En directo
    España
    URL corto
    151
    Síguenos en

    La Hoja de Ruta del Hidrógeno aprobado por el Gobierno español prevé que España pueda convertirse en un exportador de hidrógeno renovable al resto de Europa, y que el hidrógeno verde abra nuevas oportunidades de empleo y actividad.

    El hidrógeno se ha convertido en la energía del futuro, una fuente de energía que, aunque no es primaria como el sol o el viento, cada vez está siendo más demandada por los países europeos para lograr la descarbonización del modelo energético hacia uno más sostenible.

    El Consejo de Ministros de España ha aprobado una Hoja de Ruta con 60 medidas y una serie de objetivos nacionales para 2030, alineados con la Estrategia Europea del Hidrógeno. Entre ellos, 4 gigavatios (GW) de potencia instalada de electrolizadores; un mínimo del 25% del consumo de hidrógeno por la industria deberá ser renovable e implantación de hidrogeneras y trenes y vehículos de transporte pesado propulsados por este producto.

    De este modo, España se sitúa a la par con otros competidores europeos como Alemania y Francia en la búsqueda de un combustible más ecológico para la industria pesada. El plan de Francia es implantar 6,5 ​​gigavatios de hidrógeno verde para 2030 y Alemania prevé 5 gigavatios para el mismo año. El plan de Francia incluye un gasto público de 7.000 millones de euros en la próxima década. Alemania invertiría 9.000 millones de euros hasta 2040.

    "Las cosas se están poniendo muy competitivas", dijo la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, en una reciente entrevista. "España tiene la capacidad de convertirse en un actor relevante en el sector del hidrógeno renovable aprovechando nuestro alto potencial de generación de energía renovable a precios muy competitivos".

    España en cambio ha calculado que invertirá 8.900 millones de euros hasta 2030 con el fin de desplegar el proyecto hacia el hidrógeno renovable. Todas las adaptaciones tecnológicas "podrán ser emprendidas por el sector privado con el necesario apoyo público en los casos en los que se determine su necesidad", reza el escrito difundido por el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

    Actualmente la industria emplea la práctica totalidad de las 500.000 toneladas de hidrógeno que consume España al año y en su mayoría utiliza hidrógeno de origen fósil (o hidrógeno gris), que emplea gas natural como materia prima para su elaboración. Por cada kilogramo de hidrógeno renovable que sustituye a un consumo existente de hidrógeno no renovable se evitan nueve kilogramos de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. La consecución de los objetivos a 2030 que refleja esta Hoja de Ruta facilitará la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en 4,6 millones de toneladas equivalentes de CO2.

    Etiquetas:
    España, Europa, dióxido de carbono, contaminación, hidrógeno
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook