En directo
    España
    URL corto
    Los escándalos financieros del rey emérito de España Juan Carlos I (41)
    0 33
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La polémica por las presuntas actividades delictivas del rey emérito Juan Carlos I abre un debate sobre la utilidad de la monarquía que el poder Ejecutivo no puede ignorar, aseguró el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pablo Iglesias.

    "Hay un debate en nuestro país sobre la utilidad de la monarquía, sobre si la monarquía es útil para la democracia española, ignorar ese debate es absurdo, y el Gobierno no lo puede ignorar", dijo Iglesias en declaraciones a la prensa.

    Ante el aluvión de informaciones que apuntan a que el rey emérito pudo recibir comisiones millonarias procedentes de Arabia Saudí que posteriormente fueron transferidas a su amante en Suiza, el vicepresidente considera "evidente" que toda la Casa Real queda cuestionada.

    "Un Gobierno democrático no puede ser ajeno a los debates que preocupan a su pueblo, un pueblo que ya no está dispuesto a tolerar ni ciertos privilegios, ni la corrupción ni la impunidad", insistió.

    Iglesias lidera la coalición izquierdista Unidas Podemos, un partido de tradición republicana y abiertamente contrario a la monarquía que cuenta con varios ministros en el Gobierno.

    Sin embargo, el Ejecutivo está encabezado por Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), defensor de la monarquía parlamentaria.

    No obstante, dada la gravedad de la situación, el propio Pedro Sánchez calificó recientemente como "perturbadoras" las informaciones en torno al rey emérito e incluso abrió la puerta a cambiar la constitución para limitar la inviolabilidad del jefe de Estado.

    Pese a manifestar su preocupación, Sánchez manifestó su apoyo al actual monarca, Felipe VI, el hijo de Juan Carlos I, que intentó marcar distancia respecto a los negocios de su padre renunciando a su herencia personal tras conocerse las primeras informaciones al respecto.

    "La propia Casa Real, y eso es algo que agradezco, está marcando distancias sobre esas informaciones inquietantes y perturbadoras", dijo Sánchez el 8 de julio.

    Iglesias, en cambio, no se contentó con las explicaciones ofrecidas desde el Palacio de la Zarzuela. El vicepresidente segundo calificó como "sensata" la actuación de Felipe VI, pero subrayó que no se puede disociar su actuación de la de su padre, porque su posición es hereditaria.

    "Hay cosas que difícilmente se pueden disociar: resulta complicado desvincular los presuntos delitos cometidos por Juan Carlos I de su condición de rey, que ostentó durante 40 años; y resulta complicado también ignorar que la monarquía es una institución hereditaria en la que la legitimidad descansa precisamente en la filiación", dijo Iglesias este 10 de julio.

    El cuestionamiento de Iglesias a la monarquía fue muy medido, pero distintos integrantes de su partido, libres de la presión que implica estar en un Gobierno de coalición, plantearon directamente la necesidad de hacer un referéndum sobre el modelo de estado.

    "La única manera de desvincular a Juan Carlos I de Felipe VI y de la Jefatura de Estado es un referéndum y la abdicación de Felipe VI", dijo Gloria Elizo, portavoz de Unidas Podemos.

    Desde la oposición, el líder del conservador Partido Popular, Pablo Casado, calificó de "intolerables" estas palabras y acusó Iglesias de utilizar su posición en el Gobierno para cuestionar la jefatura del Estado, algo que a su modo de ver debe ser censurado por Sánchez.

    "Exijo a Sánchez que salga a decir que no pide ni la abdicación ni un referéndum contra la monarquía", dijo Casado.

    Mientras el debate político se calienta, este mismo 10 de julio se conocieron más detalles sobre las actividades de Juan Carlos I.

    Según publica el diario El Confidencial, el monarca utilizó su cuenta de Suiza —en la que depositó los 65 millones de euros entregados a su amante— para sacar 100.000 euros en efectivo de forma mensual entre 2008 y 2012, precisamente los años más duros de la crisis económica. 

    Tema:
    Los escándalos financieros del rey emérito de España Juan Carlos I (41)
    Etiquetas:
    Juan Carlos I, Pablo Iglesias, España, monarquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook