En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 810
    Síguenos en

    La empresa Helios Aragón Exploration S.L. tiene la autorización del Gobierno de Aragón para explorar tres comarcas oscenses en búsqueda de hidrocarburos. La noticia fue publicada en el Boletín de Aragón, sin embargo, la información parece no haber llegado a la zona. El Ayuntamiento de Monzón ya ha solicitado más datos al ejecutivo autonómico.

    A la sombra de los Pirineos, nacen las comarcas oscenses del Somontano, el Cinca Medio y la Litera. Tierras llanas, recortadas por las colinas previas a la cordillera. Lugares donde la agricultura ha hecho suyo el terreno y sus gentes encuentran la riqueza en el cultivo de todo tipo de hortalizas y frutas y en la elaboración del vino. Sin embargo, puede ser que el oro de los lindes orientales de la provincia de Huesca no sea solo de origen vegetal.

    Al menos, así lo cree Helios Aragón Exploration S.L., empresa que ha recibido la autorización del Gobierno de Aragón para realizar prospecciones petrolíferas en suelo oscense. Una sociedad fundada en Madrid en noviembre de 2017 y que un año después pidió los permisos al ente autonómico. Compañía que resulta ser una filial del conglomerado Pan American Energy Group (PAEG), especializado en la exploración y producción de hidrocarburos, que, a su vez, es la marca bajo la que operan a nivel mundial los gigantes British Petroleum y Axion.

    Helios Aragón Exploration S.L., actualmente con un capital de 152.000 euros, invertirá 6.550.000 euros para investigar la presencia de hidrocarburos durante seis años en dos sectores de las comarcas orientales de la provincia de Huesca. Uno se denomina Monzón, un espacio de 51.216 hectáreas, de un tamaño similar a la isla de Ibiza, cuyos vértices se encuentran en las localidades de Altorricón, Estopiñán, Fonz y la propia Monzón. El otro sector recibe el nombre de Barbastro, tiene 38.320 hectáreas, como la isla de La Gomera, y con los vértices en El Grado, Barbastro, Peraltilla y Alquézar.

    En el Boletín Oficial de Aragón del 27 de mayo viene especificado que la empresa tendrá que "realizar una inversión de 3.275.000 euros en cada zona", además de seguir el plan detallado sobre la investigación. Durante los tres primeros años se llevarán a cabo estudios geológicos y geofísicos, en los que se evaluarán los materiales de la superficie, se reinterpretarán datos sísmicos de anteriores operaciones y se buscarán nuevos. Además, se redactarán programas de costes y planificación y una Declaración de Impacto Ambiental. Una vez pasados este periodo, la empresa, con los datos recogidos, podrá abandonar el proyecto o continuar con la perforación de un pozo de prueba.  Eso sí, con una condición: sin técnicas de fracking, prohibidas en Aragón.

    "No se llevará a cabo actuación alguna y/o tipo de estimulación que contemple el empleo de técnicas de fractura hidráulica o 'fracking'", reza el texto del Boletín Oficial de Aragón.

    Un proyecto que debería dar comienzo en los próximos seis meses. Previamente, Helios Aragón Exploration S.L. tendrá que presentar el plan de labores de investigación del primer año. Proceso que repetirá cada mes antes de finalizar el año de vigencia con las tareas previstas para el próximo año y con lo realizado durante los últimos 12 meses. Además, la compañía queda sujeta a la petición de informes por parte de la Dirección General de Energía y Minas.

    Desconocimiento en la zona

    Suena el teléfono en las oficinas de la Cooperativa de Barbastro, una de las diversas asociaciones agrícolas de las comarcas orientales oscenses. María (nombre ficticio) descuelga el aparato. "No tenía ni idea" son sus palabras sobre el inicio este mismo año de la exploración petrolífera en el Somontano. Habla con sus compañeros. Tampoco saben nada.

    Situación que se repite a lo largo de varias llamadas. La sorpresa es la reacción habitual ante una noticia que afecta a una de las zonas de mayor producción agrícola y ganadera de España. Áreas surcadas por el río Cinca y perforadas por los acuíferos de Alcanadre, Guara, el Cinca y la Litera Alta, de los que beben las hectáreas de regadío del Alto Aragón.

    Cereales y frutales, como el melocotonero, son los principales receptores de esta agua, al ser protagonistas de la economía comarcal. Estatus que comparten con los viñedos. Precisamente, en el corazón del sector denominado Barbastro, se encuentran la denominación de origen del Somontano. En la organización vinícola conocen la noticia, pero, por los medios de comunicación. "Oficialmente no nos ha llegado nada de información. Solo tenemos lo que se ha publicado en la prensa", admite la responsable de comunicación de la denominación de origen.

    Asunto del que prefieren no hacer ninguna valoración por la falta de información, aunque creen que esto tendría que pasar por los propietarios de las fincas. "Me imagino que esto tendrán que hablarlo con los propietarios de los viñedos. Pero bueno, a lo mejor luego el proyecto no llega a nada", comentan desde la denominación de origen del Somontano.

    Respuestas que tampoco tienen en los distintos municipios de la zona. A orillas de uno de los embalses que abastece el gigantesco sistema regadío del Alto Aragón, descansa El Grado. Pequeña localidad que no rebasa los 500 habitantes y donde se encuentra uno de los vértices del sector de Barbastro. Una vez más, las palabras de las cooperativas. "No tenemos información al respecto. Nos hemos enterado por la prensa. No sabemos nada", confirman desde el consistorio, previa llamada a la alcaldesa de El Grado, Mari Carmen Obis.

    Demanda de información

    Un mantra no solo repetido en municipios de menor tamaño, sino también en las cabezas comarcales. En Monzón, localidad de más de 17.000 habitantes y capital de la comarca del Cinca Medio, también se maneja poca información sobre el proyecto de Helios Aragón Exploration S.L.

    "A nosotros nos llegó a través del Gobierno de Aragón, que había autorizado la búsqueda de hidrocarburos en el Alto Aragón. Sin embargo, se plantean dudas sobre el cómo, el para qué y el por qué", afirma Vicente Guerrero, portavoz de la plataforma Cambiar Monzón.

    Esta agrupación presentó el pasado jueves 18 de junio una moción para demandar información al Gobierno de Aragón, en concreto a al vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial autonómico, Arturo Aliaga. Una propuesta que fue aprobada por unanimidad. "Para tener una posición sobre el tema hay que tener información", asevera Guerrero.

    Según el texto expuesto por la formación, se demanda información que pueda ser oportuna para los vecinos de la localidad, junto a datos de la empresa que realizará estas prospecciones, que permitan evaluar su capacidad legal, técnica y financiera. Además, se reclama la inclusión de todos los estudios de impacto ambiental necesarios para ejecutar las actividades de exploración.

     "En un momento en el que se habla de descarbonizar la economía y de buscar alternativas sostenibles para el futuro, debemos estar alerta ante proyectos que puedan poner en riesgo el potente tejido productivo agrícola y ganadero de la región", señalan desde Cambia Monzón.

    La intención de la plataforma ciudadana, que cuenta con dos miembros en la corporación municipal de Monzón, es la de conseguir que estas peticiones se generen en todos los consistorios incluidos en los sectores de exploración. "Con los compañeros de Cambiar, tenemos la idea de plantear más mociones por las comarcas afectadas para pedir información", afirma el portavoz de la organización.

    Una región donde la agricultura es vida y el melocotonero es rey. Quién sabe si bajo sus raíces existe una riqueza más allá del fruto de verano. O si vale más. Cuestiones que ni Helios Aragón Exploration S.L. ni el gobierno autonómico pueden responder. El tiempo, impasible en las lejanas cumbres pirenaicas, dirá.

    Etiquetas:
    exploración, Pan American Energy, British Petroleum, España, Aragón, Huesca, hidrocarburos, gas natural, petróleo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook