En directo
    España
    URL corto
    Por
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    0 42
    Síguenos en

    La nueva normalidad da paso a la apertura de las discotecas en casi toda España. La distancia social, el gel hidroalcohólico y las listas de registro de entrada marcan la vuelta del ocio nocturno. Noches sin pistas de baile, principal reclamación de los propietarios. Un sector que se enfrenta a pérdidas millonarias.

    Cae la madrugada en España. Se escuchan tacones repiquetear sobre la acera. Risas semiahogadas bajo la tela de la mascarilla. Fantasmas del pasado, entremezclados con el presente, que indican el fin del proceso de desescalada. Y es que el sábado 27 de junio arrancó el primer fin de semana de la nueva normalidad. Fecha de apertura de varias discotecas del país.

    En las calles, vuelve a haber colas en la puerta de los locales. Sin embargo, no tienen nada que ver con las previas a la llegada del coronavirus. Las hileras de personas son escasas y con metros de distancia entre cada asistente. Los aforos reducidos, en algunas comunidades más y en otras menos. En Murcia, Castilla-La Mancha o Navarra llegan al 75%. En la Comunidad Valenciana se quedan en el 33%. En Canarias solo pueden abrir espacios al aire libre.

    Eso sí, siempre hay elementos en común. La lista del registro de entrada para localizar a los clientes y el gel hidroalcohólico son los nuevos compañeros del personal de seguridad, ataviado con mascarilla, otra vieja conocida del estado de alarma. "Las mascarillas este año se van a quedar y seguramente parte del próximo", asegura a Sputnik Mundo Ramón Más, presidente de España de Noche, la federación nacional de empresarios de ocio y espectáculos.

    © Sputnik . Ruptly
    Vuelve el 'beat': la nueva normalidad de las discotecas españolas

    Esta asociación ha presentado un protocolo de actuación, elaborado junto al Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) validado por el Ministerio de Sanidad, para la vuelta del ocio nocturno. Incluye la desinfección exhaustiva de los establecimientos antes y después de cada sesión y también un aumento de la frecuencia de limpieza, sobre todo en las zonas con mayor contacto y donde puedan circular más personas. La taquilla queda protegida por una pantalla y se fomentará el cobro por tarjeta o medios electrónicos. Además, en la fila se establece un sistema de entrada y salida escalonado para evitar las aglomeraciones. En la puerta de la discoteca, el personal mantendrá la distancia con los clientes e intentará que se respeten los dos metros en la cola.

    En el interior del local, se tiene que garantizar la presencia de puntos con geles hidroalcohólicos, cubos de basura con tapa y pedal, la renovación del flujo de aire, el pago con tarjeta y una temperatura entre 23ºC y 26ºC. Por otro lado, se evitará todo lo que se pueda el uso de manivelas y pomos. En la barra, una serie de marcas delimitará la distancia entre personas, que pedirán a camareros protegidos por pantallas y mascarillas y recibirán sus bebidas en vasos desechables o que se puedan desinfectar a 80ºC. En el guardarropa, las prendas y accesorios estarán protegidos por fundas de un solo uso. En el caso de espectáculos, todavía no autorizados por la administración, el DJ o artista tendrá que disponer de su vestuario, maquillaje y peluquería y estará en todo momento solo en la cabina.

    "Es complicado, pero es a lo que la gente se tiene que acostumbrar en estos tiempos", comenta Mas.

    La problemática de la pista de baile

    Establecimientos en los que las terrazas pueden recibir clientes, como en el resto de locales, pero que, hasta la fecha, pierden su símbolo de identidad: las pistas de baile. "Es como decir que vas a una pizzería y no puedes comer pizza o compras una entrada para ir al Liceo y no puedes escuchar ópera", asevera el presidente de España de Noche.

    Según la normativa para el ocio nocturno, dependiente en estos momentos de los gobiernos autonómicos, en ningún territorio se encuentran habilitadas las pistas de baile. De momento, bailar con desconocidos es una reminiscencia del pasado. Ahora, el corazón de las discotecas se ha convertido en salones con mesas y sillas en los que poder tomarse una copa. Solución que no convence al sector. "Lo único que hace es ocupar espacio. Piensa que nos dan un porcentaje de aforo en la sala que, por lo general, se reduce con la colocación de muebles en la pista. Si tienes un 50%, con mesas pasa a ser entre un 25% y un 30%", comenta Mas.

    Según el presidente de España de Noche, el 50% de las discotecas del país permanecen cerradas por este impedimento. Motivo por el que piden que se levante el bloqueo a bailar.

    "Reivindicamos la pista de baile. Queremos bailar y trabajar. En nuestro sector la gente es a lo que va. Es el motivo de la discoteca. Por eso, pedimos que se pueda bailar con mascarilla o con distanciamiento", explica el directivo.

    Es más, la organización de discotecas españolas lanza un protocolo a seguir para la apertura de estas. Habla de establecer la capacidad de la pista de baile de acuerdo con los criterios establecidos en el Código Técnico de Edificación y respetando la distancia de seguridad entre el público. Para respetar la distancia de seguridad, en el suelo se pintarán unas cuadrículas de las que no se puede salir. Si la separación interpersonal no se puede asegurar, será obligatorio el uso de mascarilla.

    Futuro y presente del sector

    A pesar de la negativa actual de las administraciones, hay comunidades que en breves darán la posibilidad de bailar en las discotecas. Es el caso de Galicia, región en la que el 1 de julio el ocio nocturno podrá retomar la actividad. Eso sí, aunque se abran las pistas de baile, la mascarilla será obligatoria y antes de entrar al local los asistentes tendrán que dejar su número de teléfono, ya que en el caso de darse un positivo se pueda rastrear a todo el mundo que acudió esa noche y evitar un rebrote.

    Desde España de Noche, esperan que este paso en la comunidad gallega lo den otras. Según adelantan, en Madrid estarían trabajando en una normativa a favor del permiso de uso de la pista para bailar con la vista puesta en el 6 de julio, día de apertura de las discotecas. En Cataluña, a pesar de las reticencias iniciales, también se barajaría esta posibilidad.

    Permiso que los empresarios del ocio nocturno necesitan para garantizar su supervivencia. "Es un sector que ha sufrido mucho, que lleva más de 100 días cerrados. Este año y el que viene iremos a pérdidas. Volver al panorama de febrero de 2020 será muy complicado. En julio, tenemos que pagar los ERTE, una parte de seguridad social…Además, los costes se van a mantener. Por eso, necesitamos abrir y sin pista de baile es otro tipo de negocio que no nos representa", valora Mas.

    Necesidad que, en ocasiones, se traduce en incumplimiento. El pasado fin de semana la Policía Local de Oviedo tuvo que desalojar una sala en la que se agolpaban 268 personas sin respetar la distancia de seguridad. Antes, cerraron una discoteca que había habilitado una pista de baile para sus 150 clientes. A orillas del Mediterráneo, en Ibiza, los agentes detuvieron una fiesta de cumpleaños privada en el interior de la conocida discoteca Amnesia, donde 130 personas bailaban sin separación ni mascarilla. Misma situación al otro lado del mar, donde la Policía Local de Valencia investiga las aglomeraciones producidas en los pubs de La Marina durante la Noche de San Juan.

    En España, el 50% de los locales de ocio nocturno se arriesga a no volver a abrir según la patronal Spain Nightlife. Futuro incierto en esta nueva normalidad. Fase en la que, de momento, solo podemos mover los pies al ritmo de la música desde un taburete. El perreo se quedó en el mes de marzo.

    Tema:
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    Etiquetas:
    cierre, España, discoteca, coronavirus en España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook