En directo
    España
    URL corto
    Los escándalos financieros del rey emérito de España Juan Carlos I (56)
    0 72
    Síguenos en

    El rey emérito de España fue recibiendo altas cantidades de dinero de su millonaria cuenta en Suiza gracias a su testaferro, que se desplazaba en vuelos regulares para entregárselas en mano.

    Los movimientos de la cuenta millonaria en Suiza de Juan Carlos I muestran que el rey emérito hizo uso de grandes cantidades de dinero en España. Su testaferro y abogado en el país alpino, Dante Canónica, las introducía en España a través de Barajas, el aeropuerto de Madrid. Durante años, según ha desvelado El Confidencial, este encargado de llevarle las cuentas al rey extraía fajos de billetes del depósito y se los entregaba en la Zarzuela, presuntamente. Así podía la Casa Real disfrutar de esta fortuna sin declarar.

    Ninguno de los viajes regulares que realizó Canónica con los fajos de billetes hizo saltar las alarmas en el aeropuerto. Ni siquiera fueron declarados a Hacienda, cuya normativa fiscal prohíbe meter 10.000 euros o más desde Suiza o cualquier otro país no perteneciente a la Unión Europea. En el caso del monarca, las cifras se superaban con creces: según los registros de la cuenta 505523 de la entidad Mirabaud (gestionada por la estructura instrumental Lucum Foundation, radicada en Panamá), las extracciones eran de 200.000 y hasta 300.000 euros.

    Canónica era el encargado de acercarse a las oficinas del banco en Ginebra y sacar el dinero. Después se trasladaba a Madrid para entregarle los billetes en mano al rey emérito. La mayoría de las veces, el viaje era solo de un día y las operaciones quedaban registradas en unos documentos sin membrete, solo con la fecha y el importe. También se encargó Arturo Fasana, el otro artífice de esta estructura empresarial opaca que definían como "bomba de relojería".

    Según se puede ver en los movimientos revelados, la periodicidad de los desplazamientos dependía de la urgencia de efectivo que tuviera el monarca. Lo habitual era que el dinero llegara cada dos meses, pero hubo fases en que era cada semana. En estas visitas se ponía al día del funcionamiento de la cuenta suiza y de la fundación offshore de Panamá, donde Juan Carlos I escondía los casi 65 millones de euros procedentes de Arabia Saudí en 2008 y los 1,5 millones de euros que ingresó el emir de Baréin en 2010.

    Con esta información se reconstruye la trayectoria de la cuenta que investiga ahora la Fiscalía del Cantón de Ginebra. Tal y como advirtieron desde el país alpino, Juan Carlos I abrió un depósito en 2008. Un día después se le transfirieron 65 millones de euros, supuestamente por el cobro de una comisión ilegal de las obras del AVE a La Meca. Según se ha ido viendo, para ocultar esa fortuna, el rey emérito creo una sociedad en Panamá y fue retirando dinero puntualmente durante cuatro años, hasta que estuvo operativa, por dos métodos: o extracciones firmadas por él, o cantidades sacadas por su testaferro y desplazadas a Madrid.

    En las operaciones que se han publicado el 14 de julio, se comprueba cómo el 8 de febrero de 2012, por ejemplo, el testaferro del monarca se subió en el aeropuerto de Ginebra a un avión de Iberia que despegó a las 8:15 y aterrizó en la capital de España a las 10:25. Tras reunirse con el rey en su residencia oficial, Canónica emprendió el camino de vuelta. A las 16:00 cogió otro vuelo de Iberia y llegó a su ciudad de origen dos horas después.

    Repite la misma dinámica a los dos meses y medio. El 25 de abril de 2012, una semana después de que Juan Carlos I pidiera perdón por su accidente cuando estaba de safari en Botsuana, Canónica realizó una ruta casi similar. Posteriormente, el 23 de mayo de 2012, modifica ligeramente el trayecto: saca un billete de AVE de Barcelona a Madrid abierto y pasa unos días en España. En las semanas siguientes se aceleran los viajes, que comenzaron cinco meses después de la apertura de la cuenta. En una ocasión, el monto era de 207.000 euros con el concepto de "entrega en España para gastos personales" y se llevó a cabo por Rhone Gestion, el bufete de Canónica y Fasana.

    A pesar del modus operandi (en vuelos regulares) jamás hubo ningún freno en los controles de Barajas. Y eso facilitó que se incidiera en este método, más barato y sencillo. El diario digital El Español ha publicado, aparte, que Juan Carlos I era el único beneficiario de la cuenta. No incluyó ni a su hijo, el rey Felipe VI, ni a nadie de la Familia Real. Sí que lo hizo más adelante, en 2011, cuando se redactó un reglamento sobre la "asignación y uso de bienes" de la fundación Lucum.

    ​Han salido a la luz, además, unas grabaciones del comisario Villarejo y Corinna Larsen, la amante del rey emérito. En octubre de 2016, según la transcripción de OkDiario, Larsen le contó en una reunión que tuvo lugar en Londres que Juan Carlos I traía millones de los países árabes. "Cada vez lleva como tres, cuatro, cinco millones. El dinero está en Zarzuela. Tiene una máquina para contar [billetes]", declaraba sin saber que estaba siendo grabada.

    "Entran en el avión [por el aeródromo de Torrejón de Ardoz]. Chequean las maletas. Tiene que explicar [Juan Carlos I] de dónde saca cinco millones cada vez que va a la Fórmula 1 a Baréin o Abu Dhabi. La manera en la que lo ha hecho ha sido la más fácil: viajar sobre protección diplomática, coger el dinero y volver a casa. Lo hace así", arguye Larsen en la cinta, añadiendo: "Cada vez que viaja a Medio Oriente vuelve con dinero" y que paga todo en metálico "a su hijo, a sus hijas, a su mujer…".

    Toda la documentación está en manos de los investigadores de la Fiscalía del cantón de Ginebra y de la Fiscalía del Tribunal Supremo español, que estudia la forma de enjuiciar al monarca debido a su inviolabilidad. Hace unos días, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sugirió que habría que revisar esa cláusula constitucional. Mientras, según informa El Español, Juan Carlos I que se ha marchado a Galicia, al norte del país, para escapar de la polémica, que ha sacudido a la corona.  

    Tema:
    Los escándalos financieros del rey emérito de España Juan Carlos I (56)
    Etiquetas:
    Madrid, Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, dinero, España, Suiza, cuenta, corrupción, monarquía, Felipe VI, Juan Carlos I, rey
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook