En directo
    España
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    La Guardia Civil recupera una parte más del sepulcro del arzobispo Alonso Carrillo de Acuña, destruido en la Guerra Civil. Se trata de un torreón de cinco siglos de antigüedad, hallado en una finca de Chinchón (Madrid). Fue localizada por un ciudadano al reconocer la obra en un programa de televisión.

    Hace más de cinco siglos, el sepulcro del arzobispo de Toledo Alonso Carrillo de Acuña era instalado en la iglesia del Convento de Santa María de Jesús de Alcalá de Henares (Madrid). Una pieza atribuida al Maestro Sebastián de Toledo, quien la realizó entre 1482 y 1489. En el siglo XIX, fue trasladado a la catedral de la localidad madrileña. Varios años después, en 1936, el sepulcro fue prácticamente destruido en los primeros días de la Guerra Civil.

    Su historia se perdió hace 84 años, sin embargo, poco a poco va saliendo a la luz. En 2017, bajo la denominada Operación Templanza, la Sección de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil localizó y recuperó los relieves de La Templanza y La Prudencia, ambos pertenecientes al sepulcro del arzobispo Carrillo. Ahora, en 2020, la Benemérita rescató una parte más del trabajo del Maestro Sebastián de Toledo.

    Se trata de un torreón almenado de alabastro, uno de los cuatro que conforman cada una de las esquinas del sepulcro. Presenta una decoración vegetal, de tracería y letras góticas, que forman parte de una inscripción que recorre toda la banda superior de la tumba.

    Torreón de alabastro hallado en Chinchón (Madrid)
    © Foto : Cortesía de la Guardia Civil
    Torreón almenado hallado en Chinchón (Madrid)

    Un elemento recuperado gracias a un programa de televisión. Y es que, durante la emisión de un espacio dedicado a la Operación Templanza, un espectador reconoció parte del sepulcro. El televidente contactó con el Obispado de Alcalá de Henares e indicó donde se encontraba dicha pieza. Según su testimonio, esta se encontraba encastrada en la esquina de una finca agrícola situada en Chinchón, propiedad de la Fundación Montemadrid.

    A finales de agosto, los agentes acudieron al lugar, donde identificaron sin dificultad el fragmento perdido del sepulcro. La Fundación Montemadrid desconocía la presencia del torreón en la finca, cedida hace 30 años a la Comunidad de Madrid, que la utiliza como centro de servicios sociales.

    La Guardia Civil explica que "probablemente llevara allí más de 40 años", sin ningún tipo de protección o seguridad. Motivo por el que decidieron extraer la pieza de la pared. Para ello contaron con varios operarios, un arquitecto y una conservadora, facilitados por la Diócesis de Alcalá, además de con la supervisión de otra conservadora-restauradora especialista en materiales pétreos del Instituto del Patrimonio Cultural de España y la autorización y compromiso con el patrimonio cultural de la Fundación Montemadrid.      

    • Trabajos de recuperación del torreón de alabastro en Chinchón (Madrid)
      Trabajos de recuperación del torreón almenado en Chinchón (Madrid)
      © Foto : Cortesía de la Guardia Civil
    • Trabajos de recuperación del torreón de alabastro en Chinchón (Madrid)
      Trabajos de recuperación del torreón almenado en Chinchón (Madrid)
      © Foto : Cortesía de la Guardia Civil
    • Trabajadores recuperando el torreón de alabastro del sepulcro
      Trabajadores recuperando el torreón del sepulcro
      © Foto : Cortesía de la Guardia Civil
    1 / 3
    © Foto : Cortesía de la Guardia Civil
    Trabajos de recuperación del torreón almenado en Chinchón (Madrid)

    Ahora, el relieve se encuentra en un depósito. Más adelante, será integrado en el sepulcro, cuando comiencen los trabajos de restauración. 84 años después van encajando las piezas en la 'desaparecida' obra del Maestro Sebastián de Toledo.

    Etiquetas:
    patrimonio, sepulcro, Madrid, Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), Guardia Civil de España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook