13:45 GMT19 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 70
    Síguenos en

    Las votaciones las carga el diablo, el Ayuntamiento de Cádiz se abre a la participación para borrar los ecos franquistas del estadio Ramón de Carranza, y en las propuestas recibidas destacan estadio Francisco Franco o Santiago Abascal.

    Entre el troleo y la guerrilla sucia, Cádiz ejemplifica las dificultades para cumplir con la Ley de Memoria Histórica.

    El Ayuntamiento de Cádiz, regido por Jose María González, Kichi (Adelante Andalucía), decidió que había que cambiar el nombre del estadio de fútbol de la ciudad donde juega el Cádiz Club de Fútbol que, tras 15 años, en 2020 ha regresado a la élite del fútbol en la Primera División de La Liga.

    El estadio Ramón de Carranza lleva el nombre del que fuera alcalde de la ciudad en dos ocasiones en el siglo pasado. Ramón de Carranza había sido el nombre hasta la llegada del gobierno de izquierdas de un trofeo veraniego, un puente y dos avenidas. Fue en 2017 cuando el alcalde decidió que, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, había que borrar el pasado franquista.

    Fuentes municipales explican a Sputnik que la comisión para el cambio de nombre ha venido trabajando en base a criterios comunes para la nueva denominación del estadio, como evitar nombres propios, "que no resistieran el paso del tiempo y por otro lado, pudieran crear una competencia sobre méritos". El proceso, según explica el Ayuntamiento, consta de tres fases: en la primera había una fase de recepción de propuestas, lo que se hacía mediante correo electrónico.

    "En esta fase vimos como vía whatsapp y otras redes sociales, suponemos, afines a VOX, empezaron a mover la propuesta para renombrar al estadio como Francisco Franco o Santiago Abascal", explican desde el equipo municipal.

    La recepción de propuestas, han llegado más de 300 hasta el 10 de agosto (día en el que finalizó el plazo de recepción), no estaba circunscrita a Cádiz, sino a cualquier parte de España.

    ​En cualquier caso, este primer proceso no tenía validez de voto. En la segunda fase, entra en juego la comisión consultiva que consta de las peñas y grupos de aficionados, asociaciones civiles, la Universidad y asociaciones memorialistas. La comisión debe realizar la criba de propuestas, el primer criterio ha sido cumplir con la Ley de Memoria Histórica (Ley 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía), que en el artículo 32 es explícito respecto a los nombres de dirigentes franquistas.

    Guasa gaditana o malas artes

    Que entre las primeras propuestas para cumplir con la Ley de Memoria Histórica cuenten con Francisco Franco o Santiago Abascal nos recuerda los complejos que España sigue teniendo con su Historia y sobre todo, con la Guerra Civil y la represión franquista. Santiago Abascal reaccionaba con sorna a las propuestas recibidas.

    ​Pero que su nombre o el del dictador estén en la lista, aparece más como un boicoteo al proceso de renombre, que como mera voluntad popular. Un rápido chequeo en la red da pruebas de ello.

    ​Más allá del troleo o boicot, Franco y Abascal mediante, otros nombres más ligados a la tradición futbolera destacan en la lista. Ilustres como Michael Robinson (periodista y amante del equipo de Cádiz y su ciudad), Mágico González (talentoso crack de El Salvador que deslumbró en el equipo en los 80), o los artistas de Carnaval Manolo Santander y Juan Carlos Aragón están entre las opciones. Pero la comisión cuenta con una premisa, evitar los nombres propios.

    Convivir con el pasado o confrontarlo

    Más allá de la guerrilla digital de la extrema derecha contra la Memoria Histórica, el renombre del estadio revela lo complejo que es enfrentarse a la Historia cuando la tradición y el tiempo la han asentado. En Cádiz, muchos no se sienten violentados por el estadio Carranza, por mucho que incumpla la Ley de Memoria Histórica.

    Por ello, la Federación de Peñas del Cádiz aboga por nombrar al estadio como Carranza, a secas.

    "No queremos renunciar a nuestro nombre, somos la marca Carranza. Para nosotros, ha pasado tanto que la palabra Carranza no la vinculamos a ese alcalde franquista", nos cuenta Juan Antonio García, Presidente de la Federación de Peñas del Cádiz CF. "No se trata de silenciar u ocultar la Historia, que se sepa lo que hizo ese hombre, no nos oponemos, pero eso es otro asunto".

    El presidente comparte cómo esta polémica ha provocado un cisma entre los aficionados y lamenta que el fútbol se haya politizado.

    En cualquier caso, la última reunión de la Comisión evidenció el conflicto, ¿hasta qué punto el estadio Carranza está ligado al Ramón de Carranza?, no es un trabalenguas, sino el complejo debate que se vivió, y esto no es guasa gaditana, es en serio. Finalmente, 4 entidades rechazaron la marca Carranza, tres la apoyaron y otras dos, ni siquiera contemplaban esta opción por ilógica, se abstuvieron.

    ​Por su parte, el equipo, el Cádiz Club de Fútbol ha comunicado a Sputnik que prefiere mantenerse al margen de la polémica generada. Tras las deliberaciones de la comisión, las propuestas que han sobrevivido a la criba son: La Tacita de Plata, Bahía de Cádiz, Nuevo Mirandilla, Gadir, Ciudad de Cádiz, Gades, De la Laguna y La Pepa. Ahora, en la tercera fase, los gaditanos —esta vez sí, censados en Cádiz— y los más de 16.000 socios que tiene el Club deberán votar.

    ¿Quién fue Ramón de Carranza?

    El legado de la Historia se diluye en nombres de calles, placas, rotondas y barriadas que a menudo ignoramos. Pero, obviamente, Ramón de Carranza abarca gran parte de la historia gaditana del siglo XX. Se trata de un militar gallego de El Ferrol de una familia poderosa que se casó con una gaditana más rica aún.

    Fue alcalde de Cádiz en la dictadura de Primo de Rivera, hasta la llegada de la II República, y cuando el golpe militar explotó en 1936, fue el hombre puesto por el general Queipo de Llano para controlar Cádiz. Según la moción municipal para cambiar el nombre del estadio, Ramón de Carranza "fue impulsor de una comisión depuradora de funcionarios, lo cual lo responsabiliza directamente de la cruenta represión llevada a cabo a vecinos y vecinas de nuestra ciudad". Solo en el mes de julio del fatídico 1936, en la capital gaditana hubo 27 víctimas de una represión militar. Aunque los ecos de aquellas tropelías y horror, queden acallados por el clamor de las gradas del aún, Estadio Ramón de Carranza.

    Etiquetas:
    Ley de la Memoria Histórica (España), Santiago Abascal, estadio, franquismo, Francisco Franco
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook