En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 150
    Síguenos en

    La sevillana Nostromo acaba de ser reconocida en la Convención Internacional de Cómics Comic Con, la cita de referencia en EEUU, como la mejor tienda de cómics del mundo. El establecimiento asciende a la constelación que guía a los navegantes del cómic, la novela gráfica y el coleccionismo como espacio de referencia y encuentro.

    Entrar en Nostromo es como entrar en una aldea de irreductibles que doblega al Imperio romano. Como acceder a un buen puñado de universos encerrados entre las paredes de la 'nave' Nostromo, atravesando galaxias donde infinitos mundos se apilonan en estanterías. Como un club secreto al que se accede con una contraseña, para acceder a este local exclusivo de Sevilla, y la clave podría ser "Amamos el arte, amamos las historias únicas y originales y con ellas comulgamos", o quizás, un menos solemne "¡El cómic o la vida!" o evocando al padre de las novelas gráficas, Will Eisner, "Todo es arte secuencial". 

    La fantasía y la creatividad se colocan en el centro de la capital de Andalucía gracias al trabajo de un grupo de quijotescos amantes del cómic que desde 1997 vienen protagonizando su enfrentamiento contra gigantes como el alquiler de un local, crisis económicas, pérdida de interés por la lectura, libros electrónicos y videojuegos que confinan dentro de su propio mundo. Pero, a pesar de todo ello, los cinco miembros de Nostromo han conseguido el mayor reconocimiento, insertando su nombre junto a otros sitios de referencia como Norma Comics Barcelona o la madrileña Akira Cómics. 

    ​"Llevábamos mucho tiempo detrás de este sueño, sabíamos que teníamos muy buen trabajo que nos respaldaba", relata Sergio López, gerente de Nostromo a Sputnik. Nos convoca en la hora más dura de la calurosa tarde para evitar aglomeraciones, desde que el premio les llegó la madrugada del viernes 25 de julio, "estamos desbordados", dice. La ceremonia se hizo en streaming debido a la pandemia y dejó a otros españoles entre los vencedores, Paco Roca repitió con la mejor edición estadounidense de un cómic internacional por La casa y también Emma Ríos fue reconocida como mejor portadista por Pretty Deadly

    Sergio López, gerente de Nostromo, y su recomendación
    © Sputnik / Gonzalo Wancha
    Sergio López, gerente de Nostromo, y su recomendación

    España se ha erigido en los últimos años como una superpotencia en una industria que va a más, colando contenidos en la pantalla. Somos el cuarto país de Europa en mercado de nuevos títulos, la industria editorial mueve en España cada año más de 3.000 millones de euros y emplea a unas 30.000 personas. Y en este ecosistema, hacía falta contar con la mejor tienda.

    ¿Qué supone ser la mejor tienda?

    El local de Nostromo tiene unos 100 metros aproximadamente, estanterías apiladas, una decoración escalofriante, pero no es muy diferente a otros establecimientos del sector, ¿por qué son entonces los mejores?

    "Se valoran muchas cosas, en nuestro caso ha pesado el exportar y difundir el mundo del cómic dentro de tu comunidad, hemos hecho muchísimo en ese sentido, hemos puesto a Sevilla en el escaparate trayendo actividades que solo estaban presentes en capitales". 

    El historial y la agenda de Nostromo es glamuroso, primeras espadas han presentado sus obras e interactuado con el público, celebridades como Pablo Roca, el dibujante David Rubín que trabaja actualmente con Neil Gaiman, Albert Monteys (responsable de El Jueves), entre otros muchos autores… Pero también actividades para reunir y celebrar con la comunidad de acérrimos, como el 80º cumpleaños de Marvel con tarta y fiesta incluida. "Y hemos trabajado con bibliotecas públicas de institutos donando cómics, si los jóvenes no leen literatura, sí que leen —según nuestra experiencia— cómics, así que ¿por qué no acercar la lectura mediante el arte ilustrado?", detalla Sergio, que opina que el éxito de Nostromo radica en adaptarse a los cambios de los últimos años sin verlos como enemigos, "el cómic digital o los videojuegos, todo esto lo articulamos para que sean fortalezas para nuestra tienda y atraigan a nuevos adeptos". 

    Los premios de la Comic Con al Espíritu del Cómic de Will Eisner llevan el nombre del autor neoyorkino de origen judío que sacó a la viñeta de las categorías ligadas a lo infantil, superhéroes y aventuras, para ascenderlos a puro arte literario. Reconocido como el padre de la novela gráfica, enfatizó la labor de los viñetistas "tan exigente como la de cualquier pintor", a la vez que señalaba la responsabilidad de los profesionales con la enseñanza, "están obligados a transmitir lo aprendido". Nostromo cumple al dedillo con los cánones del maestro. Entrar en este palacio de la viñeta y la hipérbole es conocer nuevos autores, tendencias y temáticas de todo el mundo.

    • Interior de la tienda de cómics Nostromo
      Interior de la tienda de cómics Nostromo
      © Sputnik / Gonzalo Wancha
    • Interior de la tienda de cómics Nostromo
      Interior de la tienda de cómics Nostromo
      © Sputnik / Gonzalo Wancha
    • Decoración de la tienda de cómics Nostromo, Sevilla
      Decoración de la tienda de cómics Nostromo, Sevilla
      © Sputnik / Gonzalo Wancha
    • Interior de la tienda de cómics Nostromo
      Interior de la tienda de cómics Nostromo
      © Sputnik / Gonzalo Wancha
    1 / 4
    © Sputnik / Gonzalo Wancha
    Interior de la tienda de cómics Nostromo

    "Aquí nos perdemos con la clientela mostrando líneas estéticas y posibilidades, guiamos y tutelamos por ese viaje entre autores", cuenta Sergio mientras comienzan a entrar visitantes que dan la enhorabuena, "nos visita gente de todo tipo, desde chavales que buscan manga, adeptos a Bola de Dragón, hasta lectores de 60 años que buscan obras más filosóficas, como la de Paco Roca", pero la experiencia del equipo de Nostromo es que todos los lectores, finalmente, cambian de género.

    ¿Por qué el cómic es denostado entre algunas élites culturales?

    Quizás por puro desconocimiento y por un vínculo al fenómeno friki y fan del que, por cierto, en Nostromo no reniegan. Pasear por las estanterías de esta colorida biblioteca es descubrir todo tipo de géneros, desde las grandes familias del cómic americano, el europeo y franco-belga o el manga. Pero también, dentro de todas estas, hay subgéneros, como los desenfadados cómics italianos, las novelas gráficas norteamericanas más independientes —no todo son superhéroes— o el shonen (más artes marciales y aventuras) y el shojo (tintes románticos y emociones a flor de piel) del mundo manga, donde también hay sitio para las historias más adultas y reflexivas, el seinen…

    Repertorio de cómics en Nostromo, Sevilla
    © Sputnik / Gonzalo Wancha
    Repertorio de cómics en Nostromo, Sevilla

    "Y hay muchas más categorías, es como en la literatura", explica Eva Pastor, dependienta desde hace más de una década que llegó a Nostromo atraída por el manga. "Lo bueno del cómic es su diversidad, si como cliente vienes de la literatura o del cine, si te gusta lo romántico, lo bélico, todo eso me da pistas para ofrecerte un arte más o menos figurativo, otra más bonito, otro más feísta, lo bueno es que hay de todo para todo el mundo", cuenta Eva.  

    La dependiente Eva y su recomendación
    © Sputnik / Gonzalo Wancha
    La dependiente Eva y su recomendación

    Convertidos en referentes internacionales y perdidos como estamos entre tantos autores y tendencias, es hora de pedir recomendaciones. Sergio apuesta por autores nacionales y nuevos cómics como Barrera, de Vaughan y Marcos Martín o una atrevida continuación del clásico literario de Quevedo, El Buscón en las Indias, del dibujante Juanjo Guarnido. Por su parte, Eva Pastor no lo duda, "hay que aprovechar la reedición de un clásico como 'Akira', que cada vez que revisitas te sorprende", después de todo, las grandes historias lo son independientemente de cómo estén contadas. La de Nostromo tiene ya final feliz, pero a buen seguro, continuará.

    Etiquetas:
    literatura, negocios, tienda, Sevilla, España, cómics
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook