En directo
    España
    URL corto
    0 50
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Tribunal Supremo de España declaró que los repartidores ('riders') de la empresa Glovo no son trabajadores por cuenta ajena, sino que tienen una relación laboral con la compañía.

    De esta manera, la justicia otorga una importante victoria a los repartidores en su lucha porque se les reconozcan sus derechos laborales.

    En concreto, el Tribunal Supremo sostiene que Glovo —la empresa española más importante de reparto a domicilio inmediato, al estilo de Deliveroo o Uber Eats— no es una mera intermediaria en la contratación de servicios entre comercios y repartidores.

    "Es una empresa que presta servicios de recadería y mensajería fijando las condiciones esenciales para la prestación de dicho servicio. Y es titular de los activos esenciales para la realización de la actividad", señala el alto tribunal.

    Según el fallo, Glovo "se sirve de repartidores que no disponen de una organización empresarial propia y autónoma, los cuales prestan su servicio insertados en la organización de trabajo del empleador".

    Sin embargo, los 'riders' de Glovo son obligados a registrarse como trabajadores autónomos, haciendo que ellos carguen con los impuestos asociados a su actividad y que no se les otorgue una cobertura médica por posibles accidentes laborales.

    Con anterioridad, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña había reconocido la situación de falsos autónomos de los 'rider', pero al mismo tiempo un juzgado de Barcelona la negaba.

    El Tribunal Supremo se pronuncia ahora sobre la cuestión tras la presentación de un recurso de casación por parte de la empresa, que buscaba la unificar la doctrina judicial en su favor.

    La plataforma 'Riders x Derechos', que encabeza la lucha laboral de este colectivo, se mostró satisfecha por la decisión del alto tribunal.

    "Estamos muy contentos de que por fin se reconozca lo que llevamos años defendiendo", dijo la agrupación de trabajadores en un mensaje publicado en redes sociales.

    Ahora los 'riders' creen que el Gobierno debe dar el siguiente paso para asegurarse de que las empresas cumplen con el estatuto de trabajadores.

    Por su parte, Glovo emitió un comunicado manifestando su respeto a la sentencia, aunque sigue pidiendo un marco regulatorio al margen del general, lo que augura que este no será el último episodio de conflicto laboral por el avance de este tipo de empresas.

    Etiquetas:
    derechos laborales, comida, repartidores, España, Tribunal Supremo de España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook