En directo
    España
    URL corto
    134
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Los principales partidos de la oposición española pidieron el cese inmediato del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, después de que un juez de la Audiencia Nacional solicitara formalmente al Tribunal Supremo la apertura de una investigación en su contra por su papel en el conocido como 'caso Dina'.

    Pocos minutos después de conocerse la noticia, el líder del conservador Partido Popular (PP), Pablo Casado, publicó un mensaje en redes sociales pidiendo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la adopción de medidas para apartar a Iglesias de su cargo.

    "Sánchez debe cesar de inmediato a su vicepresidente", escribió Casado, que recordó en su mensaje cómo Iglesias exigió mano dura contra posibles actuaciones ilícitas de los gobernantes cuando el Partido Popular estaba en el poder con Mariano Rajoy a la cabeza.

    En un tono similar se expresó el número dos de los conservadores, Teodoro García Egea, convencido de que "la sombra de la corrupción afectará a todo su Gobierno" si Sánchez no cesa a Iglesias "hoy mismo".

    Del mismo modo, el partido ultraderechista Vox emitió un comunicado manifestando su satisfacción por la petición del juez para investigar a Iglesias.

    El "caso Dina" es una causa que se enfoca en el robo del teléfono móvil de la exasesora del partido Podemos, Dina Bousselham, cuyo contenido llegó al polémico excomisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo.

    Los hechos se remontan a 2015, cuando Bousselham sufrió el robo de su terminal después de comenzar a trabajar en Podemos, entonces una joven formación de izquierdas liderada por Iglesias, que ahora gobierna España en coalición con los socialdemócratas del PSOE.

    Dos años después del robo, en noviembre de 2017, en un registro policial en el domicilio del excomisario Villarejo apareció un disco duro con varios archivos bajo el nombre 'Dina' con información procedente de la tarjeta de memoria del móvil.

    De acuerdo con la investigación, el contenido llegó a Villarejo a través de un periodista que también habría devuelto a Iglesias la tarjeta original en 2016. Pese a ello, según el juez, Iglesias se guardó la tarjeta en su poder, sin decírselo a su propietaria.

    Posteriormente, cuando medios de comunicación publicaron información que procedía de esa tarjeta, Iglesias reaccionó tomando medidas legales, algo que según el juez es un movimiento "fraudulento" para intentar conseguir "una ventaja electoral" presentando al partido como víctima de una guerra sucia mediante una denuncia falsa.

    En concreto, el juez pide que Iglesias sea investigado por delitos de denuncia falsa, descubrimiento de secretos y daños informáticos.

    Desde Podemos critican que el juez pida la imputación de Pablo Iglesias después de que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional le devolviese hace unos días la condición de perjudicado en la causa.

    Pablo Echenique, portavoz parlamentario de Podemos, afirmó que "el juez se salta a la Audiencia Nacional y a la Fiscalía porque contra Podemos y contra Pablo Iglesias vale todo".

    "Lo de siempre: hay que destruir a los que suben el salario mínimo y quieren poner un impuesto a la riqueza con la artillería que haga falta", añadió.

    Etiquetas:
    España, Pablo Iglesias, Partido Popular de España, VOX
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook