En directo
    España
    URL corto
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (116)
    0 02
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — El presidente de Cataluña, Quim Torra, advirtió a los ciudadanos de que se podría producir un nuevo confinamiento en los próximos diez días si siguen aumentando los casos de COVID-19 en la región, y apeló a la responsabilidad social para evitar que esto ocurra.

    "Estamos en unos días críticos para saber si con la solidaridad y el esfuerzo colectivo somos capaces de enderezar la situación. Pero la situación es crítica y si no conseguimos pararlo tendremos que retroceder", afirmó en una comparecencia televisada el presidente catalán.

    Torra advirtió a la población de que el incremento de los brotes de coronavirus es "muy preocupante" y la situación epidemiológica es equivalente a "la previa al confinamiento del mes de marzo".

    Por ello, el líder del Gobierno catalán hizo un llamamiento a que la ciudadanía siga las recomendaciones de las autoridades sanitarias y reduzca el ritmo de actividad social durante los próximos diez días.

    "Son los días más decisivos del verano y está en las manos de todo evitar que la situación pueda ir a mayores y a un retroceso que nadie quiere. Estamos en la antesala del pasado marzo y todo sabemos lo que pasó en marzo", alertó Torra.

    De momento, en Barcelona, su área metropolitana, varias zonas de la provincia de Lleida y Figueres (Girona) están prohibidas las reuniones de más de diez personas y los bares y restaurantes solo pueden abrir con el 50% de aforo hasta medianoche.

    Además, el Gobierno catalán decretó el cierre todos los locales de ocio nocturno de la región, lo que afecta a discotecas, salas de baile y otros locales de espectáculos y fiestas.

    No obstante, gran parte de la población se encuentra inmersa en las vacaciones de verano y sigue desplazándose a segundas residencias y manteniendo un nivel de actividad social elevado.

    En este contexto, los casos diarios de COVID-19 en la región continúan aumentando de forma continuada y en la última semana fueron 2.000 más que en la anterior, detalló Torra.

    Los pacientes graves en las Unidades de Cuidados Intensivos subieron de 56 a 75 y las autoridades pasaron de realizar 42.000 pruebas de COVID-19 semanales a hacer más de 62.000.

    Con respecto al perfil de los afectados, la edad media bajó de los 60 en los peores días de la pandemia a los 37 años de edad, con una gran parte de casos asintomáticos o leves.

    "Es la hora de seguir los protocolos médicos y de una nueva y gran solidaridad. Se trata de proteger nuestra salud y la de nuestros familiares y vecinos. Nos jugamos la vida y tenemos que concienciarnos, por lo que os pido este sacrificio", trasladó Torra a la población.

    El presidente catalán aseveró que tomará las medidas "que hagan falta" si el agravamiento de la situación sanitaria no remite en diez días, aunque deseó que la "conciencia individual sea suficiente" para evitar abocar a la región a un nuevo confinamiento cuando termine este plazo.

    Tema:
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (116)
    Etiquetas:
    Quim Torra, Cataluña, España, coronavirus, coronavirus en España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook