En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 2310
    Síguenos en

    La deliberada ausencia de la sentencia del caso Gürtel en los servicios informativos de Canal Sur TV provoca las denuncias de imparcialidad y manipulación por parte de la Junta de Andalucía, lo que viene precedido del desvío de 11 millones de euros de Fondos COVID para sanear las cuentas de la RTVA.

    La influencia de las políticas de derecha en la cadena son denunciadas por los profesionales.

    La Radio Televisión Pública Andaluza y en concreto, los servicios informativos de Canal Sur TV, están en el ojo del huracán. La última chispa que deriva en explosión es la omisión de la que fuera calificada en ámbitos periodísticos como "la noticia del día" el 14 de octubre. Ese día, el Tribunal Supremo confirmó la existencia de una financiación irregular en el PP durante dos décadas confirmando la sentencia de la Audiencia Nacional. No obstante, el informativo de la noche andaluza consideró que no era noticia. Esa sentencia, en Canal Sur, simplemente no existió en las Noticias 2 que presenta Mariló Montero.

    La noticia de la Gürtel sí fue emitida al día siguiente en los programas e informativos de Canal Sur, "pero simplemente dando la reacción de M. Rajoy, pero sin ir al propio hecho informativo, que es la sentencia. Hacemos un periodismo de reacciones, eso solo crea confusión, ¡pero la información tiene que abrir las ventanas!", lamenta Paco Terrón, secretario general del Sindicato de Periodistas de Andalucía y miembro de la Agencia Pública Empresarial de la Radio y Televisión de Andalucía (RTVA).

    ​"Estamos haciendo el ridículo", alerta Terrón, "hay un deterioro alarmante en la información que ofrecemos desde el ente público".

    ​Fichajes señalados

    "La omisión de la noticia de la Gürtel es la gota que colma el vaso. Desde que llegaron a los informativos, —la nueva directiva— están haciendo una caza de brujas, relegando a los profesionales que estaban en primera línea a deportes o programas con menos actualidad", nos cuenta desde el interior de la redacción un profesional que prefiere no dar su nombre, pero que forma parte de la Agrupación de Trabajadores de Canal Sur.

    "Para la información política se han rodeado de profesionales aleccionados y sin criterio", los movimientos de rostros en la pantalla andaluza han sido sonados desde que el gobierno del PP y Ciudadanos —con el beneplácito de VOX— llegaran al poder en la Junta de Andalucía.

    En el baile de rostros destacan algunos nombres, como los de Álvaro Zancajo y Desiré García-Escribano. Ambos lideran los servicios informativos. Él ha formado parte de los entes públicos bajo el gobierno del PP y ella era la jefa de prensa de Ciudadanos en Andalucía. Pero, sin duda, el rostro más visible vuelve a ser el de Mariló Montero. En su paso por la televisión pública nacional, durante el anterior gobierno del PP, también contó con detractores que la acusaban de imparcialidad y manipulación.

    "Montero figura como presentadora en los créditos, pero todos sabemos que se hace lo que ella dice, y ella es la voz de Zancajo", nos cuentan desde la Agrupación de Trabajadores. Montero volvió como estrella a Canal Sur, pero ha recalado en Noticias 2 tras el sonado fracaso de audiencias en un anterior programa, "simplemente trasladan la voz política de derecha y ultraderecha a la TV, solo tienes que ver los entrevistados".

    Los profesionales constatan que en los informativos, "hagan lo que hagan y digan lo que digan", siempre aparecen Elías Bendodo (segundo espada del PP andaluz) y Juan Marín (Vicepresidente andaluz por Ciudadanos). "Pero también está VOX, tenemos datado que Alejandro Hernández (portavoz de VOX, última fuerza política en el Parlamento), acumula más entrevistas con mucha diferencia que cualquier otro parlamentario. Pon nuestro canal y te encontrarás sí o sí con alguno en pantalla".

    Inyección económica por COVID

    La otra y anterior polémica que llegó a la arenga política tiene que ver, como no, con el COVID. La Junta de Andalucía desvió directamente del Fondo COVID 11 millones de euros para sanear las maltrechas cuentas de la RTVA.

    "Es indecente, es inmoral que el Gobierno andaluz utilice el dinero de unos fondos para el COVID, para publicidad y propaganda en Canal Sur", denunciaba el socialista Conejo Rueda en sede parlamentaria. La oposición viene repitiendo el mantra de que Andalucía no cuenta con rastreador ni test PCR suficientes —la comunidad está en el vagón de cola de España— porque los dirigentes de la Junta "utilizan ese dinero para el Show de Bertín Osborne y manipular Canal Sur al servicio de la derecha". Esta dolorosa alineación de ideas, fondos COVID para el ocio de una TV cuyos resultados de audiencia son pobres, llegó a la propia Universidad de Sevilla, víctima de recortes.

    El propio Director General de la RTVA compareció ante Parlamento para dar explicaciones, cifró la caída de ingresos publicitarios en un 23%, aclaró que los contratos con productoras externas ya estaban cerrados. En concreto, el presupuesto para el programa de Bertín Osborne es de 1,1 millones de euros por 13 capítulos.

    "Entendemos que hay que cuadrar las cuentas, pero nos sentiríamos más cómodos si esos millones nos se hubieran detraído de los Fondos COVID", valoran desde la Agrupación de Trabajadores, "se podría en cambio haber recortado en otros apartados, como en los sueldos de directivos". El último ejemplo es el de la Delegada de Canal Sur en Madrid, cuya retribución aumentó en abril unos 17.000 euros brutos anuales, ascendiendo a unos 73.450 euros. Así, la delegada de Canal Sur en Madrid cobra incluso más que el propio presidente de la Junta de Andalucía.

    Respecto a la gestión económica, fuente del Consejo de Administración de Canal Sur consultadas por este medio explican que esta práctica de inyectar fondos extra para balancear las cuentas "siempre se ha hecho, es algo normal", y más en un año como este, "el agujero económico que ha dejado la publicidad es de más de 6 millones".

    Lo cierto es que la práctica de inyectar millones en el ente viene realizándose desde tiempo atrás, 7,5 millones se desviaron en 2014 y en 2005 la subsanación llegó a ascender a 25 millones. "El problema de fondo es el presupuesto", explican desde la dirección, recordando que la RTVA tiene un coste de 16,7 euros por habitante, siendo uno de los más bajos de las cadenas públicas de España.

    Etiquetas:
    derechistas, corrupción, caso Gürtel, Andalucía, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook