En directo
    España
    URL corto
    140
    Síguenos en

    Para detener el coronavirus, la Comunidad ha convocado por SMS a miles de vecinos del barrio de Vallecas a varios días de pruebas gratuitas. A la primera jornada solo acudió un 30% de los 1.000 citados.

    La mujer tiene varias cuestiones. A una distancia prudencial, acatada tras una leve subida de mano, le pregunta al policía municipal si puede hacerse la prueba su marido, sin papeles. O hasta cuándo hay plazo. El miembro de las fuerzas de seguridad no sabe qué decirle: se ciñe a lo que está indicando Salud Pública. Este organismo madrileño es el que desde el 29 de septiembre está haciendo test de antígenos en el barrio de Vallecas, uno de los más afectados por el coronavirus en la capital.

    A la primera jornada solo acudió poco más del 30% de los 1.000 convocados. En la segunda, donde varios vecinos se acercan a consultar dudas, se ha animado la afluencia.

    Es lo que dice Enrique Claudio en la puerta del Centro Cultural Lope de Vega, a unos metros de la estación de Entrevías. El supervisor de guardia del SUMMA 112 (servicio de emergencias madrileño) cree que la repercusión mediática de la iniciativa ha tenido su efecto: "Ayer vinieron 337 de unos 1.000 que habíamos citado. Hoy se ha llamado a unas 1.600 y a mediodía habrán pasado unas 165", reflexiona delante de una fila de compañeros sanitarios, agentes de policía y ciudadanos que esperan su turno. "El movimiento fue más tímido y confiamos en que se anime", resuelve antes de meterse al interior, donde se han dispuesto varias mesas con los test de antígenos preparados para realizarse y dar un resultado en 15 minutos.

    ​Se llevan a cabo por "una veintena" de profesionales y tienen como objetivo las personas asintomáticas. Se han regido por criterios geográficos y de personas sanas, según Víctor Escudero, técnico de emergencias del SUMMA 112, a bordo del programa junto a Salud Pública. "Son los que más peligro tienen de esparcir el virus, porque no saben que lo tienen. El que tiene síntomas o se encuentra mal, va al centro de salud. Aquí rompemos la cadena de contagio", argumenta. En estas horas, apenas se han dado cuatro casos positivos.

    "Nos extraña porque es una zona de gran incidencia", razona Escudero. Las diferentes áreas sanitarias de Vallecas superan de media los 1.100 casos por 100.000 personas, una cifra que provocó la inclusión en el confinamiento selectivo puesto en vigor por la Comunidad de Madrid el 21 de septiembre. Un control de salidas y entradas o de aforos y actividades al aire libre que ya implica a 45 zonas y a más de un millón de ciudadanos. "Es una prueba con la fiabilidad parecida a una PCR y que da en poco tiempo el resultado. Si es positivo, se le deriva a una cuarentena en casa y se procede al rastreo de los contactos que haya tenido en los últimos días", explica el técnico del SUMMA 112.

    © Sputnik . Ruptly
    Madrid realiza test de antígenos de coronavirus en las zonas con movilidad restringida

    Uno de los problemas de la convocatoria, según han criticado algunos vecinos, era la forma de avisar. Mediante un SMS enviado horas antes, el receptor se tenía que enterar de ir al espacio preparado. "A mí me llegó por la tarde y he venido por curiosidad", dice Laura Velea, una estudiante de 15 años. "No me he hecho ningún test antes y así me aseguro. Además, prefiero saberlo para el instituto. Y si te llaman, tienes que venir. Por responsabilidad y porque es gratis. Y, básicamente, porque es un alivio", apunta, mostrando el mensaje en su móvil.

    • Laura Velea, una vecina de Vallecas, muestra cómo le avisaron de la posibilidad de hacerse un test
      Laura Velea, una vecina de Vallecas, muestra cómo le avisaron de la posibilidad de hacerse un test
      © Sputnik / Alberto García Palomo
    • El Centro Cultural Lope de Vega de Vallecas, preparado para los test de antígenos
      El Centro Cultural Lope de Vega de Vallecas, preparado para los test de antígenos
      © Sputnik / Alberto García Palomo
    • Valeria, una chica de 25 años, muestra cómo la avisaron para ir a un centro de salud a hacerse la prueba
      Valeria, una chica de 25 años, muestra cómo la avisaron para ir a un centro de salud a hacerse la prueba
      © Sputnik / Alberto García Palomo
    1 / 3
    © Sputnik / Alberto García Palomo
    Laura Velea, una vecina de Vallecas, muestra cómo le avisaron de la posibilidad de hacerse un test

    "Mi chico está dentro. Yo fui a un centro de salud y he estado en cuarentena porque tenía un positivo en casa", dice en la acera Valeria, de 25 años. "Me dieron de baja y hoy he acompañado a mi chico porque queremos estar los dos seguros", dice al lado de Lorena. Con 46 años le parece "recomendable" hacérselos. "Yo ya llevo dos más, pero es que trabajo en la limpieza y me muevo de un lado a otro", justifica. "Nos enteramos por la tele y yo, como teletrabajo, me he bajado", anota Mari Carmen, de 36 años, mientras da el documento de identidad y pone la frente para que le midan la temperatura.

    "Creo que para parar la pandemia tenemos que venir. No hay otra opción. Yo me he acercado antes de trabajar y creo que no cuesta nada", la apoyaba una chica de 27 años que prefería no dar su nombre.

    Desde la Comunidad de Madrid han intentado ensalzar la iniciativa y arengar a que vayan. De nada sirve, esgrimen, poner a disposición del ciudadano los cinco millones de test comprados si luego ellos no responden, como ha ocurrido. También ha suscitado algunos mensajes de malestar en redes sociales. "¿Ayuso no les deja ir o cuál será la excusa?", preguntaba uno. "No van y luego protestarán por la tarde" o "Luego dirán que las medidas son clasistas", anotaban otros.

    "Tenemos capacidad de atender a unas 150 personas a la hora, hay espacio de sobra y para evitar las masificaciones hemos ido citando por horas, pero hay mucha flexibilidad. Por la tarde, por ejemplo, viene más gente porque salen de trabajar, y este es un sitio de trabajadores que están fuera todo el día", expone Claudio, considerando que la elección de este barrio del sur puede deberse a motivos gubernamentales y espera que se amplíe a otros rincones de la región, aunque aún no se sabe cómo avanzará.

    Aquí se han organizado varias protestas tras el confinamiento en contra de Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Como en las otras localidades y áreas restringidas, algunos vecinos sostienen que hace falta más personal médico y que justo han cerrado el paso a distritos de menor renta, donde la gente tiene más necesidad de salir a trabajar. Contra la medida adoptada por el ejecutivo, los ciudadanos han hablado de "segregación" y han alentado a los responsables a ampliar toda la provincia, que ya acumula unos 230.000 contagios y más de 8.500 muertos.

    Etiquetas:
    protestas, vecinos, tests, rebrote de coronavirus en España, pandemia de coronavirus, coronavirus en España, coronavirus, España, Madrid
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook