En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 41
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — Desde hace días y frente al importante repunte de contagios, varias zonas de España están llevando a cabo cribados masivos entre su población con el objetivo de detectar el mayor número de asintomáticos y cortar las cadenas de transmisión del coronavirus.

    Barcelona, Madrid, País Vasco e Islas Baleares son algunas de las zonas del país donde se puso en marcha esta estrategia que consiste en realizar pruebas PCR a miles de ciudadanos de zonas concretas, que pueden ser barrios, pueblos o ciudades.

    Se trata de una herramienta que permite detectar de golpe un gran número de contagiados, principalmente sin síntomas, en áreas donde se habían producido nuevos brotes del coronavirus.

    Varias regiones apuestan por esta táctica

    En Cataluña, las autoridades realizaron más de 15.500 pruebas en Barcelona y otros municipios de la región como Santa Coloma de Gramenet, Granollers y Terrassa que detectaron un 2,2% de positivos.

    Las muestras masivas se tomaron en zonas con una alta incidencia del virus, y en su mayoría se limitaron a grupos de edad concretos, como los menores de 40 años, y a personas sin síntomas de la enfermedad.

    El responsable de Salud Pública en Cataluña, Josep Maria Argimon, calificó de "éxito" la participación de los ciudadanos llamados a las pruebas, que recibieron un mensaje telefónico para acudir a los centros sanitarios de forma voluntaria.

    En Madrid, por otro lado, se seleccionó aleatoriamente a unas 6.000 personas de entre 15 y 49 años de edad en las zonas con más casos de COVID-19, como los barrios de Carabanchel, Usera o Vallecas.

    La región de la capital española fue pionera en las pruebas masivas el pasado mes de junio, cuando sometió al 75% de la población del municipio de Torrejón de Ardoz a test serológicos para conocer la inmunidad entre sus habitantes.

    Entonces, el 20% de los más de 104.000 vecinos que participaron de forma voluntaria presentaron anticuerpos frente al coronavirus.

    En los últimos días se sumaron a Madrid y Cataluña otros territorios como las Islas Baleares, que realizó test en las zonas más afectadas por el virus, o País Vasco, donde se citó a centenares de ciudadanos de entre 18 y 40 años en La Coruña.

    Los médicos los ven inviables

    Pese al alto número de contagios detectados mediante esta estrategia, por la que apostaron algunas de las zonas más afectadas del país, el plan de cribados topó con el cuestionamiento de algunos colectivos de profesionales sanitarios.

    La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) emitió un comunicado donde afirmó que la realización masiva de PCR debe realizarse "solamente ante brotes cuyos contactos no sean identificables".

    En concreto, los médicos pidieron que las autoridades no hagan pruebas aleatorias a grandes segmentos de población, sino que se limiten a hacer pruebas en torno a brotes ya identificados.

    Un cribado efectivo debería restringirse a lugares concretos, donde el número de casos y tiempo de permanencia de los usuarios pueda tener un riesgo real de generar transmisión secundaria detectable, y no a ciudades o barrios enteros.

    "No es del todo eficaz y la Sociedad Española de Medicina Preventiva se ha posicionado de forma clara teniendo en cuenta que la realización de pruebas PCR entre contactos tiene que tener como fin la detección de casos sintomáticos", manifestó en una entrevista con la radio pública Julián Domínguez, miembro de SEMPSPH.

    El experto criticó que en algunas localidades se colocaran carteles con anuncios invitando a la población a hacerse la prueba de COVID-19.

    Domínguez exigió que, en vez de centrarse en hacer cribados "inviables", la autoridades concentren sus esfuerzos en solucionar problemas como la falta de rastreadores de contactos de personas contagiadas.

    "En estos momentos es imperiosa la necesidad de que los rastreadores sean suficientes para investigar, cuando hay un caso confirmado, todo su alrededor. Estamos hablando de 40 o 50 contactos estrechos a los que hay que hacer pruebas", explicó este profesional sanitario.

    Piden PCR en torno a brotes concretos

    A esta opinión se sumó la Asociación Madrileña de Salud Pública, que criticó que este tipo de pruebas "dejan fuera de su alcance a la inmensa mayoría de los portadores asintomáticos que pueden estar transmitiendo la enfermedad sin saberlo".

    Desde esta entidad apuntaron que tiene "más sentido" haber pruebas en entornos geográficos más pequeños y mediante una búsqueda activa, es decir, con profesionales llamando puerta a puerta.

    La estrategia de las pruebas PCR aleatorias realizada en Madrid o Barcelona "no facilita llegar a los grupos sociales con mayor riesgo y más dificultades de diverso tipo para acudir al diagnóstico y seguir las medidas de protección y aislamiento", concluye la asociación.

    La mejor forma de cortar las cadenas de transmisión de la enfermedad, coinciden los colectivos, es mediante "el refuerzo de la atención primaria y la salud pública", que consideran "los pilares básicos para el control de la epidemia".

    Pese a estas críticas, algunos expertos ven los cribados como una forma de obtener más información sobre el virus en las zonas afectadas, sobretodo si se hacen en territorios lo más acotados posible.

    El jefe de Medicina Preventiva del hospital Clínic de Barcelona, Antoni Trilla, recordó en una entrevista con la televisión de Cataluña que se trata de "una estrategia de ataque que es "absolutamente válida" y "aprobada por la Organización Mundial de la Salud".

    Desde el Ministerio de Sanidad también valoraron positivamente la estrategia, en un momento en que España vuelve a registrar cifras que no se veían desde el mes de abril, con más de 3.000 casos diarios de COVID-19.

    "Hacer PCR masivos en zonas afectadas permite una detección más elevada", afirmó en su última rueda de prensa el portavoz de la pandemia en España, Fernando Simón.

    Los cribados son la última estrategia de España para controlar los más 1.100 brotes activos que suman 12.400 personas contagiadas, según el último balance del Ministerio de Sanidad.

    Otras medidas como la restricción del ocio nocturno, la limitación de horario y aforo en bares y restaurantes o el uso generalizado de mascarilla demostraron no ser suficientes para frenar un virus que sigue amenazando la salud y la economía de los españoles.

    Etiquetas:
    País Vasco, Barcelona, Madrid, las Islas Baleares, estrategia, coronavirus, rebrote de coronavirus en España, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook