En directo
    España
    URL corto
    Por
    1201
    Síguenos en

    Al menos una treintena de vándalos tomaron la noche del 27 de octubre la barriada de Pino Montano, una de las más populosas de Sevilla. Con bengalas y cohetes exigían "libertad" contra el toque de queda, llegando a quemar tres contenedores. Pino Montano es un barrio de clase obrera que hoy amanece sin reconocerse en estas protestas.

    Las tropelías nocturnas de un grupo de encapuchados circulan por whatsapp.

    Pedro Sánchez, anunciando el estado de alarma
    © Foto : Cortesía de Pool Moncloa / Borja Puig de la Bellacasa
    En el barrio de Pino Montano de Sevilla, en la noche del 27 de octubre, en torno a las 22:30, los vándalos atronaron la zona con petardos, haciendo sonar cláxones y quemando contenedores al grito de "no queremos toque de queda".

    Valiéndose de bengalas y cohetes sembraron el caos en la zona norte de la capital andaluza, llegando a tirar piedras a los autobuses y vehículos que transitaban e incluso, a los propios bomberos, a los que lanzaron botellas cuando intervenían para sofocar el fuego de tres contenedores en la calle Cortijo de las Casillas.

    ​Las reyertas sucedieron a una protesta convocada anteriormente contra el toque de queda de 23:00 a 6:00 de la madrugada. La convocatoria, vía redes sociales, se anunciaba como pacífica, poco que ver con el colofón nocturno. Policía Nacional y Local se desplegaron en la zona, por el momento, a través de redes sociales y mediante el rastreo de perfiles y publicaciones de los propios protagonistas de los altercados, los uniformados han identificado a dos de los participantes, que serán denunciados por desorden público. La investigación sigue su curso.

    "No podemos permitir que grupos aislados alteren la tranquilidad de un barrio provocando graves altercados en una situación de crisis sanitaria en la que todos los esfuerzos se centran en evitar concentraciones para frenar el avance de la pandemia", explica el delegado municipal de Gobernación, Juan Carlos Cabrera. Así las cosas, ya de madrugada el trabajo policial dio sus frutos, sobre las 01:30 horas de la madrugada se identificaba en su domicilio a uno de los integrantes del grupo.

    "El barrio lucha por su libertad"

    ¿El grito de los manifestantes era la voz del barrio? No está de todo claro, hay reacciones desde el propio entorno contra este tipo de protestas.

    La barriada de Pino Montando es una de las más significadas de Sevilla, como anuncia el Hip Hop de los ilustres vecinos de SFDK. Orillada en la zona Norte tras la Autovía SE-30, que actúa como frontera con el resto de la ciudad, siempre ha tenido una identidad propia.

    Con más de 32.000 (en cifras de 2017) vecinos, se trata de un barrio de mediana edad, familias de clase trabajadora en su mayoría. Pino Montano destaca por su 32,77% de población extranjera, sobre todo, rumanos y marroquíes.

    En las últimas elecciones generales de 2019, el color rojo (PSOE) teñía toda la zona Norte de la ciudad, con un 31,19% del voto. La sorpresa en esta zona de clase trabajadora la daba Vox, que sorpasaba al PP como segunda fuerza política, con un 20,94% de los votos. "Curioso modo de defender su libertad", se expresaba el representante del gobierno municipal del PSOE en el barrio, Juan A. Barrionuevo, "estos grupos de radicales organizados buscan, además de generar inseguridad y crispación, darse toda la publicidad posible".

    "Radicales organizados"

    La manifestación de anoche se realizó en vía pública, sin previa autorización y fuera del horario permitido por el toque de queda, además de que, finalmente no fue pacífica.

    Desde el Foro de Facebook Pino Montano Sin Política, con cerca de 9.000 miembros, alertaban que en las horas previas a los sucesos, "hemos cancelado un centenar de peticiones para entrar en el grupo desde anoche...de toda España. Muchas cuentas tenían nombres FALSOS, sin información en el perfil o sin fotografía real". Pedro Sánchez Pachón, el fundador de este grupo, desvincula la política de estas protestas.

    "En el barrio tenemos vándalos regularmente, se dejan ver en Halloween o con las carreras de coches y motos, ahora se han erigido como defensores de la libertad del barrio, pero son los mismos de siempre", explica a Sputnik.

    Manifestantes en Barlceona protestan por medidas contra el COVID-19 y se enfrentan a la policía
    © Foto : Captura de pantalla / Ruptly
    Otro grupo llamado Pino Montano Grita Basta recalca que "la clase obrera no es un grupito bebiendo cubatas y lanzando cohetes mientras se siguen consignas de ciertos políticos contra el Gobierno", desvinculándose de unas protestas que nadie, oficialmente, comparte.

    Las imágenes de los "manifestantes" que se viralizan desde anoche muestran a decenas de jóvenes que, cubata en mano, piden libertad. Pero también muestran a esos jóvenes encapuchados enfrentándose a los vecinos que les reprochan desde sus ventanas. La división se inculca en los barrios más humildes.

    Etiquetas:
    España, Sevilla, toque de queda
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook