En directo
    España
    URL corto
    180
    Síguenos en

    Puede parecer el guion de una película de suspense, pero la realidad a veces supera la ficción: un matrimonio, ocho años casados y dos hijos en común. Él, de 74 años, es diabético y ella, con 37 años menos, está a punto de terminar la carrera de medicina. Este punto es clave para entender la trama.

    Josep María Mainat es uno de los empresarios más importantes de la industria audiovisual. Ha sido y es una de las grandes personalidades de la televisión en España y especialmente lo sigue siendo en Cataluña, comunidad autónoma donde reside. En la década de los 90, dejó su grupo cómico La Trinca para conformar la productora Gestmusic, una de las más populares en España y la que está detrás de programas tan conocidos como Crónicas Marcianas y Operación Triunfo, entre otros, batiendo récords de audiencia y convirtiéndose en un auténtico fenómeno televisivo. 

    Contrajo matrimonio primero con Rosa María Sardá, con quien tuvo su primer hijo, el actor Pol Mainat. Finalmente se divorciaron y en mayo de 2012 se casó con una hispana alemana llamada Ángela Dobrowolski, 37 años más joven que él. Fruto del amor nacieron sus dos hijos Jana (8 años) y Joan (5 años). Una relación aparentemente normal que nadie podía imaginar que acabaría con este truculento giro dramático.

    Actualmente, Angela Dobrowolski está siendo investigada por intentar asesinar a su marido durante la madrugada del 23 de junio —aunque no se ha hecho público hasta ahora— después de que el productor iniciara los trámites de divorcio a sus espaldas. Lo hizo mientras él dormía suministrándole varias veces diferentes dosis de insulina aprovechando que él es diabético, aunque ella aseguró a las autoridades que se trataban de vitaminas.

    Mainat entró en coma por un cuadro hipoglucémico y fue hospitalizado de urgencia. Las cámaras de seguridad que había instalado Mainat por toda la casa fueron testigos de la actuación de su mujer. Al parecer, ella se escondía tras la puerta del refrigerador de la cocina para preparar las dosis y no ser captada por las cámaras. También se asegura, según las investigaciones de los Mossos d'Esquadra a las que ha tenido acceso el diario La Vanguardia, que la esposa iba midiendo la cantidad de azúcar en sangre de su marido con un glucómetro y que lo hizo hasta cinco veces, quedando registrado sin ella saberlo.

    Las autoridades sospechan que la motivación de Dobrowolski fue evitar su divorcio con Mainat y tratar de cobrar la millonaria herencia que le correspondería. Tras dos días en el hospital, Mainat recibió el alta y aunque viven separados, Dobrowolski sigue visitando el hogar para ver a sus hijos. Por su parte, él ha contratado los servicios de la seguridad privada para vigilar los movimientos de Dobrowolski dentro y fuera del domicilio familiar. Ella, la presunta autora de los hechos, se encuentra de momento en libertad con cargos y está siendo investigada por tentativa de asesinato con alevosía.

    Etiquetas:
    Diabetes, Cataluña, asesinato, enfermedad
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook