En directo
    España
    URL corto
    Por
    122
    Síguenos en

    El forense que culpabiliza al Gobierno español por haber permitido la manifestación el Día de la Mujer y, por ende, la expansión del coronavirus, es un Legionario de Cristo, una orden religiosa manchada por la pederastia.

    La jueza Rodríguez-Medel está investigando si el Gobierno español obvió las recomendaciones de prevención de COVID-19 para continuar adelante con la celebración multitudinaria del 8-M (Día Internacional de la Mujer) y si el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, realizó un delito de prevaricación al permitir dicha manifestación el pasado 8 de marzo.

    Al menos dos informes presentados a la jueza que investiga el caso, están escritos por un médico forense llamado Julio Lorenzo Rego. El autor del documento se define en su página web como "médico forense y médico psicoterapeuta con más de treinta años de intenso ejercicio profesional", sin mencionar en ningún momento experiencia en epidemiología.

    Además, es conferenciante habitual de los Legionarios de Cristo, movimiento perteneciente a Regnun Christi, congregación católica ultraconservadora fundada por el cura Marcial Maciel, acusado por la propia Congregación de pederastia y abusos sexuales, entre otros.  Por si esto fuera poco, Lorenzo Rego es hermano de Elena Lorenzo Rego, la terapeuta que fue multada con 20.001 euros por la Comunidad de Madrid por sus cursos para curar la homosexualidad.

    Qué dice el último informe

    En el último documento presentado ante la jueza el 8 de junio y al que ha tenido acceso Europa Press, asegura que la "hecatombe en España" que ha devenido en la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus "se veía venir" desde semanas antes del 8 de marzo y que tanto el ministro de Sanidad, Salvador Illa, como el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, conocían la situación.

    Por otro lado, a lo largo de todo el escrito reafirma las cuatro conclusiones del informe preliminar del 19 de abril, donde se culpabiliza al Gobierno español por permitir los actos multitudinarios. Sin embargo, según afirma el periodista Antonio Maestre en su blog, hubo un evento que al forense no le agradó que el Ejecutivo aplazara, cuando estaba prevista su celebración el 14 de marzo, mismo día que se decretó estado de alarma en España. Se trataba de la V edición de la Carrera Cívico Militar Cuna de la Legión, una competición que organiza conjuntamente la Legión y la Ciudad Autónoma de Ceuta.

    "Pese a que el ministerio aconsejó su aplazamiento y finalmente se aplazó, el forense pone objeciones a que finalmente se aplazara", sostiene Maestre en su blog de la Sexta.

    ¿Archivar la causa?

    Recientemente la Abogacía del Estado y la Fiscalía solicitaron a la jueza Carmen Rodríguez-Medel que archivara la causa abierta contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por permitir las manifestaciones durante el 8-M en la capital.

    La jueza rechazó el martes 9 de junio la petición y mantiene la declaración de Franco tal y como estaba previsto para el próximo miércoles 10. Franco comparecerá ese día como imputado por un presunto delito de prevaricación administrativa ante la jueza y, a continuación, le seguirán los tres testigos llamados también a declarar: el secretario general de la Delegación del Gobierno, Fernando Talavera; el jefe de gabinete del delegado, Luis María Sanz; y el director de la Unidad de Seguridad Ciudadana, José Luis Correas.

    Etiquetas:
    Madrid, 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, Dios, religión, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook