00:26 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 143
    Síguenos en

    Las llamas vuelven otro año más a causar estragos en esta región andaluza. El viento, con rachas de más de 50 km/h, ha terminado por descontrolar un incendio que en tres días afecta a más de 9.000 hectáreas y a decenas de núcleos urbanos, siendo el mayor de Andalucía en el último año.

    El parque natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, al norte de Huelva, vive un infierno, otro año más. El incendio forestal de Almonaster la Real que, desde el 27 de agosto, asola a un territorio de más de 9.000 hectáreas y tiene a cientos de personas desalojadas de sus casas, varias de la cuales han ardido, como ha ocurrido en La Juliana. 

    Las autoridades andaluzas han movilizado a todo el operativo disponible, en colaboración con el gobierno central. Mientras redactamos estas líneas, en la tarde del 29 de agosto, hay 140 operarios del Infoca y 69 de la UME desplegados en el terreno. Operan ya desde el aire 28 medios aéreos, que forman parte de los efectivos del Infoca, el Ejército y el Ministerio de Transición Ecológica. 

    Transitar por esta zona de la sierra es toparse con carreteras cortadas, hay tres por el momento, por riesgo de desprendimientos forestales e incendio, también implica ir acompañado del ir y venir de hidroaviones y helicópteros y sobre todo, toparse con rostros compungidos por el miedo. Los desalojos por la amenaza de las llamas no cesan, 300 personas han sido sacadas de sus casas el sábado (29) en las aldeas de El Buitrón, El Pozuelo y La Florida. Se suman a los 600 vecinos que ya pasaron la noche del 28 de agosto, y algunos el jueves (27), fuera de sus hogares. 

    • El polideportivo de Almonaster la Real acoge a los desalojados por el incendio
      El polideportivo de Almonaster la Real acoge a los desalojados por el incendio
      © Sputnik / Gonzalo Wancha
    • 200 personas son hospedadas en Almonaster la Real, los jóvenes esperan a que se sofoquen las llamas
      200 personas son hospedadas en Almonaster la Real, los jóvenes esperan a que se sofoquen las llamas
      © Sputnik / Gonzalo Wancha
    1 / 2
    © Sputnik / Gonzalo Wancha
    El polideportivo de Almonaster la Real acoge a los desalojados por el incendio

    Los desalojados pertenecen a pequeñas localidades de alrededor de Almonaster y Zalamea la Real, zona de bosque adehesado y un importante punto minero. "Yo iba en el coche a recoger a mi padre de la mina cuando me topé con las llamas en la carretera, sin darme cuenta me rodeaban a ambos lados de la carretera. Llamé al 112 y me di la vuelta a casa", relata a Sputnik Bárbara Gómez, vecina de la Cueva de la Mora, "cuando llegué avisé a todo el mundo, a mi madre y a mi abuela, que no me creían, pero las llamas ya estaban cerca. En minutos saqué casi a rastras a mi abuela de 86 años y a otra vecina de 96". La aldea se inundó de humo en apenas una hora y Bárbara, junto a casi cien vecinos, tuvo que huir. Ha pasado el día de su 25 cumpleaños recluida en el polideportivo de Almonaster la Real, tras la mascarilla, se confiesa indignada. "¿Cómo es posible tanta lentitud? El incendio podría haber estado controlado y ahora, con este viento que se ha levantado ya no sabemos cuando va a parar".

    ​Fernando Gómez nos cuenta que a sus 63 años ya no se sorprende de nada. Es uno de los cerca de cien vecinos de la pedanía de La Cueva de la Mora que están desalojados desde el jueves (27), "vi las llamas a pocos metros de mi casa, me dio tiempo a coger agua, ropa, el móvil, los documentos del coche y lo que me dio tiempo… con las prisas me dejé hasta la cartera con el dinero", relata mientras come el almuerzo que el Ayuntamiento de Almonaster ofrece a las familias desalojadas. Bartolomé, concejal de la localidad, explica que la solidaridad está funcionando, "tenemos mucha más comida de la que hace falta, pero estas personas necesitan ya buenas noticias, muchos llevan desde el jueves (27) fuera de casa sin ropa o sin poder ducharse". Por suerte, la solidaridad vecinal está funcionando, en esta sierra la mayoría cuenta con familia o amigos que pueden hospedarles.

    Viento cambiante, fuego incontrolable

    El incendio de Almonaster pasa por ser el más importante en Andalucía en lo que va de año y uno de los principales de toda España. Afortunadamente, las llamas tienden a orientarse hacia el exterior sur del Parque Natural. Por el momento, las hectáreas afectadas tienen escaso valor ambiental, con mucha presencia de eucaliptos y monte bajo. Pero más allá de la presencia de este socio habitual de las llamas, el eucalipto, el viento es el principal agravante. "Estamos viviendo momentos muy complicados, en medio de la madrugada hemos tenido viento norte y sur soplando a la vez, con rachas de hasta 52 km/h", detalla a los medios la Consejera Carmen Crespo.

    ​La situación más dramática hasta el momento se ha vivido en la madrugada del 28 al 29 de agosto. La localidad de Zalamea la Real fue testigo de un cambio de viento que desbarató toda la planificación del Centro Operativo Regional, que coordina el dispositivo contra incendios. Las llamas llegaron a las inmediaciones de la localidad, los desalojados al principio de la noche, que trataban de dormir en el polideportivo, tuvieron que ser trasladados de nuevo cerca de las 3 de la mañana al teatro, "la noche ha sido una pesadilla para todos, el humo lo inundaba todo, y esta espera es muy dura porque todos tememos que las llaman entren en el pueblo", cuenta a Sputnik un agotado Diego Rodríguez, alcalde de Zalamea la Real. De inmediato nos interrumpe el también regidor de Calañas, otro pueblo cercano, para ofrecer apoyo y espacios municipales para acoger a los desalojados.

    ​"Me topé con las llamas cuando volvía a casa del trabajo, la Guardia Civil ya había desalojado el pueblo, pero les pedí que me dejaran pasar para sacar a mis dos perros. Los convencí porque mi casa estaba a solo 200 metros, cuando salía de casa con los perros ya estaban ardiendo los árboles de la calle. He visto las llamas a unos metros desde mi ventana", detalla un desconsolado Javier González, también vecino de Cueva de la Mora. Lleva dos días sin sus cosas, pero sonríe al detallar que ha conseguido rescatar a sus animales. Para muchos de los alojados en el polideportivo de Almonaster la Real, los animales son su principal preocupación. Muchos tienen caballos, mulos, gallinas y animales domésticos. 

    Natividad, la pedánea de Cueva del Moral, se afana en un listado con los animales que están expuestos al cerco de las llamas para poder sacarlos. Las familias van una a una detallando su dirección y los animales que tienen, pero la incertidumbre, dos días después del inicio del incendio, es la pauta dominante.

    Vecinos organizan la recogida de enseres y animales que han quedado atrapados por las llamas
    © Sputnik / Gonzalo Wancha
    Vecinos organizan la recogida de enseres y animales que han quedado atrapados por las llamas

    Los incendios en esta Sierra de Huelva que se extiende por Extremadura son recurrentes en los últimos años. Aunque las autoridades presentes en el puesto de control avanzado, con la Consejera de Agricultura de la Junta de Andalucía, gobernada por el PP y Ciudadanos, y la Delegada del Gobierno para Andalucía, destacaron la coordinación de los equipos y llamaron a la calma a la población, el malestar en estas tierras por el incendio es patente. Más allá de la tardanza de la Junta de Andalucía a la hora de integrar a la UME en el operativo, fuentes del sector forestal denuncian a Sputnik la inoperancia de muchas de las medidas de prevención de incendios.

    Aunque montes públicos y privados han de contar con un plan de prevención de incendios que debe ejecutarse anualmente, "en muchos casos son las propias administraciones quienes no los ejecutan ", lamentan. Como ejemplo, las ayudas de 2018 para fomentar estos planes y el refuerzo de cortafuegos en la sierra, siguen sin haber sido entregadas, contando además previamente con un farragoso y complejo proceso para su solicitud.

    Por su parte, las llamas han terminado por avivar otra polémica política, ya que la oposición socialista exige que el presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juan Manuel Moreno, se desplace al lugar de los hechos. No obstante, con el reciente anuncio del Tribunal de Cuentas de investigar a Moreno Bonilla por presunta corrupción, el presidente tiene otro fuego que apagar.

    Etiquetas:
    Andalucía, incendios forestales, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook