En directo
    España
    URL corto
    0 62
    Síguenos en

    Un terremoto de 4,6 grados de magnitud ha hecho temblar España la madrugada del 1 de octubre. El seísmo se ha sentido principalmente en Navarra, aunque también en el País Vasco, La Rioja, Zaragoza, Huesca e incluso en Cataluña. Este no ha causado daños graves, pero sí ha asustado a varias familias, que decidieron pasar la noche en la calle.

    Es medianoche en la pequeña localidad navarra de Lizoáin. La mayoría de sus habitantes están en casa, algunos ya metidos en la cama. Dos minutos después de que el reloj marcará las 00:00, el suelo comenzó a temblar. Una sacudida de 4,6 grados de magnitud en la escala Ritcher. Navarra acababa de vivir un terremoto. El sueño se rompía en la primera madrugada de octubre.

    Lizoáin, a 18 kilómetros de Pamplona, fue el epicentro del seísmo, situado a un kilómetro de profundidad. También lo sería de las posteriores réplicas, una de 1,9 grados tan solo diez minutos después del primer temblor. Le seguiría una de la misma intensidad a las 00:23 y otra de 3,4 de magnitud a las 00:54. Sin embargo, las más fuertes se producirían pasada la 1:00. Un sismo de 3,8 grados sacudiría el suelo a la 1:37 y, más tarde, a las 2:21 se sentiría uno todavía mayor de 4,4 grados.

    El terremoto enmudeció Navarra. Este se notó con fuerza con las poblaciones de la Cuenca de Pamplona, incluida la capital. Además, se percibiría en otras localidades de la comunidad autónoma como Tudela, Estella-Lizarra, Lesaka o Isaba, todas a bastantes kilómetros del epicentro. Incluso, se sentiría fuera de las fronteras navarras en ciudades como Logroño, Zaragoza, San Sebastián, Huesca o Barcelona. 

    Un incidente que no ha causado grandes desperfectos materiales. La única intervención presuntamente relacionada con el terremoto sucedió cerca de las dos de la madrugada, cuando los bomberos fueron requeridos desde un domicilio de Mutilva (Navarra) en el que se había desprendido un gran termo de agua de sus soportes.

    Mas allá de este hecho, los temblores se pueden resumir en un gran susto. Varios vecinos han relatado por Twitter que el seísmo ha tumbado estanterías o ha movido mobiliario en sus hogares, lo que les ha generado intranquilidad. Nerviosismo y miedo traducidos en las centenares de llamadas recibidas por la Policía Municipal de Pamplona. Es más, el cuerpo de seguridad confirma que algunas personas decidieron no quedarse en su casa y pasaron la noche en la calle.

    Otros afectados por el terremoto se lo tomaron con más humor y acudieron a las redes sociales, en las que los tuits sobre los sismos fueron tendencia.

    Un terremoto que vino precedido por un movimiento sísmico de 1,5 grados de magnitud a las 23:46 con epicentro en el Valle del Egüés y otro a las 20:44 con epicentro en Zabalza. Temblores que se añaden a la lista de 44 seísmos acaecidos en la zona durante esta semana, 173 si contamos todos septiembre. No obstante, el de Lizoáin es el más fuerte de los últimos seis meses.

    Etiquetas:
    España, Navarra, terremoto
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook