En directo
    España
    URL corto
    La evolución del coronavirus en España (147)
    0 70
    Síguenos en

    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha reunido con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol

    El encuentro, que se ha desarrollado en la sede del Gobierno de la Comunidad de Madrid, tenía como objetivo buscar la forma de mejorar la coordinación entre ambas administraciones en la lucha contra el coronavirus.

    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha empezado la rueda de prensa afirmando que su objetivo era "traer a los madrileños y madrileñas el apoyo y respaldo y la ayuda del conjunto de la ciudadanía española". "Estamos aquí para apoyar, para ayudar, no estamos para tutelar ni para evaluar y menos para suplantar a una administración que tiene sus facultades perfectamente reconocidas en la ley y en la Constitución", ha señalado el presidente del Ejecutivo.

    Lo más importante es, ha proseguido, poner el foco en un único objetivo que es "doblegar esta segunda curva y mantener a raya al virus". "Estoy convencido de lo que lo vamos a conseguir", ha asegurado Sánchez.

    El presidente del Ejecutivo también ha dicho que el Gobierno desea que las medidas tomadas por la Comunidad de Madrid den el resultado esperado, pero ha matizado que "estamos listos para contemplar otros escenarios si fuera necesario".

    En ese sentido, recordó que el Gobierno ofrece a las distintas comunidades autónomas la posibilidad de aplicar el estado de alarma en sus territorios si lo consideran necesario, aunque no invitó directamente a Madrid a adoptar esta medida.

    Por su parte, para la presidenta madrileña, la posibilidad de pedir un nuevo estado de alarma para poder decretar confinamientos no se encuentra actualmente sobre la mesa. "Ni estados de alarma ni confinamientos. Eso sería la muerte de nuestra comunidad, que es el motor de España (…) No podemos cerrar Madrid sin dar una oportunidad a las medidas", dijo Ayuso, quien defendió su gestión de la crisis sanitaria, pero aseguró que la región no dispone de los recursos suficientes para contener la pandemia por su cuenta.

    Además, aseguró que la mala situación epidemiológica se debe a que "Madrid está superpoblada" y a que, por su importancia económica, atrae a población de otras regiones para trabajar o estudiar. Ayuso también aseguró que actualmente faltan herramientas jurídicas para vigilar cuestiones como el absentismo escolar o el incumplimiento de las cuarentenas.

    Pedro Sánchez respondió a la presidenta de Madrid afirmando que el Estado hará un esfuerzo para "aportar medios de rastreo adicionales, de desinfección, logísticos, sanitarios, refuerzos de la capacidad hospitalaria y apoyo legal, así como recursos jurídicos, medios policiales también y todo aquello que considere el Gobierno de la Comunidad de Madrid que necesita".

    "Si algo hemos aprendido en esta pandemia es que todos los países y Gobiernos tenemos que ser lo suficientemente humildes como para ser conscientes de que solo se va a vencer definitivamente al virus cuando la ciencia de una respuesta en forma de vacuna. Y mientras tanto lo que podemos hacer es trabajar unidos", añadió.

    Pese a que ambos se esforzaron por dar una imagen de unidad tras meses protagonizando desacuerdos, durante su comparecencia conjunta se volvió a apreciar que la administración madrileña sigue encontrando puntos de choque con el Gobierno de la nación.

    Por ejemplo, Ayuso aprovechó su comparecencia conjunta para pedir al presidente del Gobierno un refuerzo de la seguridad en el aeropuerto de Barajas con el objetivo de que se hagan pruebas serológicas a todos los visitantes extranjeros. Pese a que este es uno de los caballos de batalla de la Comunidad de Madrid desde la reapertura de fronteras, Pedro Sánchez respondió asegurando que sólo un 0,2% de los casos registrados en la región llegan por el aeropuerto. "Tenemos que focalizarnos donde realmente está el problema", añadió.

    Pero también ha habido puntos de encuentro entre los dos dirigentes, Sánchez ha explicado que han llegado a un acuerdo para crear "un espacio de cooperación" que se reunirá cada semana, y en el que estarán presentes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

    "Para mantener un contacto eficaz entre ambas administraciones, han acordado crear un espacio de cooperación entre el gobierno de España y el gobierno de la Comunidad de Madrid para el seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia", tal y como han señalado un comunicado conjunto.

    Ambos dirigentes ven "imprescindible" tener una "actuación coordinada de las administraciones" para "reforzar los mecanismos de cogobernanza" y "ampliar así la capacidad de respuesta".

    Durante el desarrollo de la pandemia, la Comunidad de Madrid –que tiene las competencias sanitarias en la región– protagonizó múltiples episodios de enfrentamiento con el Gobierno central por diferencias sobre cómo debe gestionarse la crisis.

    ​La reunión ha empezado poco después de las 12 del mediodía y coincide con un momento de tensión en Madrid, por las medidas que restringen la movilidad 37 zonas sanitarias del Sur de Madrid y que afectan a más de 850.000 personas.

    Esta es la primera reunión bilateral que mantienen ambos mandatarios desde que la presidenta madrileña asumió su cargo hace poco más de un año y con ella ambas partes intentan enterrar el hacha de guerra partidista mientras se implementan nuevas medidas de prevención en Madrid.

    En los últimos 14 días la incidencia en Madrid es de 682 casos por 100.000 habitantes, más del doble de la media del país (267).

    Madrid se encuentra a la cabeza del país también en presión asistencial, ya que actualmente dedica el 22% de sus camas de hospital a pacientes de COVID-19, mientras que la media del país se sitúa en el 8,7%.

    Pese a la grave situación sanitaria, las autoridades locales descartaron el 18 de septiembre aplicar nuevos confinamientos, por lo que ahora la estrategia para contener el virus se limita a reducir las reuniones sociales a un máximo de seis personas y aplicar restricciones a la movilidad.

    Antes de que diera inicio el encuentro, cientos de ciudadanos, convocados por el sindicato de Vox, esperaban la llegada del presidente del Gobierno para protestar por la gestión de la pandemia realizada por el Gobierno.

    © Sputnik . Ruptly
    Ciudadanos protestan en la Puerta del Sol de Madrid antes de la reunión entre Sánchez y Ayuso
    Tema:
    La evolución del coronavirus en España (147)
    Etiquetas:
    Gobierno de España, Pedro Sánchez, Madrid, España, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook