En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 151
    Síguenos en

    Este intérprete de 42 años destaca en producciones de cine fantástico o de terror por su "cuerpo peculiar" y es, además, director, guionista y diseñador.

    Javier Botet lleva 15 años dedicándose al cine. En su filmografía se puede ver un puñado de títulos con su nombre detrás de la cámara y una lista más larga frente a ella, pero generalmente detrás de varias capas de maquillaje

    Nacido en Ciudad Real en 1977, este intérprete, director y guionista es uno de los más demandados en las películas de terror o género fantástico. Tanto en la industria española como, sobre todo, la norteamericana. Annabelle: Creation, It, Slender Man o Malasaña 32 avalan su trayectoria. Es probable, sin embargo, que su cara al natural no les suene. Generalmente, aparece transformada. Sus escenas suelen ir precedidas de varias horas de preparación. Es la encarnación de monstruos o seres extraordinarios. Y le encanta: "Me parece genial ser una criatura singular", confiesa por teléfono a Sputnik desde Madrid, "porque de siempre me han gustado y es a lo que quería dedicarme desde pequeño".

    Javier Botet, actor y director de cine español
    © Foto : Cortesía de Javier Botet
    Javier Botet, actor y director de cine español
    Su "físico peculiar", tal y como lo define él mismo, le ha servido para su objetivo. Con 1,97 metros de altura, unos 60 kilos de peso y unas prolongadas extremidades, Botet encaja a la perfección en el perfil: la culpa es el Síndrome de Marfan. Un trastorno hereditario que afecta a tejidos y órganos. "Tenía una estructura de puta madre para eso. Entré porque quería aprender técnicas de maquillaje y he ido recibiendo poco a poco el reconocimiento internacional", indica en una jornada de descanso del rodaje de la segunda temporada de El Vecino, una serie de Netflix.

    • Javier Botet, actor y director de cine español
      Javier Botet, actor y director de cine español
      © Foto : Cortesía de Javier Botet
    • Javier Botet, actor y director de cine español
      Javier Botet, actor y director de cine español
      © Foto : Cortesía de Javier Botet
    • Javier Botet, actor y director de cine español
      Javier Botet, actor y director de cine español
      © Foto : Cortesía de Javier Botet
    1 / 3
    © Foto : Cortesía de Javier Botet
    Javier Botet, actor y director de cine español
    Primer trabajo desde el estado de alarma. La pandemia de coronavirus, que en España ha sumado más de 28.000 personas, dejó en suspenso los rodajes. Y casi acaba con él: se contagió en marzo y, según dice, estuvo "a punto de diñarla", aunque evita hablar de la enfermedad.

    "No me intubaron, pero me ingresaron en la UCI. Dos semanas. Pero ya estoy bien. Lo único es que sin gimnasio y encerrados me noto más flojo", resume.

    Botet prefiere centrarse en su profesión y no en sus dolencias. Salió de Ciudad Real a los cinco años y pasó por Cuenca y Granada, donde se licenció en Bellas Artes. El gusanillo del cine ya le reptaba por el estómago. "Hacía dibujos, ideaba historias", comenta. Su destino definitivo fue Madrid. En la urbe española probó suerte como técnico de efectos especiales y se introdujo en el círculo del diseño gráfico, los cómics y el cine.

    Javier Botet, actor y director de cine español
    Javier Botet, actor y director de cine español
    "Me vio Pedro Rodríguez y me propuso hacer algo", dice, aludiendo al experto en maquillaje, ganador de múltiples premios. También se juntaba con Nacho Vigalondo o Carlos Vermut, amantes de los tebeos y el cine de género. Mientras compartían gustos y algún cameo en cortometrajes firmados a medias, fue entrando en el reparto de varias películas. "Empecé en Bajo aguas tranquilas, de 2005, y con REC, en 2007, di el salto a Estados Unidos", rememora.

    La película de Jaume Balagueró y Paco Plaza tuvo un gran éxito de público y crítica. Desembocó, de hecho, en otras dos secuelas y fue distribuida mundialmente. Nadie creía que el tenebroso personaje de la Niña Medeiros tenía detrás a un actor sin retoques. "Mucha gente no sabía si era un efecto visual", indica, "y me sirvió de trampolín". Aparte, para dar ese brinco a Hollywood le ayudó ir al Fantastic Fest de Austin, en Texas. Allí probó suerte con sus amigos Vigalondo y Vermut, ahora reconocidos directores de Colossal o Magical Girl.

    "Conocimos a Andrés Muschietti, que tenía el guion de Mamá y me llamó para rodar con él", apunta. Pronto repetiría bajo sus órdenes en It, la adaptación de la novela de Stephen King, y pasaría temporadas en distintos países. "Estoy a menudo en Canadá, que se hace mucho cine estadounidense por los impuestos. Y también en Inglaterra, India o Los Ángeles", enumera.

    Ahora, no obstante, tenía ganas de quedarse por España y de probar con otra de sus pasiones: la comedia. "Adoro que se valore mi trabajo y me encanta todo lo que he recibido del terror, pero es refrescante variar", afirma quien acumula más de un millón de visitas solo por un corte con las pruebas de movimiento del trabajo en Mamá. Las diferencias en cuanto a las condiciones son abismales, expresa, pero también se ha dado cuenta de las ventajas de vivir en España.

    "En Hollywood tratan el cine como una industria sólida, que da trabajo para muchas familias, no como un entretenimiento", arenga el actor, "se le tiene mucho cariño; hay un cariño y un respeto que se nota. Aquí se hacen muchas horas por poco dinero".

    Incide Botet en que ni con esas ventajas quiere dejar sus papeles en el territorio nacional. "Sí que he pensado alguna vez en establecerme allí, pero después de un rodaje largo en Los Ángeles lo vi de otra forma", comenta.

    Javier Botet, actor y director de cine español
    © Foto : Cortesía de Javier Botet
    Javier Botet, actor y director de cine español

    Javier Botet, actor y director de cine español
    © Foto : Cortesía de Javier Botet
    Javier Botet, actor y director de cine español
    Además, el intérprete no cree que sus papeles en el terreno del misterio o el terror vayan a sustituirse por la tecnología. "Llevo poco tiempo y no he visto que me afecten los avances de efectos especiales. A lo mejor para alguien de otra época sí. Pero, aunque mucha gente crea que algunos personajes míos son hechos por ordenador, siempre que haya oportunidad se va a preferir la actuación", explica.

    "El 3D es bueno para algunas cosas, pero no para el tejido vivo, que sientes la interacción. Y, en cualquier caso, yo seguiré contando historias como sea", agrega.

    No va a acabar con él ni lo virtual ni las plataformas como la que está financiando su último papel. 

    "Hay hueco para todo. Yo, por ejemplo, he echado mucho de menos ir al cine. Era una necesidad. Y si esto afloja, se abrirán más salas y se podrá ir", cavila, aunque sostiene que "el futuro pinta raro". De momento, él tiene algunos proyectos en el cajón, pendientes de estrenar, y cada día se somete a unos controles inauditos para la jornada laboral. Esa del oficio con el que soñaba desde pequeño y que ha cumplido, aunque no siempre se le reconozca.

    Javier Botet, actor y director de cine español
    © Foto : Cortesía de Javier Botet
    Javier Botet, actor y director de cine español

    Etiquetas:
    monstruos, terror, España, Hollywood, películas, director, actores, actor, cine
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook