En directo
    España
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    El proceso de cierre de centrales de carbón, imprescindible para hacer frente a la emergencia climática, se ha acelerado en Europa. España, cierra hoy 30 de junio la mitad de ellas, lo cual ha resultado una medida "significativa" para distintos organismos, por ser el país europeo en el que dejan de operar más centrales de carbón en esta fecha.

    Siete centrales térmicas españolas se apagan este 30 de junio definitivamente al finalizar el plan de vigencia del Plan Nacional Transitorio (PNT), un mecanismo de excepción aprobado por el gobierno de Mariano Rajoy que les permitía a las centrales de carbón emitir por encima de los límites de emisión establecidos por la Directiva de Emisiones Industriales hasta julio de 2020, fecha en la que debían cerrar si no se adaptaban a esos límites. 

    Y llegó el día. Compostilla II, Andorra, Velilla, Meirama, La Robla, Narcea y Puente Nuevo tendrán que desconectarse de la red. Las siete, deberán cerrar oficialmente hoy día 30 de junio por no cumplir con la normativa medioambiental europea de emisiones industriales. Aunque Iberdrola también solicitó el cierre para la central de Lada (Asturias) y también dejará de estar operativa a partir de esa misma jornada, podrá seguir disponible hasta contar con la autorización de cierre del Gobierno, dado que cuenta con las técnicas necesarias para poder operar cumpliendo con los límites de emisión de la normativa europea.

    ​El resto de plantas de carbón —que quedan previstas para su cierre después del 2020— son As Pontes, los grupos 3 y 4 de Alcudia, Litoral, Aboño, Soto de Ribera (propiedad de EDP, uno de los principales grupos eléctricos de Europa y el mayor de Portugal) y Los Barrios. Tal y como asegura Greenpeace, la única eléctrica que hasta la fecha no se ha pronunciado aún sobre fechas concretas de cierre, ni ha presentado la solicitud para que esto se produzca de forma ordenada y planificada, ha sido EDP.

    "Siete centrales de carbón dejarán de operar mañana en España", indicó en un comunicado la plataforma 'Un Futuro Sin Carbón', integrada por las principales organizaciones ambientales de España como Greenpeace y miembro de la alianza europea Europe Beyond Coal. Este organismo considera significativo que España sea el país europeo en el que dejan de operar más centrales de carbón en esta fecha.

    Los motivos de la clausura de las térmicas, como ha apuntado la plataforma, se deben a una mezcla de factores como las políticas medioambientales, las decisiones empresariales y, especialmente, la situación del mercado energético, que cuenta con un precio de CO2 más alto y un precio de gas menor. Esto provoca que el precio del CO2 que se paga al contaminar hace que producir electricidad con carbón sea mucho más caro y que las plantas que usan gas las hayan expulsado del mercado eléctrico aprovechando su bajo coste. 

    Endesa, la sexta más contaminante de Europa

    La realidad actual del mercado energético ha acabado dando la razón a las organizaciones que alertaban desde hacía mucho tiempo que el carbón no tiene cabida en la transición energética y que había que apostar por las fuentes renovables como solución para tener un medio ambiente limpio. El informe Last Gasp, publicado en 2018 con datos de 2016, estimó que las centrales de carbón produjeron 7.600 muertes prematuras, 3.320 nuevos casos de bronquitis y 137.000 días de síntomas de asma en niños en toda Europa. 

    En España, Endesa aparece en el 'top ten' de empresas más contaminantes ocupando el sexto puesto. Según apunta el informe, tan solo sus cuatro plantas situadas entre el norte de España y la isla de Mallorca, fueron responsables de 410 muertes prematuras, 14.000 casos de asma en niños, 300 casos de bronquitis crónica y 340 ingresos hospitalarios, que llevaron asociados unos costes a la salud de más de mil millones de euros.

    Además, tres de cada cuatro toneladas de gases de efecto invernadero (GEI) se originan en el sistema energético, por lo que su descarbonización constituye "la piedra angular" sobre la que desarrollar la transición energética hacia un modelo menos contaminante, afirma el Ministerio de Transición Ecológica en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) presentado a la Comisión Europea. Por su parte, las organizaciones que forman parte de la plataforma creen que es el momento para "construir un futuro más limpio" y aprovechar la salida de la crisis sanitaria por COVID-19 para crear un camino de recuperación verde que permita hacer frente a la emergencia climática, con una "economía resiliente" que no deje atrás a nadie.

    Etiquetas:
    Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, carbón, España, cambio climático, Acuerdo de París
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook