16:43 GMT19 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    Okuda, conocido por sus pinturas de colores y figuras geométricas, está causando polémica en el municipio de Bayero en Cantabria. Él, que se define en su página web como un artista polifacético con un estilo que no "está exento de cierta polémica", ha sido elegido para pintar el faro de Ajo, fechado a principios de siglo XX.

    Este proyecto, respaldado por el Ayuntamiento de Bareyo, de la Consejería de Turismo y de la Autoridad Portuaria de Santander, ha traído consigo una gran polémica, pues algunos cántabros consideran "vergonzoso" la aprobación de dichos organismos para llevar a cabo su mural:

    El artista cántabro, consciente de las críticas, ha dicho que su arte "no tiene por qué gustar a todo el mundo" y ha pedido disculpas si en algún momento le ha molestado a alguien. "Lo hago con mucha ilusión y agradecimiento por tener la oportunidad de trasladar mi arte a un lugar tan simbólico e importante en mi tierra", ha comentado Okuda, para explicar los motivos por los que  aceptó el proyecto.

    Por su parte, partidos políticos como Equo han manifestado su rechazo desde que se hizo pública la comunicación del proyecto calificando de "degradación cultural" la intervención colorista que "pervierte la identidad arquitectónica del edificio". Además, alegan que el costo del proyecto ha sido de 75.000 euros y que ha sido adjudicado sin concurso. "Lo decimos con el máximo respeto por la obra de Okuda, a sabiendas de que muchos de sus murales son dignos de aplaudirse. Pero el mural del faro de Ajo no. Es una intervención estéticamente desaconsejable", asegura Equo en una nota de prensa.

    También aseguran que el faro debería mantener la identidad del edificio y entenderlo como patrimonio histórico representativo de la arquitectura e ingeniería de faros marítimos de principios de siglo XX. 

    "Con la intervención de Okuda se convierte en un recurso turístico que degrada su valor cultural, pervierte su identidad, y sustituye la esencia del edificio para convertirse en un decorado pintoresco", asegura la formación política.

    A pesar de las críticas y los intentos para derribar el proyecto, lo cierto es que el faro de colores de Okuda ya es una realidad que tiene fecha de inauguración oficial: el viernes 28 de agosto. Solo queda esperar si se convertirá en un atractivo turístico para la localidad o si quedará como un adorno millonario.

    Etiquetas:
    Cantabria, ecología, mar, España, pintura
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook