En directo
    España
    URL corto
    123
    Síguenos en

    Desde la secretaría de Educación han defendido que así se liberan los centros sanitarios. Solo tendrán la supervisión de profesores, que se encargarán de enseñarles el procedimiento y avisar a las familias.

    Los alumnos de secundaria y postobligatoria de Cataluña se harán ellos mismos las pruebas de COVID-19. Eso es lo que anunciaron el 4 de octubre desde la secretaría de Educación de la Generalitat. La decisión, afirman, tiene como objetivo liberar la presión de los centros de salud. Los test serán supervisados exclusivamente por los profesores, sin personal sanitario. Estos recibirán kits y vídeos para aprender a realizar estas automuestras.

    "Hay muchos contagios, ahora hay que preservar el ámbito sanitario y hay que liberar recursos de ámbitos donde la incidencia no es tan alta, como la escolar, para pasarlos allí donde son más necesarios", justificó la secretaria general de Educación, Núria Cuenca. Ya desde hace un mes, en la Generalitat se empezó a pensar en esta posibilidad de autoexploración. En octubre ya se probó la técnica en escuelas de Girona y en residencias del área de Barcelona.

    Las pruebas, de hecho, consisten en un "frotis nasal" (introducirse un bastoncillo en las fosas nasales durante cinco segundos) y resulta menos invasivo que las PCR. El cribaje lo realizarán los alumnos a partir de 1º de ESO (Educación Secundaria Obligatoria) prescindiendo de especialistas. Solo les supervisarán los profesores, instruidos con un vídeo y un kit. Ellos les dirán qué pasos seguir y custodiarán las muestras. Además, serán los docentes quienes llamen a las familias para informar del resultado y las medidas a adoptar.

    ​"Es difícil no hacerlo bien porque es un frotis nasal", aseguró Cuenca, negando "riesgo biológico" para los profesores a la hora de manipularlas. Los alumnos tendrán que lavarse bien las manos, tomar la muestra a través de un escobillón, colocar este en el tubo, sellarlo dentro de una bolsa, etiquetar la bolsa y ponerla en un contenedor que "ese mismo día o el siguiente" recogerá el organismo institucional.

    Además, según la secretaria de Educación, estos cambios no supondrán "más estrés" para los docentes, porque se mantiene la misma organización de los centros.

    "Lo único es que ahora será el profesor el que dé las instrucciones y no el sanitario”, atajó, indicando que ya habían sido avisados y que se reunirían también con los sindicatos.

    "Cuando en Salud tengan claro el protocolo de organización para enviar las pruebas PCR a los colegios, será el momento en que estaremos en disposición de implementar esta nueva metodología", detalló Cuenca, que agregó que se harán cuando se detecte un contagio en uno de los cursos. Así, se ordenará la cuarentena de todo el grupo, se concertará un día para hacer las pruebas en un espacio habilitado del centro, los alumnos se las harán gracias a los docentes y se custodiarán en el centro hasta que las recojan los responsables sanitarios. La consejería no obligará a los alumnos que no deseen hacérsela, pero sí les indicará que deberán realizar el aislamiento preventivo igualmente.

    Un anuncio que estos colectivos han criticado con dureza. "Es un despropósito absoluto. El nivel de estrés y nerviosismo que puede comportar puede ser muy alto. Hay que tener un mínimo de conocimientos sanitarios para hacer la prueba, la Generalitat debería contratar más personal", valoraba Xavier Díez, portavoz de Ustec, sindicato mayoritario en educación, al diario El País.

    "No tiene nombre. Es el reconocimiento de que al Departamento se les ha ido la situación de las manos. Los profesores no son ni médicos ni enfermeros, no saben hacer estas pruebas y los alumnos pueden hacerse daño", añadía al periódico mencionado Xavier Massó, del sindicato de profesores de secundaria Aspepc·Sps. Comisiones Obreras (CCOO) emitió un comunicado diciendo que "no se puede continuar sobrecargando a los equipos educativos con tareas que no le son propias".

    ​"Tenemos que dar este paso de responsabilidad para poder seguir manteniendo esta estrategia, que nos da mucha información y seguridad en las escuelas", ha señalado Cuenca. La Generalitat de Cataluña avisó de que se harían 500.000 PCR en centros educativos hasta mediados de noviembre. Hasta ahora se han realizado 330.000. Pero esta opción ha indignado a parte de la población, que no las ve segura.

    ​​Muchos se han quejado, asemejándolo a lo que pasó cuando se deslizó la posibilidad de hacerlas en farmacias. Entonces, se paralizó por la ausencia de personal cualificado. El Sindicato de Enfermería Satse rechazó aquella iniciativa "por seguridad".  Estos espacios, apuntaban, "no reúnen en absoluto las condiciones adecuadas de seguridad para garantizar la protección de los ciudadanos". No tenían, por ejemplo, circuitos seguros de tránsito de personas, gestión para la eliminación de residuos contaminados o personal cualificado para la interpretación de las pruebas.

    Etiquetas:
    rebrote de coronavirus en España, pandemia de coronavirus, coronavirus en España, pruebas, alumnos, profesores, educación secundaria, educación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook