En directo
    España
    URL corto
    0 120
    Síguenos en

    Doce nuevas crías de tortuga boba han nacido desde la madrugada del 17 de agosto en la playa menorquina de Cala Mesquida. Las previsiones de la Conselleria es que nazcan entre un 20 y un 30% del total de los huevos en las próximas horas.

    Según han confirmado fuentes de la Conselleria balear de Medio Ambiente, estas doce tortugas bobas (Caretta caretta) han ido saliendo de la arena desde que en la madrugada del lunes 17 eclosionara el primer huevo, convertido en el primer nacimiento documentado de una tortuga marina en una playa de Menorca. Entre el verano anterior y el actual se han registrado cuatro puestas de tortuga marina en las Islas Baleares. La primera de la que se tuvo constancia se produjo en playa d'en Bossa, la segunda en es Cavallet, la tercera en Punta Prima y la cuarta en Cala Nova.

    La voluntaria que custodiaba el nido notificó la observación de la salida de una tortuga y activó el protocolo correspondiente. Tras el aviso, los técnicos del centro de recuperación de fauna acudieron al lugar para preparar al pequeño animal y trasladarlo a las incubadoras del centro. Así, son ya doce las tortugas nacidas en Cala Mesquida, a donde se trasladaron 92 huevos desde la playa de Punta Prima, lugar que escogió la tortuga madre para depositar sus huevos.

    ​Desde el pasado 6 de agosto, cincuenta voluntarios de diferentes organismos velan durante las 24 horas las incubadoras del Centro de Recuperación de Fauna para evitar molestias y vigilar posibles nacimientos. La custodia del lugar seguirá activa, puesto que durante las próximas horas podrían emerger más tortugas del nido, donde todavía permanecen 89 huevos. Las previsiones de la Conselleria es que nazcan entre un 20 y un 30% del total de los huevos en las próximas horas.

    Nacimiento de una tortuga marina en Baleares
    © Foto : Consellería de Medi Ambient i Territori
    Primer nacimiento documentado de tortugas marinas en Baleares
    Los expertos optan por trasladarlas a estos centros porque en el entorno natural solo una de cada cien tortugas sobrevive el primer año de vida —desde que salen del huevo ya lo tienen difícil pues su travesía desde el cascarón hasta la orilla se trata de una auténtica aventura a contrarreloj amenazada por diversos depredadores como aves, cangrejos o zorros— y una de cada mil llega a la edad reproductora.

    Tortugas como 'afrodisiaco culinario'

    Las tortugas marinas, que pueden vivir entre 80 y 250 años, son un enlace fundamental con los ecosistemas marinos. Se cree que han recorrido los mares durante los últimos 100 millones de años. Además, ayudan a mantener la salud de los lechos de pastos marinos y los arrecifes coralinos, que benefician a especies con valor comercial, como el camarón, la langosta y el atún.

    La tortuga boba (Caretta caretta) es la especie más pequeña y abundante del mediterráneo, que actualmente se encuentra en peligro de extinción. Su longitud podría llegar aproximadamente a 120 centímetros y su peso a los 200 kilos. La caza y recolección de huevos para su consumo son las causas principales de la drástica reducción en las poblaciones de todo el mundo. Los huevos de tortugas se consideran un afrodisíaco en algunos países y se comen crudos o se venden como bocadillos en bares y restaurantes. Queda esperar si España podría convertirse en uno de los refugios seguros para la anidación estable de las tortugas marinas.

    Etiquetas:
    nacimiento, las Islas Baleares, tortuga
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook