15:56 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (202)
    0 33
    Síguenos en

    Personal docente y no docente de colegios e institutos públicos y concertados de Madrid han sido citados de un día para otro en distintos puntos de la comunidad para un análisis de la sangre que proporciona el grupo sanitario Ribera Salud. Las aglomeraciones han provocado que se suspendieran en uno de los centros.

    Miles de profesores y personal no docente de los centros públicos y concertados de la Comunidad de Madrid han sido citados de un día para otro para hacerse las pruebas serológicas de COVID-19 antes del inicio del curso escolar. La urgencia y la poca planificación han provocado el caos en los cinco centros de esta comunidad española donde se realizaba el test. En el Instituto Virgen de la Paloma, uno de ellos, ha sido anulado a mediodía por la Consejería de Educación para "gestionar la aglomeración y evitar incrementar las esperas", según han indicado a Efe

    "Es una vergüenza. A mí me avisaron anoche y tenía cita a las nueve de la mañana. Cuando he ido se mezclaba todo: los de las 10, los de las nueve y media… Había tres kilómetros de cola y una desorganización total", espetaba por teléfono a Sputnik desde este edificio uno de los asistentes, que prefiere mantener el anonimato.

    El proceso y sus fatídicas consecuencias viene de hace días, aunque se ha precipitado en las últimas 24 horas. Con la mirada puesta en las clases y en el aumento de casos de coronavirus, la Comunidad de Madrid avisó, el 25 de agosto, de que iba a ofrecer más de 10.000 pruebas a los trabajadores del gremio.

    Sin embargo, hasta el 1 de septiembre no se fijaron las fechas para los test prometidos. Hacia las dos de la tarde, los directores de los centros educativos recibieron un correo en los que se convocaba a los profesores a pasar por distintos puntos (cinco, elegidos según la zona de la comunidad) en los próximos días, a una hora señalada.

    Así se encabezaba la misiva, con el asunto Vuelta segura a las aulas: "En cumplimiento de las medidas aprobadas por la Consejería de Educación y Juventud para garantizar una vuelta segura a las aulas, los días 2, 3, 4  y 7 de septiembre se va a realizar un test serológico a todos los docentes y personal de administración y servicios de los centros públicos y centros sostenidos con fondos públicos de la Comunidad de Madrid". Además, los congregados debían cumplir tres "instrucciones": "llevar mascarilla", "acudir en la franja horaria en la que ha sido citado" y "llevar cumplimentado el formulario de consentimiento".

    ​Para terminar, incluían un enlace a la web donde consultar los resultados y este mensaje: "Por parte de la Comunidad de Madrid se han tomado todas las medidas organizativas y sanitarias para garantizar la seguridad durante la realización de las pruebas". El correo finalizaba asegurando que "entre todos, conseguiremos una #VueltaSeguraAlCole". Un hashtag que parece irónico al ver el resultado: nada más amanecer, se han ido sucediendo los mensajes en redes sociales que denunciaban la mala praxis del ejecutivo autonómico, sin previsión y saltándose las leyes de protección de datos, pues el correo ha llegado en algunos casos sin ocultar 16.000 destinatarios.

    Simultáneamente ha llegado otra sorpresa: las pruebas se iban a encargar a Ribera Salud, un grupo sanitario privado que ya ha estado detrás de las PCR hechas en Torrejón de Ardoz (otro municipio de Madrid) y que es conocido por su controvertida gestión de hospitales públicos como el de Alzira, en Valencia. También recurrieron a una compañía privada (en este caso, Quirón Salud) para la contratación de rastreadores. "Es el colmo", ha declarado Esteban Hernández —presidente de la Asociación Directores de Instituto de Madrid (Adimad), que agrupa al 80% de los equipos directivos de la región— al diario El País.

    Hernández ha valorado positivamente la iniciativa, pero no los modos ni los tiempos. "Somos miles de personas, es una locura juntarnos. Una barbaridad, una muestra más de la improvisación y de la falta de planificación", afirmaba, cargando contra la improvisación de Madrid y la manera de abordar la vuelta a clase. "En otras comunidades se ha retrasado el inicio de curso unos días para poder reorganizar los grupos y los espacios, preparar los centros y para hacer los test", explicaba, enumerando los "claustros y reuniones maratonianas” y la reorganización de aulas y temario por las nuevas ratios y las jornadas semipresenciales a partir de 3.º de la ESO.

    ​Enrique Ossorio, consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, ha echado balones fuera sobre las colas y no ha aclarado cómo ha sido el contrato con Ribera Salud. La compañía, por su parte, ha señalado a la cadena SER que "esa información debe facilitarla la Consejería de Educación porque es un proyecto organizado y coordinado por ellos". Además, en un comunicado expuesto por El País, añaden: "Nos han encargado la ejecución del proyecto, que se está realizando ya desde las nueve de la mañana, a los que estaban convocados. Son test rápidos, tras llamar la Comunidad a los docentes a una serie de sedes establecidos como centros de operaciones. El resultado del test rápido se sabe en 48 horas, y si es positivo, se hace PCR".

    Cada persona citada debe entregar un documento relleno donde autoriza el uso de sus datos: "Autorizo a la Comunidad de Madrid, en caso de que el resultado del test de anticuerpos y/o el PCR sea positivo y conforme a la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, a que tenga acceso, a través de Ribera Salud, del resultado del mismo y a que informe a los servicios de salud de la Comunidad de Madrid en un plazo de 24 horas, para asegurar el derecho a la protección de la salud del resto del personal y evitar los contagios en el centro de trabajo, así como permitir a mi entidad diseñar los planes de contingencia que sean necesarios y la correcta elaboración de los cuadrantes de trabajo", apunta el formulario.

    • Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus
      Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus
      © Sputnik / Daniel Martín Santos
    • Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus
      Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus
      © Sputnik / Daniel Martín Santos
    • Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus
      Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus
      © Sputnik / Daniel Martín Santos
    1 / 3
    © Sputnik / Daniel Martín Santos
    Colas para someterse a unas pruebas serológicas de coronavirus

    "La cola es infinita, aunque parece que va rápido", decía Pablo Gómez desde el Instituto Virgen de la Paloma en Madrid, antes de que se cancelara la jornada de test. A este maestro de primaria de un centro de Lucero (al sur de la ciudad) le ha tocado este inmueble, perteneciente a la zona de la capital. "Esto es ingente. Hay una fila recta fuera, pero dentro da mil vueltas. Estamos todos los del centro y no hay normas de seguridad ni nada", alegaba, enviando fotos de la situación por el móvil. Ana, profesora de matemáticas interina en un centro de Leganés (localidad al sur de Madrid), se quejaba de "las formas".

    "Primero, un correo de datos con el DNI de todos. Y la cola fatal. He estado hora y media. Si respetásemos la distancia sería mucho más larga. Además, hace mucho calor y es insoportable. Y creo que nadie se queja. Una vez dentro va más o menos bien, te dicen que llega un código al enlace y listo", sentencia Ana.

    Mientras, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido en una entrevista de EsRadio que "es probable que prácticamente todos los alumnos se contagien a lo largo del curso". "La gente ya se está contagiando, los niños ya se están contagiando. Todo el mundo se está contagiando y no hemos empezado el colegio", ha indicado, alegando que estos centros son "espacios seguros".

    ​"A lo largo del curso es probable que prácticamente todos los niños de una u otra manera lo tengan. Pero porque a lo mejor se han contagiado durante el fin de semana en una reunión familiar, o por la tarde en el parque o por un compañero. No se sabe, porque el virus está en cualquier sitio", ha insistido Ayuso. Sus palabras, las colas en las pruebas y la contratación a un grupo privado han convertido a la líder de la Comunidad en pasto de quejas en redes sociales. "Ayuso cita a 3.000 profes a la misma hora para hacerles PCR. No contrata rastreadores pero genera aglomeraciones. Así combate la pandemia", ha escrito el diputado de Más País Íñigo Errejón. "Los padres buscando un mensaje de tranquilidad y apoyo y Ayuso poco más y acaba con un 'vamos a morir todos", sentenciaba otro usuario.

    Tema:
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (202)
    Etiquetas:
    rebrote de coronavirus en España, coronavirus en España, coronavirus, pruebas, España, Madrid, educación secundaria, educación, educación pública, colegios
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook