En directo
    España
    URL corto
    0 153
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La Audiencia Nacional de España imputó al exministro del Interior de España Jorge Fernández Díaz en la denominada 'pieza Kitchen' del 'caso Villarejo', la cual investiga el uso de estructuras parapoliciales para espiar a personas involucradas en las tramas de corrupción del Partido Popular cuando este gobernaba.

    En un auto emitido el 18 de septiembre, el juez instructor de la causa considera "útil y pertinente la comparecencia del que fuera ministro del Interior" dado que las investigaciones practicadas hasta el momento sitúan a su departamento "en el centro nuclear de la operación".

    En concreto, el juez afirma que desde el Ministerio del Interior es "desde donde se habría dirigido y coordinado toda la operativa, presuntamente con la participación directa del ministro y actuando por delegación de éste, al parecer, el secretario de Estado de Seguridad".

    Jorge Fernández Díaz sirvió como titular de Interior durante el primer mandato del presidente Mariano Rajoy, entre 2011 y 2016.

    Sin embargo, Rajoy no contó con él tras volver a ser investido en 2016, fecha en la que Fernández Díaz ya estaba acorralado por distintos escándalos en su departamento, como la presunta fabricación de informes policiales ad hoc contra rivales políticos, una causa que finalmente no tuvo recorrido judicial.

    Ahora Fernández Díaz se enfrenta a una imputación por el presunto espionaje a personalidades de su propio partido.

    Además de la imputación del exministro, citado a declarar el 30 de octubre, el juez instructor acordó este 18 de septiembre citar como investigado a su exsecretario de Estado, Francisco Martínez.

    No obstante, el juez rechazó citar a la exministra de Defensa y exsecretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, y a su esposo, el empresario Ignacio López del Hierro, cuya imputación fue solicitada por la Fiscalía Anticorrupción.

    Según el sumario de Kitchen, entre 2013 y 2015 se creó un operativo parapolicial para espiar al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, una de las piezas claves de la trama de corrupción Gürtel, que propició la caída del Gobierno de Mariano Rajoy en 2018.

    El sumario indica que desde altos cargos del Estado se diseñó una operación para captar como informador al conductor de la esposa de Bárcenas con el objetivo de conocer si el matrimonio disponía de "material comprometedor" sobre la corrupción en el Partido Popular.

    El juez instructor considera "especialmente revelador" que el chófer recibiera pagos mensuales de hasta 53.000 euros procedentes de fondos reservados del Ministerio del Interior, lo que "evidencia el conocimiento de los hechos por parte de mandos superiores del organismo".

    El magistrado añade que Sergio Ríos, el chófer de la familia Bárcenas, obtuvo después una plaza como funcionario de Policía tras superar un proceso de oposición, extremo que "requería necesariamente de la participación de cargos con capacidad de influencia en el Ministerio".

    En el centro de esta causa se sitúa el poderoso excomisario Villarejo, que presuntamente habría encabezado la operación de espionaje.

    Villarejo es el pilar de las llamadas "cloacas del Interior", un entramado de corrupción con tantas ramas que, hasta la fecha, las investigaciones abiertas para conocer sus actividades han dado lugar a la apertura de 25 piezas separadas, siendo Kitchen una de las más importantes por su relevancia política. 

    Etiquetas:
    espionaje, Audiencia Nacional de España, Partido Popular de España, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook