En directo
    España
    URL corto
    Por
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    0 50
    Síguenos en

    La Junta de Andalucía presenta el plan Playas Seguras para generar 3.000 puestos de trabajo como auxiliar de playa por 1.900 euros netos. Muchos dudan que la promesa sea realizable y hay poca transparencia sobre quién será contratado a poco del inicio de la temporada. Mientras, las reservas vacacionales siguen creciendo.

    El maridaje es catastrófico: pandemia y paro han fraguado la mayor crisis conocida para el sector turístico de España. Al sur de la península Ibérica, esta conjunción en el sector turístico, que representa casi un 13% del PIB nacional, es fatal.

    Eso sí, los datos de la EPA de mayo han traído algo de alivio a los andaluces, la región es la que mejor evolución del paro registra en España, con más de 9.200 nuevos empleos. El popular Juanma Moreno, presidente de la Junta, destacaba a Andalucía como "marca segura", a pesar de que el "estado de alarma pasa factura", mencionaba en Twitter, sin apuntar a la pandemia, en una nueva puntilla a Moncloa.

    No obstante, la cifra de desempleados sigue rondando la losa del millón, encabezando la región el paro nacional, con más del 25% del total. Y la inactividad turística, tiene un peso fundamental, como se refleja en las cifras. La provincia de Málaga, por ejemplo, con la Costa del Sol como principal motor laboral, es donde más creció el paro con respecto a mayo del año pasado, con un incremento del 35,27%, casi 50 mil parados más.

    Apostar por asegurar la temporada turística, parece ahora la baza más inmediata para paliar la sangría socioeconómica. De hecho, según datos de XML Travelgate, plataforma que analiza reservas y buscadores de 300 webs hoteleras y 15 páginas de vuelos, Andalucía es la región del mundo más demandada, por encima de Florida y las Islas Canarias: el turismo vuelve a ser la única tabla de salvación para miles de parados.

    Antes del 15 de junio y 1900 euros de salario neto

    En este clima de empleo precario y falta de oportunidades, la buena nueva del gobierno llega como brisa fresca. El presidente anunció la creación de un ejército de 3 mil empleados de la Junta de Andalucía. Por un salario neto de 1.900 euros al mes, se encargarán de vigilar, en los más de mil kilómetros de litoral andaluz, el cumplimiento de las medidas sanitarias y la distancia de seguridad y el control de acceso y aforo de las playas.

    El Consejero de Presidencia y Administración Pública, Elias Bendodo, ligaba esta medida junto a una inversión de 10 millones en infraestructuras en playas, a la creación de empleo para los miles de trabajadores temporales que en temporada alta vivían del turismo. La distribución física de estos auxiliares de playa se hará cada 200 metros en litoral urbano, cada 500 en semiurbano y cada mil metros en las playas naturales.

    Pero la creación de estos 3 mil puestos de trabajo tiene su contradiscurso, que no solo pone en tela de juicio que los auxiliares de playa estén disponibles el próximo 15 de junio, sino que duda de la legitimidad de esta medida. "Nosotros nos hemos enterado de esta medida por medios de comunicación, formalmente no hemos sido informados de nada", denuncia el secretario de Acción Sindical de CCOO-Andalucía, Fernando del Marco, "estamos ante medidas de mera propaganda, ellos saben que es mentira y que no se podrá hacer como anuncian".

    El sindicato señala concretamente a las principales condiciones que expuso el presidente andaluz y posteriormente el Consejo de Gobierno de la comunidad autónoma, el salario de 1900 euros y la contratación procedente de la Bolsa Única Común de Andalucía.

    Esta Bolsa se puso en marcha a finales del 2019 para integrar en un mismo sistema a todos los candidatos que quisieran trabajar para la administración temporalmente, mediante un baremo único, cumpliendo, según fuentes de la Junta con "los criterios de igualdad, mérito y capacidad, dando las mismas oportunidades a todos los ciudadanos andaluces". Pero esta bolsa, tras un aluvión de más de 564 mil solicitudes para más de 40 categorías profesionales se cerró el pasado 7 de febrero, con lo cual, los candidatos a estos puestos, ideados recientemente, ni siquiera se planteaban ser los vigilantes de la playa.

    "Es absurdo porque la bolsa única ni siquiera está aún baremada, no hay un orden de admitidos o excluidos, solo hay más de medio millón de solicitantes, pero no están regulados como exige la Ley de Contratación Pública", explica Del Marco, que analiza la imposibilidad de cumplir los plazos legales y la contratación para el 15 de junio, cuando empieza la temporada alta en las playas andaluzas, "es imprevisible que se contrate de esta bolsa, si no hay baremos no existe tal bolsa, por eso mienten, pero en esta circunstancia de particular necesidad, han jugado con esas expectativas". Lo cierto es que son muchos los comentarios y consultas en redes sociales que preguntan cómo poder entrar en la famosa bolsa única.

    ​Del Marco apunta a una "desinformación interesada porque quieren vender la bolsa única" y denuncia la incoherencia económica. Aunque fuentes de la Junta confirman a Sputnik el salario de 1.900 euros netos, que incluye prorrateo de pagas extra, trabajo en festivos y fines de semana según la categoría del grupo V como auxiliar de seguridad del Convenio laboral, los cálculos del sindicato CCOO difieren de las cifras sustancialmente, "hay que tirar de conceptos que entran con calzador como turnicidad o la cumplimentación de todos los domingos, para poder llegar a esa cifra que en cualquier caso, según nuestros cálculos, sería bruta y no neta".

    Los ayuntamientos quieren decidir

    "La situación de los alquileres en zona de costa son prohibitivos, no te cuento Ibiza, Mallorca o Málaga. En pueblos pequeños, el alquiler al mes tranquilamente es de 1500 euros en verano", cuenta Aida M. Llamas, interina que no puede, según los requisitos actuales, acceder a la bolsa de los auxiliares de playa.

    "La contratación debería ser de los ayuntamientos costeros para la población que ya vive allí. Solucionaría la falta de empleo en zonas que viven casi en exclusiva del turismo y no provocaría más problemas que soluciones".

    La suya es una opinión muy generalizada. También hay dudas sobre las competencias de estas contrataciones. Si bien no se ha usado al Servicio Andaluz de Empleo para llevar a cabo este ambicioso proyecto, por el momento, tampoco se ha contado con los servicios de empleo o asistencia social de los 61 Ayuntamientos costeros andaluces.

    Algunos municipios de la costa andaluza exigen transparencia y poder decidir los beneficiarios de esos contratos de trabajo.

    Los ayuntamientos de la oposición andaluza, no quieren permitir que el gobierno de PP y Ciudadanos se apunten un tanto contra el principal mal que padece la región, el paro. Una mayoría de ellos, bajo las siglas del PSOE, son críticos también con la medida. Desde Málaga, el secretario general José Luis Ruiz Espejo, ponía voz a los municipios socialistas denunciando que "abren las playas y ni están los vigilantes ni están los fondos que los ayuntamientos necesitan".

    En la costa atlántica, por ejemplo, también la socialista Aurora Águedo, alcaldesa de Punta Umbría, que recibirá según los cálculos de la Junta unos 88 auxiliares, compartía su satisfacción por la medida, pero espera "que si fuera posible, estas personas fueran de los propios municipios a los que van a trabajar, ya que así reducirán el paro turístico que padecemos."

    Más escorados, desde el Foro de Alcaldías de IU Andalucía, denunciaban lo que consideran un "ataque a la autonomía local", el portavoz Juan Manuel del Valle recalca que "debemos ser los ayuntamientos los que planifiquemos los proyectos a los que destinar los recursos que debe poner sobre la mesa la Junta de Andalucía, con competencias en materia de empleo".

    Mientras deciden quién se apunta el tanto y quien entrega al desesperado desempleado el soñado puesto de vigilante de la playa por un salario digno, las playas siguen sin bañistas, a la espera de que los turistas nacionales las inunden para ofrecer, al menos hasta el otoño, una oportunidad laboral a 3 mil andaluces.

    Tema:
    Toda España avanza en el proceso de desconfinamiento (185)
    Etiquetas:
    playa, Andalucía, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook