En directo
    España
    URL corto
    115
    Síguenos en

    Una docena de inmigrantes que llegaron esta semana en patera a Andalucía duermen en las calles y sin que se les haya hecho pruebas de PCR que descarte que tengan coronavirus. El Defensor del Pueblo urge a la administración estatal y a las autoridades andaluzas coordinar un protocolo sanitario que evite la expansión del COVID-19.

    Varios inmigrantes que han llegado a Andalucía en pateras procedentes de África duermen en las calles, sin ninguna atención social y sin que se les haya hecho pruebas de PCR que descarten que estén contagiados de coronavirus.

    Según un protocolo de la Secretaría de Migraciones, que entró en vigor el 25 de julio, compete a las comunidades autónomas que reciben esas pateras realizar las PCR a todas las personas que desembarquen y habilitar espacios para que los que resulten positivos y sus contactos estrechos puedan realizar la cuarentena. Pero en la práctica no ha sucedido así.

    Desde la Junta de Andalucía, gobernada por el Partido Popular y Ciudadanos con apoyo de Vox, aseguran que ellos siguen su propio protocolo. Argumentan que, si bien las competencias sanitarias son de ellos y que por esa razón asumen hacer pruebas rápidas de detección a los inmigrantes y garantizan la cuarentena de los casos positivos que necesiten ser ingresados en un hospital, la atención de los asintomáticos y sus contactos estrechos debe ser una responsabilidad estatal.

    El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones alerta que se deben hacer pruebas PCR y no test rápidos. Explican que las pruebas rápidas pueden arrojar falsos positivos y que, además, los inmigrantes que no posean los resultados de la PCR no pueden acceder a un alojamiento porque "se estaría poniendo en riesgo al resto de la población alojada en esas dependencias", tal como dijeron fuentes de este Ministerio al diario El País.

    Esta situación ha provocado un pronunciamiento del Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, quien a través de un comunicado divulgado el 11 de agosto, resaltó que, además de darse una respuesta humanitaria a la llegada de estos inmigrantes, que es una competencia estatal, "también es necesario adoptar medidas complementarias en el ámbito sanitario, que son competencia autonómica".

    Para el Defensor del Pueblo "es urgente que las autoridades sanitarias andaluzas, en coordinación con la Administración General del Estado, clarifiquen el protocolo sanitario que se sigue a la llegada a costas de las pateras tomando en consideración que han de primar en estos momentos las medidas necesarias para garantizar la salud pública y frenar la posible expansión del COVID-19".

    Y mientras se intenta lograr esa coordinación entre autoridades estatales y autonómicas, los inmigrantes siguen durmiendo en las calles.

    Etiquetas:
    África, Andalucía, inmigrantes, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook