En directo
    España
    URL corto
    122
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El Gobierno de España aprobó un paquete de medidas de impulso a las energías renovables con el que se pretende atraer inversiones por más de 90.000 millones de euros, según los cálculos del propio Ejecutivo.

    "Se estima que este impulso atraiga inversiones por más de 90.000 millones de euros, generando entre 107.000 y 135.000 empleos netos al año durante la próxima década", reza una nota difundida por el Ministerio de Transición Ecológica.

    Uno de los principales objetivos de este paquete de medidas es corregir las deficiencias del el sistema para vigilar que los permisos de acceso y conexión a la red eléctrica se conceden a proyectos que verdaderamente plantean avances en la generación de energía renovable.

    En la actualidad muchos de esos permisos son acaparados por entidades que no desarrollan proyectos de renovables, sino que los guardan para ser vendidos posteriormente a empresas que sí tienen intención de hacerlo.

    La nota difundida por el propio Gobierno admite que hay "indicios" de que buena parte de los proyectos en la materia carecen de madurez o incluso presentan un importante "componente especulativo".

    De hecho, los datos oficiales cifran en torno a un 60% el volumen de casos en que el titular del permiso de acceso no solicitó igualmente un permiso de conexión, lo que es indiciario de ese componente especulativo.

    A ojos de la Moncloa, esto obstaculiza y encarece la puesta en marcha de los proyectos solventes que, en la próxima década, deben instalar en torno a 60.000 MW de potencia renovable en España, de acuerdo con la planificación del Plan Integrado Nacional de Energía y Clima (PNIEC).

    Este desajuste supone una piedra en el camino para que España cumpla con los compromisos adquiridos para aumentar a un 74% la producción de electricidad renovable en 2030 y alcanzar el 100% antes de 2050.

    Para intentar corregir los desajustes, el paquete de medidas aprobado este 23 de junio obliga a los proyectos de renovables a acreditar avances o, de lo contrario, los permisos serán retirados.

    Con esto, el Gobierno pretende no solamente librarse de los titulares que no utilizan los permisos, sino también atraer nuevas inversiones.

    Además, el paquete de medidas aprobado del Gobierno también:

    • modifica el sistema de subastas para la ordenación de renovables;
    • prevé planes de impulso económico a nuevos modelos de negocio claves en la transición energética —como el almacenamiento—;
    • declara como infraestructuras de utilidad pública los puntos de recarga de alta capacidad para vehículos eléctricos.

    Impulso económico

    Según explicó la vicepresidenta cuarta del Gobierno, Teresa Ribero —encargada del área de Transición Ecológica— se trata de "una batería de medidas con la intención de activar desde ya un despliegue masivo de renovables para que actúen como fuerza motriz en la recuperación económica".

    Desde hace semanas Teresa Ribero se encuentra poniendo en marcha distintos proyectos que, a su modo de ver, pueden situar a la transición ecológica como una vía de recuperación para la economía española tras la crisis del COVID-19.

    En una rueda de prensa ofrecida este 23 de junio, Ribero recordó que la cadena de valor en el sector de las renovables está "consolidada" en España, un país "capaz de fabricar casi la totalidad de los elementos de un aerogenerador o el 65% de los componentes necesarios para una instalación solar".

    "Hablamos por lo tanto también de industria y de empleo, no solo de energía", añadió Ribera, que ve en la transición ecológica la oportunidad para abordar una "nueva revolución industrial" a la que España "no se puede permitir renunciar".
    Etiquetas:
    atracción, medidas, energías renovables, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook