En directo
    España
    URL corto
    0 05
    Síguenos en

    Nueve años después de la muerte de la congoleña Samba Martine en un Centro de Internamiento para Extranjeros en Madrid, el Estado español reconoce que las "deficiencias burocráticas" y la falta de coordinación entre ministerios contribuyó en el fallecimiento de la mujer.

    El Ministerio de la Presidencia y Relación con las Cortes reconoce la resolución del 13 de octubre sobre la responsabilidad del Estado y de la empresa que prestaba el servicio médico en el CIE, SERMEDES S.L, en la muerte de Samba Martine. Por esa razón, se establece que tanto el entonces Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, como el Ministerio del Interior y la empresa deberán indemnizar a la madre y a la hija de la fallecida.

    ​Samba Martine, una congoleña de 34 años, llegó a Melilla en agosto de 2011. Allí permaneció internada en un Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes durante tres meses hasta que fue trasladada al Centro de Internamiento de Extranjeros de Aluche, en Madrid, con el objetivo de expulsarla del país.

    ​Según consta en los informes médicos, durante su estancia en el CETI de Melilla, a Samba Martine le realizaron unos análisis clínicos que revelaron que era portadora de VIH. Sin embargo, su historial médico no se envió al nuevo centro de internamiento. Durante el mes que permaneció encerrada en el CIE de Madrid, Samba acudió hasta diez veces al servicio médico aquejada por fuertes dolores, pero solo recibió analgésicos, ansiolíticos y técnicas de respiración. Finalmente, Samba Martine falleció en un hospital de la capital española el 19 de diciembre de 2011. Según indica su autopsia, la consumió una infección que podría haberse evitado con un tratamiento adecuado.

    ​En junio de 2019 tuvo lugar el juicio para determinar quiénes habían sido los responsables de la muerte de Samba Martine. Aunque la acusación pedía un año y medio de cárcel y tres años y seis meses de inhabilitación para el médico tratante, el juez decidió absolverlo. Sin embargo, sí destacó que "la actividad del acusado fue uno de los factores que provocó el deceso" y que la "ausencia de coordinación exigible entre dos órganos de la misma Administración" para compartir información tan importante como lo es el historial médico de una persona privada de libertad, tuvieron "un peso muy relevante" para que Martine no recibiera un tratamiento adecuado y muriera.

    Etiquetas:
    África, inmigrantes, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook