En directo
    España
    URL corto
    0 92
    Síguenos en

    Con bengalas, pancartas y coreando consignas, un centenar de manifestantes antifascistas salieron a las calles de Madrid para rendir un homenaje a Carlos Palomino, un joven de 16 años que fue asesinado por un neonazi en el año 2007.

    "Aquí están los antifascistas", "Carlos, hermano, nosotros no olvidamos", "fuera fascistas de nuestros barrios", fueron algunas de las consignas que se escucharon la noche del 11 de noviembre alrededor de la estación de metro Legazpi, el mismo lugar donde hace 13 años fue apuñalado Carlos Palomino por parte de Josué Estébanez de la Hija, un militar señalado de ser un neonazi que ese día se dirigía a una protesta contra la inmigración convocada por el grupo de extrema derecha Democracia Nacional.

    © Sputnik . Ruptly
    Manifestación en Madrid en memoria de un joven de 16 años asesinado por un neonazi

    "Han pasado 13 años desde que el monstruo del fascismo volvió a lucir su verdadero rostro, su vil y cobarde esencia, cuando un militar, adherido a un grupúsculo neonazi, Democracia Nacional, asesinó a nuestro amigo y camarada Carlos", expresó Elena Ortega, madre de 'Alfon', otro activista antifascista encarcelado.

    El crimen de Carlos Palomino se perpetró en un vagón del Metro de Madrid. Según lo que quedó registrado en las cámaras de vigilancia del subterráneo, ese día una decena de jóvenes antifascistas se subieron al metro para dirigirse a una contramanifestación que repudiaba la convocatoria antiinmigrante del grupo Democracia Nacional.

    En ese vagón se encontraba Josué Estébanez de la Hija, quien llevaba una sudadera con simbología neonazi y portaba una navaja en su espalda. Cuando Palomino le recriminó a Estébanez por su sudadera neonazi, Estébanez le propinó una puñalada en el tórax, que le afectó el corazón y que poco después le provocó la muerte.

    "Carlos, como todos y todas nosotros, creía en un mundo donde la propiedad no es un derecho, sino un robo. Donde la vida está por encima de los intereses del mercado, donde los culpables de la ruina [son] señalados y perseguidos, no recompensados con grandes lujos y privilegios," declaró Elena Ortega.

    Tras el juicio, se determinó que Josué Estébanez de la Hija, de 23 años fue culpable del asesinato de Carlos Palomino con el agravante de motivos ideológicos. En 2009, Estébanez de la Hija fue condenado a 26 años de prisión. Desde entonces, grupos neonazis han reclamado la libertad de Josué Estébanez de la Hija, y Carlos Palomino es recordado en las manifestaciones antifascistas y todos los 11 de noviembre, cuando le suelen colocar ofrendas en el lugar donde fue asesinado.

    "Gracias por ser ejemplo, gracias por tu fuerza, gracias por tu dignidad, por tu amor, por ti, por todos los antifascistas, por todos los asesinados, por todos los detenidos y todos los encarcelados que luchan por la justicia social", expresó Elena Ortega.
    Etiquetas:
    manifestación, antifascismo, Madrid
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook