En directo
    España
    URL corto
    0 03
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — La Fiscalía de Madrid solicitó archivar la causa por posibles responsabilidades penales de autoridades del Gobierno por permitir las protestas feministas del 8 de marzo, en vísperas del estallido de la crisis sanitaria del COVID-19.

    El Ministerio Fiscal emitió un comunicado anunciando la presentación de un recurso contra el auto en el que la jueza instructora de la causa admitió una denuncia contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, para imputarle por un presunto delito de prevaricación.

    La causa descansa sobre la premisa de que el Gobierno autorizó las marchas —en las que participaron más de 120.000 personas— por intereses políticos, pese a conocer que suponían un riesgo sanitario en un momento en que España ya contaba con 600 casos de COVID-19 y una veintena de fallecidos.

    La instrucción se centra de forma concreta en las marchas feministas pese a que ese mismo fin de semana se celebraron en Madrid otros actos multitudinarios, como partidos de fútbol e incluso un congreso del partido ultraderechista Vox que reunió a unas 10.000 personas.

    En el recurso presentado este lunes 8 de junio, la Fiscalía argumenta que la delegación del Gobierno no tiene competencias en materia sanitaria, por lo que no resulta razonable pedirle suspender una manifestación por ese motivo.

    El texto subraya que no hay constancia de que Franco recibiera órdenes del Gobierno para prohibirla, por lo que "no realizó actuación ni omisión que vulnere el ordenamiento jurídico".

    Además, la Fiscalía tacha de "inverosímil" pretender que la actuación del delegado del Gobierno respecto a las manifestaciones del 8-M podría haber contenido la crisis sanitaria.

    "La declaración por la OMS del COVID-19 como pandemia se produce el 11 de marzo de 2020. Con tal escenario, nacional e internacional, pretender que el investigado conocía que con una actuación diferente a la realizada (para la que, como hemos dicho, no estaba obligado ni legitimado) habría podido evitar la muerte de miles de personas y el contagio exponencial de la enfermedad resulta prácticamente inverosímil", señala el recurso.

    Más allá del resultado judicial que acabe teniendo esta causa, su mera existencia provocó un terremoto político en España.

    La investigación sobre el 8-M se encuentra en el centro de las polémicas que llevaron al Ministro de Interior a cesar a varios altos cargos de la Guardia Civil por remitir a la jueza instructora informes en los que se acusa al Gobierno de permitir las marchas en contra de criterios sanitarios.

    Esto, a su vez, fue respondido desde el cuerpo con la dimisión de otros altos cargos, lo que derivó en una remodelación exprés de la cúpula de la Guardia Civil a cuenta de la polémica por el 8-M.

    Etiquetas:
    Fiscalía de Madrid, España, Madrid
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook