoluciones que fueron paralizadas durante la pandemia.

    Según destacó Montero, se están intensificando los trabajos para que las repatriaciones sean lo más ágiles posible, con lo que se busca evitar "situaciones de concentración no deseadas como las que nos hemos podido encontrar".

    Etiquetas:
    crisis migratoria, migrantes, UE, Islas Canarias, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook