En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 45
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — La fallida celebración del referéndum de independencia de Cataluña del 1 de octubre de 2017 continúa atascada en los tribunales tres años más tarde, con decenas de causas abiertas que siguen sacudiendo el conflicto político con España.

    Cientos de cargos públicos vinculados al Gobierno catalán, alcaldes, académicos y activistas del movimiento soberanista, mandos y agentes de la Policía catalana e incluso ciudadanos anónimos se enfrentan a la Justicia por varios motivos, aunque todos relacionados con la consulta ilegal.

    La financiación del referéndum, su organización y logística, el uso de los datos de millones de ciudadanos de Cataluña, la apertura de escuelas o las cargas policiales contra votantes son algunos de los aspectos que todavía se indagan en los juzgados.

    Una votación frustrada

    El domingo 1 de octubre de 2017, miles de catalanes acudieron a las urnas para responder a la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de República?" en una consulta organizada por el Gobierno de Carles Puigdemont.

    El Ejecutivo independentista siguió adelante con la consulta pese a la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional en las semanas previas y el despliegue de las fuerzas de seguridad del Estado para impedir la votación.

    Aunque algunos colegios fueron clausurados por los agentes, la mayoría permanecieron abiertos y recogieron millones de votos gracias a la resistencia tanto simbólica como física de Ayuntamientos, activistas y ciudadanos.

    El Gobierno catalán calcula que alrededor de mil civiles fueron atendidos por el Sistema de Emergencias Médicas tras la actuación policial, que dejó a su vez más de 400 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil heridos, según el Ministerio de Interior español.

    Las imágenes de los incidentes coparon las portadas de medios nacionales e internacionales pero la votación terminó y trascendió sin haber conseguido el principal objetivo de los soberanistas, la independencia de Cataluña.

    Pese al fracaso del referéndum, que se saldó con la prisión de la mayoría de miembros del Ejecutivo catalán y la huida del presidente Puigdemont a Bélgica, sus consecuencias legales mantienen todavía ocupados a magistrados de toda Cataluña.

    Concluido el gran juicio contra los integrantes del Gobierno independentista en 2019, siguen activas varias causas contra decenas de cargos de la Generalitat y alcaldes de toda la región.

    Los políticos, juzgados por artífices

    En Barcelona, el juzgado de instrucción número 13 mantiene imputados a una treintena de exfuncionarios catalanes de alto rango, acusados de varios delitos con respecto a la organización del referéndum.

    Se acusa de malversación, prevaricación, falsedad documental y desobediencia, entre otros, a los procesados que durante meses desfilaron por la Ciudad de la Justicia y que próximamente irán a juicio en la Audiencia de Barcelona.

    Los gastos de publicidad, el coste de las urnas y las papeletas, los dominios de Internet que se emplearon y la utilización de los datos de ciudadanos para el censo de la votación son algunas de las incógnitas sobre las que fueron interrogados.

    Algunos de los informes de la instrucción terminaron nutriendo la causa del Tribunal Supremo que sentenció al exvicepresidente Oriol Junqueras y otros ocho dirigentes independentistas en octubre de 2019.

    También están pendientes de juicio ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña dos diputados del partido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) muy cercanos a Junqueras, Josep Maria Jové y Lluís Salvadó.

    El juez que instruye su causa los considera unos de los principales artífices del referéndum, que habrían orquestado desde sus posiciones en los departamentos de Economía y Hacienda del Gobierno de Cataluña.

    Otro de los procesos judiciales abiertos, que culminará ante los tribunales en noviembre de 2020, es contra la denominada "Sindicatura Electoral" del 1 de octubre.

    Se trata de un grupo de juristas y académicos que fueron encargados de velar por las "garantías democráticas" de la consulta ilegal, a los que se acusa de desobediencia y usurpación de funciones.

    También hay cuatro alcaldes y exalcaldes de localidades catalanas a la espera de ser juzgados por su apoyo a la celebración del 1 de octubre, y otra decena que están siendo investigados por hechos similares.

    La actuación policial bajo escrutinio

    Además de las consecuencias en la esfera política de Cataluña, el referéndum derivó en la apertura de varios procesos judiciales contra la cúpula policial de Cataluña, el más conocido de ellos el que afecta al mayor de la policía catalana, Josep Lluís Trapero, y altos mandos del cuerpo de los Mossos d'Esquadra.

    Mientras que la élite de los Mossos se enfrenta a una condena por supuesta pasividad en la actuación para impedir el desarrollo de la consulta ilegal, varias decenas de agentes de la Policía española están investigados por lo contrario.

    En concreto, un juzgado de Barcelona mantiene imputados a 63 agentes del cuerpo nacional por las lesiones que presuntamente provocaron a más de 300 personas en un intento de impedir la votación.

    El juez que instruye la causa considera que los agentes actuaron con "absoluta falta de consideración" contra los votantes, uno de los cuales llegó a perder el ojo por el impacto de una pelota de goma.

    En la ciudad de Girona declararon como investigados en otro proceso 25 miembros de la policía española, mientras que en otros municipios catalanes están todavía activos decenas de procesos en busca de responsabilidades.

    Con cientos de personas condenadas, investigadas o pendientes de juicio, las heridas del fallido intento de conseguir la independencia siguen sin sanar, y la reciente inhabilitación del presidente Quim Torra es tan solo otra pista de que el conflicto España-Cataluña está todavía lejos de solucionarse.

    Etiquetas:
    Carles Puigdemont, independencia, referéndum, España, Cataluña
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook