01:07 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    0 31
    Síguenos en

    El volcán de la Isla de la Decepción es uno de los más activos de la Antártida. Asimismo, el lugar donde se encuentra es un enclave dotado de una gran singularidad por su historia, sus paisajes, su fauna y su flora.

    En los últimos dos siglos ha erupcionado más de 20 veces con potencia explosiva. La última de ellas, en 1970, supuso fuertes daños en las bases científicas de Chile y Reino Unido instaladas en el lugar. Años más tarde, en 1992, 1999, 2014-2015 y 2019, se han producido numerosos episodios de unrest volcánico, es decir, agitaciones volcánicas que podrían ser preludio de una erupción. Además, esta isla se ha convertido en una zona de especial interés turístico que cada año recibe más de 20.000 viajeros.

    La vigilancia volcánica de la isla Decepción es además imprescindible para dotar de seguridad a los equipos de investigadores españoles que acuden al lugar y para la apertura de la Base Antártica Española (BAE) Gabriel de Castilla, que mantiene presencia estable durante el verano austral, desde finales de diciembre a finales de marzo. De este modo, los ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y de Ciencia e Innovación (MCIN) han firmado un acuerdo el jueves 3 de septiembre para establecer un sistema de vigilancia volcánica aplicando los métodos y sistemas que ya emplea España para la vigilancia volcánica de las Islas Canarias.

    "Es nuestra responsabilidad, a través del Comité Polar Español (CPE), dar los correspondientes avisos y alertas para abrir o cerrar el acceso de delimitar las áreas", explicó el ministro de Transporte, José Luis Ábalos tras la reunión con el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque.

    El nuevo sistema tendrá carácter continuado, permanente y fiable, e incluirá tareas de inspección, valoración de la actividad y alerta volcánica, manteniendo las series temporales de datos hasta ahora existentes proporcionando continuidad a los estudios científicos sobre la zona, llevados a cabo por las Universidades de Cádiz y Granada. 

    Durante la campaña antártica española de 1988, se instaló en la Isla Decepción el refugio Gabriel de Castilla, siendo inaugurado oficialmente en 1989 como un refugio militar para apoyar los trabajos de investigación y levantamientos topográficos. Desde entonces se han realizado varias remodelaciones, siendo la más importante la realizada en el año 2009. Esta base está diseñada para el desarrollo de actividades científicas singulares de vanguardia y sus resultados son valiosos para el desarrollo de la investigación polar. Por su carácter singular, está a disposición de la comunidad científica nacional e internacional abordándose estudios sobre vigilancia volcánica, astrobiología, geología y ecología.

    Etiquetas:
    volcanes, ciencia, Antártida, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook